menu
search
Recetas Pan | ingredientes | harina

Simit: la receta sencilla y rápida para lograr un pan delicioso y único

El simit es un pan turco que se hace con ingredientes sencillos, como harina y levadura, pero que tiene un llamativo proceso de horneado.

El simit es un pan tradicional turco que destaca por su forma de anillo y su cubierta de semillas de sésamo, ofreciendo un sabor único y una textura crujiente por fuera pero suave por dentro. Este pan es ampliamente consumido en Turquía y en otras partes del Medio Oriente, considerado una delicia tanto para el desayuno como para acompañar comidas.

LEER MÁS ► Pan de pita en sartén: la receta rápida y económica para preparar con pocos ingredientes

Preparado con ingredientes simples como harina de trigo, agua, levadura, azúcar y sal, el simit se distingue por su proceso de horneado especial que le confiere su característica forma y su apetitosa cobertura de semillas de sésamo. Su sabor es una combinación equilibrada entre la suavidad de la masa y el toque crujiente de las semillas.

El paso a paso para hacer pan simit en casa

El simit se sirve tradicionalmente acompañado de queso, mermelada o se consume solo como tentempié. Su versatilidad y su historia cultural lo convierten en una elección popular entre quienes buscan experimentar con nuevos sabores y tradiciones culinarias. Aprendé a hacerlo con la receta que te compartiremos a continuación.

simit .png
El simit es un pan turco que se hace con ingredientes sencillos, como harina y levadura, pero que tiene un llamativo proceso de horneado.

El simit es un pan turco que se hace con ingredientes sencillos, como harina y levadura, pero que tiene un llamativo proceso de horneado.

Ingredientes:

  • 500 g de harina de trigo (aproximadamente 3 ½ tazas)
  • 10 g de levadura seca activa (1 sobre)
  • 250 ml de agua tibia (1 taza)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 ml de aceite de girasol (¼ taza)
  • Semillas de sésamo (opcional)

Preparación:

  • En un bol pequeño, disuelve la levadura en el agua tibia. Añade una cucharadita de azúcar y mezcla bien. Deja reposar durante unos 10 minutos o hasta que la mezcla se vea espumosa.
  • En un bol grande, tamiza la harina y añade la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura activada y el aceite de girasol. Mezcla bien hasta formar una masa homogénea y suave.
  • Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada y amasa durante unos 10-15 minutos, hasta que la masa esté elástica y suave. Agrega un poco más de harina si es necesario para evitar que se pegue.
  • Coloca la masa en un bol ligeramente engrasado, cúbrelo con un paño limpio y déjalo reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.
  • Divida la masa en porciones del tamaño de una pelota de golf. Toma cada porción y forma una cuerda larga y delgada de aproximadamente 40-50 cm de largo. Une los extremos de la cuerda para formar un círculo y luego retuerce los extremos juntos dos veces.
  • Precalienta el horno a 200°C. En un plato hondo, vierte un poco de agua y en otro plato coloca las semillas de sésamo. Sumerge cada simit primero en el agua y luego en las semillas de sésamo, asegurándote de cubrirlos bien.
  • Coloca los simit en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Hornea en el horno precalentado durante 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y cocidos por dentro.
  • Deja enfriar ligeramente los simit en una rejilla antes de servir. Disfrútalos solos o acompañados de queso, mermelada o tu elección de acompañamiento.
Embed - Receta de simit / Simit, pan turco de sésamo con queso