domingo 5 de julio de 2020
Policiales | juicio | Asesinato | Provincia de Santa Fe

Tras un juicio abreviado, condenaron a 16 años de cárcel al autor del crimen de Lucas Pirovano

Se trata de Brian Orlando Benítez, quien confesó el crimen y aceptó la pena impuesta tras un acuerdo cerrado entre su abogado y la Fiscalía. El caso no llegó a juicio porque nadie se animó a declarar en el debate.

La Justicia provincial condenó este martes al autor del asesinato de Lucas Pirovano, un docente que daba clases en el Programa Nueva Oportunidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe. La resolución estuvo a cargo de un tribunal conformado por los jueces Rosana Carrara (presidente), Sergio Carraro y Jorge Patrizi, quienes homologaron el juicio abreviado que fue cerrado entre las partes la semana pasada.

El fallo del tribunal impuso una pena de 16 años de prisión para el único detenido que tuvo el caso. Se trata de Brian Orlando Benítez (25), quien luego de un acuerdo entre su abogado particular, Daniel Rocca y el fiscal Martín Torres, asumió haber asesinado a Pirovano (con el cual compartía el programa gubernamental) con un elemento contundente el 24 de agosto del 2019, en Pasaje Braile, al 4800 del barrio Santa Rosa de Lima.

Lucas Pirovano audiencia juicio abreviado.jpg
El imputado asistió de manera remota el juicio abreviado.

El imputado asistió de manera remota el juicio abreviado.

La condena declaró a Benítez autor penalmente responsable del delito de "homicidio" ya que si bien desde la Fiscalía se buscó en un primer momento intentar acreditar que existió una posible alevosía contra la víctima (el factor sorpresa) con el correr de la pesquisa se desistió de impulsar tal calificación para ir a un juicio.

"Fue imputado inicialmente así, hubo un cambio de calificación por varios motivos que fueron invocados en audiencia pero en miras a un juicio entendemos también que con la calificación de la agravante -la de alovosía- era algo difícil de poder acreditar", explicó en su momento el fiscal Torres a Aire Digital.

El caso en cuestión ocurrió luego de que la víctima compartió con su asesino una noche de ocio. Cerca de las 9 de la mañana de aquel día, Benítez golpeó salvajemente a Pirovano y posteriormente le sustrajo una serie de elementos. Seguidamente continuó golpeándolo hasta dejar a la víctima inconsciente. De hecho, intentó trasladar el cuerpo hasta otro lugar del barrio pero luego desistió.

Leer más Caso Lucas Pirovano: el imputado confesó el crimen y aceptó 16 años de condena

Pirovano fue trasladado esa misma mañana hasta el hospital José María Cullen donde permaneció internado hasta el 29 de agosto, fecha en la que su cuerpo no soportó más y falleció en el efector provincial. Dos meses después, Benítez se entregó a la Policía de Investigaciones (actualmente Agencia de Investigación Criminal) y quedó a disposición de la Justicia luego de haber permanecido prófugo.

Si bien la pesquisa judicial, coordinada por el fiscal Torres, logró determinar desde un principio quién fue el autor del crimen, a lo largo de la investigación los testigos claves del caso se mantuvieron reticentes a la Justicia. Inclusive, varios de ellos tuvieron que ser buscados por personal policial para que presten declaración en sede judicial.

Tal situación, complicó el transcurso de la investigación en miras al futuro del juicio por lo que la Fiscalía, con el consentimiento (y resignación) de la familia de la víctima), acordó una condena con la defensa de 16 años.