lunes 10 de agosto de 2020
Política | salarios | Santa Fe | Coronavirus

Nación emite para las provincias y aleja por ahora el fantasma de las cuasimonedas

La presión de gobernadores hizo efecto. Los $120.000 millones irán llegando por tandas y el grueso de las primeras partidas sale del fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Santa Fe recibirá el 8,2% de estos fondos.

El auxilio financiero de 120.000 millones de pesos que el presidente les anunció el martes a los gobernadores les trae alivio en lo inmediato y aleja, por el momento, la posibilidad de que las provincias se lancen a emitir cuasimonedas para compensar la caída de ingresos por la pandemia del coronavirus.

Al menos la mitad de esos recursos se repartirán entre las provincias de acuerdo a los coeficientes de coparticipación. Es decir que Santa Fe recibirá el 8,2%. La otra mitad se distribuirá con otros criterios referidos al impacto de la pandemia, que genera necesidades distintas según las jurisdicciones.

El dinero irá llegando por tandas. Los primeros 20.000 millones ya están encaminados administrativamente y desde la semana próxima ocurrirá lo propio son otras dos entregas por cifras similares. El grueso de estas primeras partidas sale del fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

Leer más ► Efecto coronavirus: economistas alertan una dura recesión para este año

El salvavidas o la cuasimoneda

El anuncio presidencial es una respuesta directa e inmediata a las presiones de los gobernadores. La abrupta caída de los ingresos –tanto por recaudación propia como por coparticipación nacional–, sumada al incremento de gastos para atender la pandemia, movilizó a los gobernadores a reclamar que Nación les garantizase un piso de ingresos.

Leer más ► Fernández: "Vamos a hacer todo lo posible para que las empresas se mantengan en pie para el día después"

En realidad a la Nación también se le están derrumbando los ingresos y se le disparan los gastos, pero es la que tiene la potestad de emitir moneda, y está emitiendo para atender la pandemia y mantener las funciones básicas del Estado.

El anuncio presidencial es una respuesta directa e inmediata a las presiones de los gobernadores.

El pedido de los gobernadores fue que ese plan de emisión contenga a las provincias. De lo contrario, ya lo habían dicho Córdoba y Santa Fe entre otras, el camino sería que cada una emitiera por su cuenta, ya no moneda nacional que es una facultad constitucional delegada en el gobierno federal, sino cuasimonedas. Por el momento, ese escenario está despejado.

Un horizonte para la incertidumbre

El salvavidas financiero que envía el presidente tiene la virtud de redibujar una línea de horizonte que en las últimas tres semanas los gobernadores vieron esfumarse. Cuando le preguntaron al ministro de Economía de Córdoba, Osvaldo Giordano, si estaba asegurado el pago de sueldos, respondió así: “Hay tal incertidumbre que no se pueden descartar los problemas. La velocidad con la que están cayendo los ingresos es muy grande, no la podemos dimensionar en función de que son pocos días de abril como para poder medirlo, y marzo fue un mes muy malo. La provincia de Córdoba, respecto a un marzo normal, recaudó casi un cuarto menos de ingresos”.

Leer más ► La Nación asiste a los sectores vulnerables de Santa Fe con más de 6200 millones de pesos

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti lo expresó el viernes pasado: "Aquí hay una instancia de emisión monetaria que debe ayudar a las provincias, si esa emisión no se puede garantizar, puede ocurrir lo que ocurrió en 2001, cuando se implementaron las cuasimonedas". “Es una alternativa interesante”, la dejó picando. El amague le valió el reproche de Amsafe y la Federación de Trabajadores Municipales, entre otros gremios, que saben que los salarios de los empleados públicos es la principal vía de inyección de esos papeles al mercado, y que a la vez conllevan una pérdida de poder adquisitivo porque el valor nominal no es el real a la hora de comprar.

Las cuasimonedas son el plan B de los gobernadores si Nación no hace lo que está haciendo con la asistencia financiera.

Seguramente, lo último que quiere Perotti es emitir una cuasimoneda, pero como gobernador tiene que disponer de alternativas para cada escenario posible. Y las cuasimonedas son el plan B de los gobernadores si Nación no hace lo que está haciendo con la asistencia financiera.

¿Baja o no baja?

En los próximos días el gobernador y el ministro de Economía santafesino, Walter Agosto, deberán definir si parte del auxilio nacional baja a los municipios y, en ese caso, bajo qué criterio.

Consultado sobre el tema el secretario de Municipios y Comunas José Luis Freyre, explicó que en escenarios particulares como el actual, repartir de acuerdo a los coeficientes de coparticipación podría generar algunas desigualdades.

Leer más ► Festram pide a la Provincia que auxilie a los municipios para poder pagar los salarios

Aludió al criterio aplicado para la reciente ley que creó el fondo especial de 15.000 millones para enfrentar la pandemia: “En ese caso se fijó un criterio que combina población + necesidades básicas insatisfechas + una evaluación de riesgo que fija el Ministerio de Salud”.

Los municipios y comunas son el eslabón más débil de la crisis financiera derivada de la pandemia. El ejemplo más crudo es el testimonio de la intendenta de Santo Tomé, cuando dijo que apenas llegó a pagar el 40% de los sueldos municipales, pero con el detalle de que para eso había dejado el Tesoro municipal en cero, literal.

Los municipios y comunas son el eslabón más débil de la crisis financiera derivada de la pandemia

Como Santo Tomé, hubo otras tres localidades que no pudieron abonar la totalidad de los salarios y decenas que lo hicieron con descubierto de bancos y otros problemas. Para el secretario Freyre a principios de mayo será el peor escenario, cuando llegue el momento de cancelar los salarios de un abril transcurrido de punta a punta bajo medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Leer más ► Santo Tomé: la intendenta Qüesta admitió que sólo puede pagar el 40% de los sueldos

El fantasma de las cuasimonedas

El informe de la consultora P&G, que encabezan Gonzalo Saglione y Pablo Olivares, uno y dos de Economía en el anterior gobierno provincial, lo planteó en estos términos: “…Es natural que todo gobernante –y dirigente político al fin– anticipe el escenario que devendrá a partir de la necesidad de procurar recursos que monopoliza un gobierno nacional y distribuye discrecionalmente”.

“Es en este tablero donde aparece la figura de las cuasimonedas como un significado instrumental–político. Como una amenaza velada o posibilidad latente que opera como una señal hacia los demás, de que si no se tienen en cuenta sus intereses puede recurrir a tal medida. Un recurso táctico para forzar una negociación”, sostiene el documento “Cuasimonedas, coronavirus y federalismo”.

“La aparición de cuasimonedas sería el resultado trágico de una falla en la coordinación política en un marco de federalismo fiscal, entendiéndose la emisión de cuasimonedas no como una salida forzosa sino como la ruptura de reglas y el fracaso de la política para articular un federalismo fiscal siempre inestable”, concluye.

Dejá tu comentario