martes 7 de julio de 2020
Ocio | Receta | Dulce de leche |

Berlinesas al horno: una receta dulce para disfrutar en la merienda

La berlinesa es una de las masas dulces preferidas por todos. Se puede rellenar con distintos dulces o bien, comer sola y disfrutar de una gran merienda.

A la hora de una factura dulce, la berlinesa es una de las más elegidas. Su receta lleva pocos ingredientes y en pocos pasos se puede obtener un resultado exquisito. A diferencia de la tradicional cocción, también se pueden hacer al horno y quedan con el mismo sabor.

La berlinesa también es conocida como bola de fraile o bola de Berlín. Cualquiera sea su nombre, siempre hace referencia a la forma esférica de la masa que puede cocinarse de manera frita o al horno.

Dado que se trata de una masa dulce, suave y esponjosa, suele rellenarse con dulce de leche. Sin embargo, también se puede hacer con crema pastelera o cualquier dulce de preferencia dado que la combinación siempre resulta deliciosa.

Ingredientes

Para la fermentación de levadura

20 gramos de levadura fresca

1/4 de vaso de agua (50 cc)

100 gramos de harina común

Masa

40 gramos de azúcar

90 gramos de manteca

2 yemas de huevo

3 huevos enteros

450 gramos de harina

3/4 de vaso de leche (150 cc)

chips de chocolate y un huevo para pintar

Preparación

Para preparar la fermentación de la levadura, debe disolverse la misma en agua y agregarle harina. Luego, mezclar bien hasta que aumente su tamaño.

Por otra parte, usar un bol y allí incorporar la manteca con el azúcar, los huevos y las yemas. Mezclar bien hasta unificar todo.

Una vez que dichos ingredientes se incorporaron, agregarle leche, harina y la levadura fermentada, es decir, con su tamaño ya aumentado. En caso de que la masa se pegue, agregar más harina.

Luego de integrar todos los ingredientes, tapar el bol con un repasador y dejar que aumente hasta el doble de su volúmen. Es decir, durante el plazo de una hora aproximadamente.

Tras el periodo mencionado, se debe desgasificar la masa. Para ello, colocarla en una mesa enharinada y amasarla de manera suave para sacarle el aire y regresarla a su tamaño original.

Formar bollos de 40 gramos y en algunos, introducir las pepas de chocolate en su interior. Luego, colocarlos en una bandeja con papel vegetal o enmantecada y dejar levar nuevamente. Pintar con huevo y espolvorear con azúcar.

Llevar a horno y cocinar durante 7 o 12 minutos a una temperatura de 150 grados. Una vez listos, dejar enfriar y rellenar con el dulce que se desee.

FUENTE: La cien.