lunes 21 de junio de 2021
Política | Rosario | Armando Traferri | mpa

Advierten al Senado y al Colegio de Abogados por la desafiante postura de Traferri ante el Poder Judicial

A través de notas presentadas a la Presidencia de la Cámara de Senadores y al tribunal de Ética del Colegio de Abogados de la 2ª Circunscripción, la fiscal regional interina de Rosario, María Eugenia Iribarren advirtió sobre los términos descalificantes que usó el senador Armando Traferri hacia la funcionaria del MPA que archivó la denuncia que el legislador impulsó contra los fiscales Edery y Schappa Pietra.

La fiscal regional interina de Rosario, María Eugenia Iribarren, notificó al Senado provincial y al tribunal de Ética del Colegio de Abogados de la 2ª Circunscripción, sobre los términos descalificantes y fuera de lugar que utilizó el senador del departamento San Lorenzo, Armando Traferri hacia la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que archivó la denuncia que el legislador había impulsado contra los fiscales que pretenden llevarlo a una audiencia imputativa por sus supuestos vínculos con personas acusadas de integrar una red de juego clandestino en Santa Fe.

Los exabruptos y términos impropios considerados descalificantes figuran en un escrito que el abogado defensor, José Luis Vázquez, presentó ante Iribarren para quejarse de la decisión que tomó la fiscal Valeria Haurigoth, que desestimó la denuncia de Traferri contra los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matias Edery de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

Leer más ► Los audios que vinculan a Traferri con el líder del juego clandestino desde 2017

La fiscal Haurigot consideró razonable desestimar la pretensión de Traferri hasta tanto se resuelva si puede o no ser sometido a un proceso penal, discusión que promete otros capítulos en la segunda instancia penal y donde Traferri ya adelantó que no participará por considerarse ajeno al proceso judicial.

matías edery luis schiappa pietra.jpg
La fiscal Valeria Haurigoth desestimó la denuncia de Traferri contra los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matias Edery (foto) de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

La fiscal Valeria Haurigoth desestimó la denuncia de Traferri contra los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matias Edery (foto) de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

Esa controversia quedó en manos del juez de la Cámara Penal José Luis Mascali, que abrió el recurso de apelación interpuesto por Edery y Schiappa Pietra tras el rechazo de una jueza de primera instancia para que declare inconstitucional el artículo 27 del del Código Procesal Penal (CPP) que impide imputar a legisladores en funciones.

En su momento, los fiscales indicaron que poseen indicios verosímiles para imputarle los delitos al senador y que “constituyen en principio asociación ilícita en carácter de organizador, cohecho, negociaciones incompatibles con la función pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Como publicó Aire Digital, Traferri ya adelantó que no participará de ninguna audiencia porque no es parte del proceso. Y en su contestación a Mascali dejó en evidencia una postura que, en el seno del Poder Judicial y del MPA fue considerada cuando menos “desafiante, y alejada del respeto por la independencia de las instituciones de la República”, en este caso el Poder Judicial, indicaron voceros con acceso al legajo.

En esa instancia Traferri hace consideraciones terminantes respecto a su mención en la causa por juego ilegal. “Mi destacada y actual estupefacción se justifica por cuanto creí haber brindado suficientes y razonables motivos en aquella primigenia contestación dirigida por escrito al magistrado Leiva (Juan Carlos) en orden a patentizar mi absoluta, definitiva e invariable ajenidad en las actuaciones mencionadas. Nada tengo que ver ni tendré con este trámite”.

Y en otro tramo de su descargo, asegura: “mi situación nada tiene que ver ni lo tendrá con una calidad de imputado. Ésta clara y evidente realidad legal, debe ser atendida y sobre todo respetada”. Más allá de ejercer legítimo derecho a defensa, Traferri arriesga, confirma, y adelanta que no será parte del proceso, cuando se desprende que esa decisión no le corresponde, sino que en todo caso será definición que corresponde al Poder Judicial. Eso fue leído como una altiva postura, sobre todo por el rol que ocupa en la cámara alta.

Leer más ► Traferri denunció a los fiscales Edery y Schiappa Pietra ante la comisión de Acuerdos de la Legislatura

Cuando en medio de un tembladeral político institucional el año pasado los fiscales intentaron imputar a Traferri, por amplia mayoría el Senado rechazó el pedido para quitarle la inmunidad, bajo el argumento de que los funcionarios del MPA no habían presentado pruebas suficientes. Por eso la discusión jurídica escaló a la segunda instancia penal.

Según declararon públicamente los fiscales de la pesquisa por juego clandestino que en 2020 sacó a la luz la asociación ilícita que pagaba coimas para obtener cobertura judicial, habría elementos al menos para poner a consideración judicial alguna conducta puntual de Traferri en contacto con actores importantes del proceso.

Cabe recordar, que están imputados el empresario “arrepentido” Leonardo Peiti y los ex fiscales rosarinos Patricio Serjal y Gustavo Ponce Asahad, acusados de brindarles protección a garitos que, según el MPA, funcionaban bajo control de Peiti en Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Rafaela con posibles ramificaciones en otras localidades.

Legislatura 2.jpg
Armando Traferri, con un poder subyacente, se desempeña como miembro de la comisión de Acuerdos de la Asamblea Legislativa y de la Comisión de Peticiones, Reglamento y Juicio Político.

Armando Traferri, con un poder subyacente, se desempeña como miembro de la comisión de Acuerdos de la Asamblea Legislativa y de la Comisión de Peticiones, Reglamento y Juicio Político.

Pero el legislador no se quedó de brazos cruzados. Decidió contragolpear y denunció penalmente a los fiscales. Ese legajo recaló en la fiscal Haurigot, que hace pocos días decidió archivarlo hasta que se aclare el conflicto sobre la inmunidad de Traferri.

En desacuerdo con esa decisión, Traferri elevó una queja y pedido de revisión ante la fiscal regional interina de Rosario, María Eugenia Iribarren. La funcionaria confirmó la desestimación, pero hizo un severo llamado de atención a través de dos notas que dirigió a la presidencia de la Cámara de Senadores y al Tribunal de Ética del Colegio de Abogados de Rosario, ante el tono descalificante de la defensa para dirigirse a la fiscal Haurigot.

“Tono contencioso”

“No puedo permanecer indiferente”, advierte Iribarren sobre los términos utilizados y el tono general del escrito de revisión presentado por el senador. Cita que más allá de su disconformidad con la decisión de Haurigot, “provoca conmoción el tono contencioso con que se dirige quien ocupa un cargo como miembro del Poder Legislativo de la provincia”, remarcó la fiscal regional.

Y recuerda un dato no menor que ubica a Traferri con un poder subyacente, ya que desempeña como miembro de la comisión de Acuerdos de la Asamblea Legislativa, de la Comisión de Peticiones, Reglamento y Juicio Político y, como si fuera poco en el marco del escandaloso proceso judicial, también es parte de reciente Tribunal Disciplinario dispuesto ante procesos instalados por la Auditoría General de Gestión del MPA contra otros fiscales.

Leer más ► El Senado designó a Armando Traferri como representante en el órgano de control de los defensores públicos

Entre otros términos que utilizó Traferri, y que Iribarren somete a valoración del Senado y del Colegio de Abogados, reproduce un tramo donde el abogado dice que “Haurigot falsea y deforma en el afán de poner a la realidad en un lugar fantástico. Esa actitud es estridente y nos llama a preguntarnos cuál es la calidad institucional de esa funcionaria, y si la misma es suficiente para que se mantenga en el cargo (...) La Fiscal con este dictamen nos ilustra sobradamente acerca de su honestidad funcional y su calidad institucional. Es un ejemplo más del estado en el que se halla el Ministerio Público Fiscal”.

Exceso

Alejado de todo debate jurídico, las valoraciones subjetivas del escrito fueron tomadas como serio agravio en el seno del MPA. “No puede aceptarse confusión entre la manifestación de una disconformidad en el ejercicio de una pretensión recursiva, con el exceso que implican las manifestaciones efectuadas en su descargo. El mismo respeto que merece y pretende el senador, es el que debe mantenerse y exigirse respecto de cada uno de los miembros de los tres poderes del Estado”, advierte Iribarren.

En ese sentido, Iribarren destaca que “en el marco del procedimiento” se siente “obligada a formular una observación al Senado y a su abogado, recomendando dirigirse en el tono de debido respeto en el que deben mantenerse las relaciones interinstitucionales, poniendo por ello en conocimiento a la Honorable Cámara de Senadores de la provincia y al Tribunal de Ética del Colegio de Abogados de la 2ª Circunscripción a los efectos de que tomen debida nota”.

El peso de una foto

La potencia del lenguaje fotográfico, sobre todo en la política y las relaciones de poder, tiene un peso específico. Un click puede llevar luz al más sesudo análisis, solo hay que estar atentos a la velocidad del obturador. Es que mientras los escritos judiciales iban del despacho de fiscales, jueces y abogados, Traferri apareció en una foto que un mensaje.

traferri-foto-edit.jpg
Mientras el MPA lo investiga, Traferri apareció esta semana junto al intendente de Roldán, José María Pedretti; el presidente de la Corte, Roberto Falistocco; el fiscal general Jorge Baclini y la propia Iribarren tirando de cintas celestes y blancas para dejar inaugurada una oficina del organismo en esa localidad.

Mientras el MPA lo investiga, Traferri apareció esta semana junto al intendente de Roldán, José María Pedretti; el presidente de la Corte, Roberto Falistocco; el fiscal general Jorge Baclini y la propia Iribarren tirando de cintas celestes y blancas para dejar inaugurada una oficina del organismo en esa localidad.

Es que mientras el MPA lo investiga en la megacausa de juego clandestino por sus presuntos vínculos con la mafia, el lunes apareció junto al intendente de Roldán, José María Pedretti; el presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Roberto Falistocco; el fiscal general Jorge Baclini y la propia Iribarren tirando de cintas celestes y blancas para dejar inaugurada una oficina del organismo en la localidad vecina.

Desde el MPA indicaron que nada tuvieron que ver con la organización del acto, que corrió por cuenta de la gestión Pedretti, cercano a Traferri. Según las especulaciones, el intendente de San Lorenzo fue el encargado de invitar a Traferri. Todo un gesto en tiempos de rearmado político y turbulencia institucional.