jueves 4 de marzo de 2021
Política | juego clandestino | Santa Fe |

Los audios que vinculan a Traferri con el líder del juego clandestino desde 2017

Los fiscales rosarionos Edery y Schiappa Pietra están convencidos de que cuentan con elementos suficientes como para probar que Traferri miente y debe ser imputado. Sin embargo, doce senadores de la Provincia no opinan lo mismo.

El final de esta historia estaba cantado desde mediados de esta semana. Mucho más, cuando uno de los senadores aliados a Traferri, José Baucero, adelantó sin vueltas en Aire de Santa Fe -sin siquiera haber escuchado a los fiscales- que Traferri es un hombre honesto, que confiaba en él y que este senador fue víctima de una operación política.

Pero los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra están convencidos de que cuentan con elementos suficientes como para sospechar firmemente de que Traferri pudo haber delinquido. Y que dichos elementos alcanzan para imputarlo, lo que hubiese sucedido si no se tratara de una persona protegida por fueros legislativos.

fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra.jpg
Los fiscales Edery y Schiappa Pietra afirman que seguirán investigando al senador Traferri y a una banda sospechada de haberse organizado para obtener dinero del juego clandestino. Al senador, no podrán imputarlo porque el Senado de Santa Fe decidió mantenerle sus fueros.

Los fiscales Edery y Schiappa Pietra afirman que seguirán investigando al senador Traferri y a una banda sospechada de haberse organizado para obtener dinero del juego clandestino. Al senador, no podrán imputarlo porque el Senado de Santa Fe decidió mantenerle sus fueros.

El primer elemento que remarcan los fiscales es el hecho de que Traferri dijera que conoció al líder del juego clandestino de Rosario, Leandro Peiti, hace apenas un año, cuando existen evidencias de que ya mantenían algún tipo de contacto desde 2017.

Desde ese año, existen conversaciones telefónicas que -según los fiscales- prueban que Traferri mintió.

"El Senador tenía llamadas telefónicas con Leonardo Peiti al menos desde el mes de abril del año 2017, cuando precisamente el 29 de ese mes se registran llamadas telefónicas por línea entre Traferri y Peiti", afirman los fiscales.

Según Edery y Schappa Pietra, "Peiti lo llama a Traferri y mantienen una conversación de 44 segundos. En ese momento a Traferri lo toma la antena de celulares de San Lorenzo (donde está su oficina) y a Peiti lo toma la antena de Jorge Newbery (donde está su casa). A partir de ese momento las conexiones móviles de antenas lo ubican a Peiti trasladándose hacia Ricardone y al senador, a las 18.16 ,en esa misma localidad... Todo ello nos hace afirmar definitivamente que Peiti y Traferri hablaron en ese momento y que muy probablemente, analizado desde la lógica y el sentido común, se hayan reunido en la localidad de Ricardone".

"Me voy a hablar con el Pipi Traferri"

Pero hay más. Los fiscales dicen que en función de otra llama telefónica, que Traferri se reunió con Peiti el 8 de septiembre de 2017 en Dorrego y Córdoba de Rosario a las 15, aproximadamente.

Leonardo Peiti: "Hola Carlitos por fin me pude comunicar".

Carlitos: "Sí".

Peiti: "Che disculpame que no te avisé antes pero te voy a decir la verdad, hoy a la mañana como es viernes me levanté me fui a verlo al Popi Larrauri le lleve un auto que yo tenía viste un S3 blanco y me, agarro el auto lo fuimos a buscar y me tuve que ir a Rosental busque unos dólares me prepare hacer todo lo que tenía que hacer y entre pito y flauta hasta que salí del banco viste se me hizo tarde para ir a comer y ahora me voy hablar con el Pipi Traferri a las tres de la tarde me espera ahí en Dorrego y Córdoba. Que después a las tres y media habla con el gobernador, entonces te digo la verdad por eso no fui y te fallé de ir a comer el lechón, te quería pedir perdón y bueno"

Carlitos: "Bueno, cuando salgas de Pipi vení a verme".

Los fiscales dicen que a esa reunión Peiti llegó después de haber retirado dólares de la casa de finanzas Rosental de la ciudad de Rosario. "Tenemos razonables sospechas para presumir que le entregó esos dólares al senador Traferri. Además esto es consistente con la declaración de Gustavo Ponce Asahad, quien no tenía esta información y describe hechos en todo consecuentes con esta versión", remarcan.

"Traeme la plata"

Edery y Schiappa Pietra cuentan con una comunicación en la que el por entonces secretario legislativo de la Cámara de Senadores, Ricardo Paulichenco, se comunica con Peiti para contarle que el 23 de agosto de 2017 había hablado con Traferri, que éste se reuniría con el ministro de Justicia y luego con el fiscal general de la Provincia de Santa Fe para “bajarle línea sobre el 301”.

Leo Peiti: "Youp".

Paulichenco: "Y, monstruo, escuchá bien. Mañana se junta con el ministro de Justicia el Pipi y el viernes se va a juntar con Baclini por el tema que me pasaste del 301".

Leo Peiti: "Bueno".

Paulichenco: "Para que baje línea y con respeto al amigo de Reconquista, que apenas se presente en el concurso te avise, no hay problema, cuando él se presente".

Leo Peiti: "Mandame un audio explicativo, así lo reenvío con los datos puntuales, mandame tres audios uno por un lado, otro por otro. Así yo (inaudible) no mezclo las cosas".

Paulichenco: "Che si vos vas para... el viernes traeme plata".

Leo Peiti: "Dale, mandame audio deja de hablarme por teléfono que vamos a terminar todos en Cincinati demente, dale".

"Esto nos conduce a razonar que el senador y Peiti pretendían influenciar en las autoridades políticas cercanas al sistema de Justicia y en las que tienen a cargo la investigación penal, para asegurar la continuación de la recaudación a partir del negocio del juego ilegal. Además, al final de esa conversación, Paulichenco le dice que le “traiga plata”. El secretario legislativo le está diciendo que Traferri hablaría con Baclini para “bajar línea” por el artículo 301 del código Penal y le dice que le traiga plata. Esta comunicación es del 2017. Nuevamente los dichos de Traferri contradicen la evidencia objetiva", explican los fiscales.

"Existe evidencia -añaden- que nos permite concluir que Paulichenco (fallecido en 2019) operaba como, al menos, intermediario entre Traferri y Peiti. Esto lo vemos por el registro de llamadas entrantes y salientes donde se evidencia cómo Paulichenco llama a Traferri inmediatamente después de hablar con Peiti varias veces por día".

"Llamo de parte del senador Traferri"

Otra de las evidencias con la que cuenta la Fiscalía para la imputación del senador Traferri parte de la investigación de una llamada que recibió Peiti de parte del exdiputado provincial, Darío Scataglini. Al momento de dicha comunicación, el teléfono de Peiti estaba en manos de su secretaria, Brenda Lomello, y se registró la siguiente conversación:

Brenda Lomello: "Hola".

Darío Scataglini: "Hola".

Brenda Lomello: "Sí, quién habla".

Darío Scataglini: "Sí, buenas noches, Darío Scataglini, necesitaría hablar con Leo".

Brenda Lomello: "Mirá, habla la secretaría, yo tengo este telefono pero le aviso que lo llamaste y que se comunique".

Darío Scataglini: "Sí, te dejo un número por favor".

Brenda Lomello: "Pará, decime que se lo paso, decime".

Darío Scataglini: "342-6146814".

Brenda Lomello: "6814, Darío…".

Darío Scataglini: "Llamo de parte del senador Traferri".

Brenda Lomello: "Bueno, le digo".

Dario Scataglini: "Gracias".

Brenda Lomello: "Gracias, hasta luego".

Los fiscales consideran que "dicha comunicación resulta incriminante analizada en el contexto del resto de las evidencias colectadas. Citado a declarar a Scataglini no explicó suficientemente las razones de ese llamado".

En el contenido del teléfono celular de Brenda Lomello se pudo constatar que ella le comunicó sobre la llamada de Scataglini a Leonardo Peiti y éste le manifestó su satisfacción por la misma y le dijo “El miércoles me reúno en Santa Fe”. El miércoles 15 de Julio de 2020, las antenas de teléfonos celulares de Peiti, Scataglini y Traferri los ubican en la ciudad de Santa Fe. Las comunicaciones de Peiti y de Scataglini impactan en la misma celda.

Edery y Schiappa Pietra afirman que desde 2017 se sabía que Leonardo Peiti era "el organizador del juego clandestino en la provincia". Y se preguntan: "¿Alguien puede razonablemente decir que Traferri no sabía todo esto? ¿Es lógico darle al “rey del juego ilegal” el manejo del juego “legal”?", como argumenta Traferri al explicar las razones de sus conversaciones con Peiti.

Según Traferri, “Leonardo Peiti, hace un tiempo pretendía mediante un convenio interprovincial explotar juegos de azar en locales de la Lotería de Santa Fe y presentó un proyecto con carpetas y las autorizaciones de otras provincias. Le encomendé a un ex diputado provincial Dario Scataglini, que se encargara de atenderlo. De allí proviene mi conocimiento de su persona. Y los contactos habidos siempre tuvieron que ver con esa cuestión”.

"El fiscal que nos rompe los huevos a nosotros..."

No es casual que los fiscales remarquen que Peiti, el hombre con el que Traferri dialogaba por un "convenio para explotar juegos de azar", operaba en toda la provincia de Santa Fe de manera clandestina desde hace años. Entre otras pruebas, aparece un audio en el que habla con una persona del norte santafesino para pedir información sobre el fiscal Aldo Gerosa. Desde 2019, este fiscal viene desarticulando fuertes bandas que operaban en Reconquista, Avellaneda y en la ciudad de Santa Fe.

De hecho, fue el fiscal que logró la detención de José “Pajarito” Rossi, conocido desde hace décadas en la ciudad capital y sindicado como uno de los mayores exponentes del juego clandestino en todo el centro y norte de la provincia. En la imputación se le atribuyeron los delitos de “fraude al comercio”, “fraude al estado contra la fe pública y contra la tranquilidad pública”, "cohecho" y “asociación ilícita”.

Peiti: "¿Nacho?"

Nacho: "Sí".

Peiti: "Llamo para consultar por un hombre que es de la zona tuya. Cómo es que se llama este hombre...".

Nacho: "¿Del nombre de pila nada?"

Peiti: "Un tipo que es de la Justicia ahí. Cuál es el fiscal que nos rompe los huevos a nosotros".

Nacho: "El fiscal se llama Aldo Gerosa".

Peiti: "Aldo Gerosa".

Nacho: "Sí".

Peiti: "Ese es el que está detrás del quilombo del viejo de Mai".

Nacho: "Sí".

Peiti: "Y ahora cómo quedó el tema de nosotros con los que vos habías abierto ahí".

Nacho: "Nos dieron orden de que levantemos todo".

Peiti: "Porque yo tengo un hombre ahí que capaz nos pueda ser útil para solucionar los problemas y volver a tranquilizar. Hay que arreglar lo del viejo Mai".

Nacho: "Bueno, ¿pero me escuchás? ¿Quién es el tipo con el que vos estás por hablar?"

Peiti: "Un hombre de ahí, de la Justicia. Con el amigo que no quiere que dé el nombre. Es un hombre que juega ahí, de la zona".

Nacho: "Ajá. Yo digo porque acá nos conocemos todos. Después tirame cuando puedas vos tirame el nombre. Yo te voy a decir si sirve, si no sirve. Si es un chanta o no".

Peiti: "Está. ¿Aldo Jeropa era?"

Nacho: "Gerosa. Aldo Gerosa. Ese es el fiscal que rompe las pelotas. Los demás están todos tranquilos. Después pasame ese dato para que no te manoteen plata Leo porque yo los conozco a todos. A ver quién es el hombre".

Peiti: "Listo. Chau".

"Podemos probar que Armando Traferri garantizó protección judicial al esquema provincial de juego clandestino. Esta organización tenía ramificación en Rafaela, en Reconquista, en el sur de Santa Fe, en Rosario, en Santa Fe. Es una estructura provincia", dijo Schiappa Pietra en Aire de Santa Fe.

Los doce senadores que votaron en contra de la suspensión de los fueros de Traferri y los dos senadores que se abstuvieron a la hora de votar, no piensan lo mismo.

Dejá tu comentario