menu
search
Policiales Crimen |

Turnos rotativos y estratégicos: cómo operaba la red de informantes de la banda que cayó por el crimen de Lorena Orduña

El juez Carraro dispuso la prisión preventiva para Lidia Merlo, la abuela de "Terri" Cepeda Bello, en el marco de la causa que investiga las circunstancias del crimen de Lorena Orduña. Las fiscales explicaron cómo logran fugarse los sospechosos ante los allanamientos, hacer desaparecer los elementos que los incriminan.

La investigación es comandada por las fiscales Alejandra Del Río Ayala y Laura Urquiza, quienes reclamaron que Merlo continúe en prisión preventiva tras ventilar las evidencias que sostienen la imputación por ser parte de la asociación ilícita que lidera su nieto, por encubrimiento agravado, y por comercio de estupefacientes.

La Fiscalía explicó que la banda contaba con una red de informantes que alertaba ante la llegada de los policías, que sostenía la impunidad de los involucrados.

Lorena Orduña murió el 26 de diciembre pasado el mediodía, a raíz de un balazo en el abdomen. La investigación sostiene que el destinatario del disparo era Cepeda Bello, quien se conducía con Lorena en moto, que el ataque se circunscribe en una disputa territorial de bandas, y que “Terri” conoce quién es el autor del disparo y no lo dice.

LEER MÁS ► La trama de drogas, prófugos e informantes por la que fue detenida la abuela de Terri, el ex de Lorena Orduña

lorena orduña foto.jpeg
Lorena Orduña, la víctima del caso y cuyo crimen, destapó una red de organizaciones criminales que se disputan territorios para garantizar economías ilegales y microctráfico de drogas en Santa Fe.

Lorena Orduña, la víctima del caso y cuyo crimen, destapó una red de organizaciones criminales que se disputan territorios para garantizar economías ilegales y microctráfico de drogas en Santa Fe.

Banda criminal

En la audiencia de medidas cautelares realizada este martes pasado el mediodía en la sala 1de los tribunales santafesinos, las fiscales ventilaron la evidencia que vincula a Merlo con los hechos imputados el domingo. Del Río Ayala recordó el origen de la investigación y las actividades criminales que se le atribuyen a la banda comandada por Isaías Cepeda Bello, que se encuentra en prisión preventiva desde el 15 de enero.

Sobre “Terri” pesa la imputación de liderar una de las bandas criminales que se disputan el territorio en los barrios Santo Domingo, Scarafía y Las Lomas. "Terri" se había evadido de la prisión tras no volver de un permiso para celebrar su cumpleaños número 18, el 5 de septiembre de 2023; esa es la fecha que tomaron las fiscales como punto de partida de las actividades criminales de la banda.

LEER MÁS ► Crimen de Lorena Orduña en Santa Fe: seguirá preso su novio, acusado de encubrir el hecho y de liderar una banda

Entre las actividades criminales de la banda se enumeraron las balaceras para mantener el control en las barriadas norteñas, a fin de lograr el predominio en distintas economías ilegales: como, por ejemplo, el robo de motocicletas, muchas de las cuales eran devueltas a sus propietarios mediante el pago de un “rescate”, el comercio ilegal de armas de fuego y municiones, y el narcomenudeo.

fiscales orduña.png
Laura Urquiza y Alejandra Del Río Ayala, las fiscales que investigan el entramado delictivo que rodea la muerte de Lorena Orduña

Laura Urquiza y Alejandra Del Río Ayala, las fiscales que investigan el entramado delictivo que rodea la muerte de Lorena Orduña

Del Río Ayala explicó que los peritajes realizados a los celulares secuestrados dentro del Chevrolet Corsa que participó en el raid delictivo el 26 de diciembre se encontraron conversaciones e imágenes que permiten sostener los delitos: fotos de motos robadas, que pudieron constatarse con varias denuncias radicadas durante noviembre y diciembre, y fotos de armas de fuego con detalles de su funcionamiento. Las conversaciones daban cuenta de interesados en comprar los bienes robados, o entre los mismos integrantes de la banda para definir el destino de los mismos.

En este entramado criminal, las fiscales sostienen que Merlos era quien guardaba en su vivienda de Alberti al 5700 las motos robadas y las armas que eran comercializadas por el grupo; además, gestionaba la compra venta de estupefacientes, y quien ayudó a los sospechosos a evadir el accionar de la justicia tras el crimen de Lorena, cuando la policía provincial desplegó varios megaoperativos en la zona.

Según las fiscales, los operativos policiales se vieron frustrados ya que la banda había organizado un sistema de vigilancia en puntos clave de acceso al barrio, con postas rotativas de ocho horas, que alertaban cuando advertían la llegada del convoy policial. “Lili” les proveyó a los sospechosos lugares para ocultarse, lo que fue constatado por comunicaciones encontradas en su teléfono celular. La Fiscalía remarcó que tanto Merlo como el resto de los sospechosos sabían que estaban siendo buscados, no sólo por la gran repercusión mediática que tomó el caso, sino que también se vio reflejado en conversaciones sostenidas entre “Lili” con su hija, Lidia Merlo, mamá de Isaías.

LEER MÁS ► Condenaron a una mujer que colaboró para que su hijo de 13 años cometa un homicidio en Santa Fe

allanamientos las lomas orduña 2.png
Varios allanamientos en la zona se vieron frustrados ya que eran advertidos por el sistema de vigilancia que montaba la banda en la zona

Varios allanamientos en la zona se vieron frustrados ya que eran advertidos por el sistema de vigilancia que montaba la banda en la zona

En cuanto al narcomenudeo, las fiscales refirieron nuevamente a escuchas telefónicas y mensajes encontrados en el celular de “Lili”; tras el primero de los allanamientos, realizado el 30 de diciembre, alguien le preguntó a la imputada: “qué pasó con el kilo de coca”, y ella respondió que no lo habían encontrado porque se lo habían llevado para fraccionar y luego le llevaban el material preparado para la venta al menudeo.

Además, el 19 de enero, momentos antes de la detención de Merlo, una persona la llamó y le dijo que iba a buscar “coso”; "Lili" le dijo que sí, que tenía. Cuando llegaron los agentes policiales en la vivienda se encontró un papel con una dosis de cocaína. Las fiscales advirtieron que había comunicaciones en el celular con un local comercial donde "Lili" compraba el papel satinado, y recordaron además que todas las casas de esa cuadra estaban interconectadas y eran propiedad de la banda, por lo que era fácil pasar los bienes ilícitos de una vivienda a la otra.

Para sostener el pedido de prisión preventiva las fiscales sostuvieron la existencia tanto del peligro de fuga y en especial de entorpecimiento probatorio, ya que aún hay muchos involucrados prófugos, muchas personas que deben declarar en una investigación que incorpora nuevos elementos cada día y que Merlo tiene familia en Corrientes por lo cual podría irse de la provincia con facilidad.

LEER MÁS ► Caso Lorena Orduña: el despiadado prontuario de "Terri", el salvaje homicida que sabe quién la mató pero no lo dice

dolinksy 5.jpg
El juez Sergio Carraro dispuso la prisión preventiva de Lidia Merlo

El juez Sergio Carraro dispuso la prisión preventiva de Lidia Merlo

Prisión preventiva

Los abogados defensores Pedro Busico y Eugenia Campillay intentaron cuestionar la vinculación de Merlo con los hechos atribuidos, “una mujer de casi 60 años, sin antecedentes, que se vio envuelta en un entramado violento organizado por su nieto, que libertad de acción pudo haber tenido”, esgrimieron. Según la defensa, Merlo es una víctima más de la banda.

Además, Campillay y Busico cuestionaron que en los allanamientos no se encontraron elementos vinculados a los ilícitos atribuidos y que no se puede asegurar que sea Merlo quien realizaba las actividades de narcomenudeo. Los defensores solicitaron medidas alternativas a la prisión preventiva.

El juez Sergio Carraro encontró acreditados todos los hechos atribuidos a Merlo, destacó que es una investigación compleja, con muchas personas involucradas en hechos muy violentos. “La asociación ilícita se sanciona porque afecta el orden y la tranquilidad pública”, destacó el magistrado.

Carraro remarcó que aunque no se encontraron elementos robados ni material estupefaciente en las viviendas allanadas, la causa cuenta con evidencia para sostener que en esos lugares se realizaban actividades de narcomenudeo, y que eran gestionadas por Lili Merlo.

Finalmente, el juez encontró también acreditados los riesgos procesales, tanto de entorpecimiento probatorio como de riesgo de fuga, y dispuso la prisión preventiva de Lidia Antonia Merlo.

Temas