viernes 17 de septiembre de 2021
Ocio Salud | consumo | Alimentos

Por qué no tenes que consumir sal en exceso

La sal es uno de los ingredientes que más potencia de sabor da a las comidas pero también uno de los más dañinos para nuestra salud.

La sal es uno de los ingredientes para aderezar ensaladas más consumidos en todo el mundo. Pero, al igual que tiene muchos beneficios, también puede tener muchas contraindicaciones para nuestra salud y bienestar si la tomamos en exceso. Y es que a pesar de que pensemos que no todos los alimentos que ingerimos tienen en su composición esta sustancia, lo cierto es que la mayoría de ellos la incorporan. Esto quiere decir que lo busquemos o no, la sal forma parte de nuestra vida diaria. Y debemos conocer qué puede ocurrir si hacemos un consumo excesivo de ella. En este artículo, vamos a hablar de cómo nos puede afectar la sal al organismo si nos pasamos de la dosis diaria recomendada por los expertos.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

image.png
La sal es uno de los ingredientes que más potencia de sabor da a las comidas pero también uno de los más dañinos para nuestra salud.

La sal es uno de los ingredientes que más potencia de sabor da a las comidas pero también uno de los más dañinos para nuestra salud.

Así influye la sal en tu organismo

Y es que la cantidad diaria recomendada de sal para cada persona va a variar dependiendo de su condición física, la edad, su estado de salud y algunos otros factores importantes. Lo mejor para evitar caer en un consumo excesivo de sal es eliminar los productos ultraprocesados de nuestra dieta. Esto quiere decir dejar de comer quesos, repostería y carnes frías u otros alimentos insalubres. De esta forma, conseguiremos reducir eficazmente la cantidad de sal diaria que ingerimos. Pero si por alguna razón esto nos ocurre, nuestro organismo va a efectuar cambios de la siguiente manera:

Leer más► Cómo preparar en casa deliciosas mollejas a la plancha con papas

Problemas cardíacos o circulatorios

Lo más común es que el consumo excesivo de sal nos lleve a sufrir problemas circulatorios. Entre los problemas que pueden surgir está la hipertensión, los infartos de miocardio y la insuficiencia cardíaca. Además, también puede afectar al correcto funcionamiento de nuestros riñones. Y es que este ingrediente dificulta la función de estos.

image.png
Salud del corazón

Salud del corazón

Insuficiencia renal

El consumo excesivo de sal, aparte de afectar negativamente al sistema circulatorio y cardiovascular, también puede provocar piedras y cálculos renales. Y es que esto va a empeorar la actividad de muchos de nuestros órganos vitales, como el corazón, los riñones o el hígado.

Aparición de tumores

Y es que tomar durante toda nuestra vida una gran cantidad de sal, puede provocar algunos tipos de cánceres como el cáncer de mama. Para evitar esto, debemos controlar su ingesta desde que tenemos conciencia de ello. Y es que existen muchas alternativas que son más saludables que añadir cloruro de sodio a los alimentos.

Sobrepeso u obesidad

La ingesta de una gran cantidad de alimentos con altos niveles de sal en su composición, puede llevar nuestro cuerpo a no metabolizar bien los alimentos. Esto va a resultar en un aumento de peso, ya que nuestro cuerpo no tiene el metabolismo funcionando de forma correcta.

image.png
Persona obesa

Persona obesa

Alternativas saludables a la sal convencional

Existen algunos tipos de sal que pueden ser alternativas más saludables a la sal blanca convencional.

Leer más► Qué cantidad de cerveza límite hay que beber al día, según el CSIC

  • Pansalt. Baja en sodio y rica en potasio. Incluso puede ayudar a disminuir la presión arterial.
  • Sal ahumada. Esta funcionará solo para dar otro sabor a tus comidas, pero no aportará a tu dieta diaria ningún valor nutricional.
  • Sal roja. Este tipo es una de las mejores alternativas que puedes incorporar a tu dieta en lugar de la sal tradicional. Esta se extrae mediante métodos naturales, y tiene un gran parecido con la sal marina.

A pesar de todo esto, lo mejor si piensas que la sal está haciendo daño a tu organismo es consultarlo con tu médico. Ya que él te dará las pautas necesarias a seguir según tus necesidades.