domingo 20 de septiembre de 2020
Espectáculos | Alberto Fernández |

Alberto Fernández habló de su juventud rockera: "Palito era el anticristo"

Alberto Fernández dio una entrevista en la que habló sobre su pasión por la música y el rock nacional.

En una entrevista que mantuvo con Roberto Pettinato durante su programa de radio en Radio Pop, el presidente Alberto Fernández no habló de política, sino de otra de sus reconocidas pasiones: la música. También aprovechó para contar sobre las enseñanzas que le dejó la música en su vida personal y otras anécdotas vinculadas al mismo tema.

Durante el principio de la entrevista, el presidente reconoció que tiene guardados varios discos de vinilo. "Tengo millones de vinilos, pero porque en aquella época era el modo de poder acceder a la música", admitió el mandatario, a lo que Pettinato le respondió: "Cuando yo sea gobierno, eso va a ser expropiado".

Termina un día muy largo e intenso para nosotros, pero muy importante y alentador para el país. El acuerdo con los principales acreedores privados para reestructurar parte de nuestra deuda pública es un gran alivio en esta situación tan difícil que atravesamos.Pero también es un primer paso, fundamental, que da seriedad y previsibilidad a nuestro proyecto. El primero de muchos que debemos dar para construir esa Argentina justa, igualitaria y pujante, una tarea que llevaremos a cabo entre todos.Este acuerdo también significa que la negociación que comenzará pronto con el Fondo Monetario puede completarse en términos sustentables, sosteniendo los mismos principios y criterios que en la negociación con privados, y en forma coherente e integral.El Fondo ya ha reconocido que nuestra deuda era insostenible. Ahora resta buscar una solución que no postergue más a quienes sufren y a quienes la pandemia ha puesto en una situación de extrema vulnerabilidad.A la vez, avanza en el Congreso el proyecto de Ley para ofrecerles estos mismos criterios de canje de la deuda a nuestros acreedores locales. Esto es inédito en la historia reciente y un avance institucional para construir confianza a futuro.Es tiempo de construir una Argentina seria, previsible, solidaria e inclusiva, donde los números cierren, como dijimos siempre, con la gente adentro. Nadie puede ser feliz viendo a un compatriota que sufre, porque nadie se salva solo.Es tiempo de construir, también, un mundo con más empatía y sensatez, donde la producción y el trabajo estén por encima del capital especulativo. Donde las necesidades de los más pobres sean atendidas antes que los intereses de quienes están en una situación de mayor privilegio.En esa tarea tiene mucho para contribuir nuestra región, integrada por pueblos con historias comunes que han sido víctimas de los mismos despojos y las mismas decisiones irresponsables que llevaron a nuestras naciones a la postración.Ahora nos resta demostrar que somos capaces de construir nuestro propio destino, que estamos en condiciones de volver a crecer y de volver a ponernos de pie.Ya lo hicimos muchas veces. Hagámoslo una vez más.
View this post on Instagram

Termina un día muy largo e intenso para nosotros, pero muy importante y alentador para el país. El acuerdo con los principales acreedores privados para reestructurar parte de nuestra deuda pública es un gran alivio en esta situación tan difícil que atravesamos. Pero también es un primer paso, fundamental, que da seriedad y previsibilidad a nuestro proyecto. El primero de muchos que debemos dar para construir esa Argentina justa, igualitaria y pujante, una tarea que llevaremos a cabo entre todos. Este acuerdo también significa que la negociación que comenzará pronto con el Fondo Monetario puede completarse en términos sustentables, sosteniendo los mismos principios y criterios que en la negociación con privados, y en forma coherente e integral. El Fondo ya ha reconocido que nuestra deuda era insostenible. Ahora resta buscar una solución que no postergue más a quienes sufren y a quienes la pandemia ha puesto en una situación de extrema vulnerabilidad. A la vez, avanza en el Congreso el proyecto de Ley para ofrecerles estos mismos criterios de canje de la deuda a nuestros acreedores locales. Esto es inédito en la historia reciente y un avance institucional para construir confianza a futuro. Es tiempo de construir una Argentina seria, previsible, solidaria e inclusiva, donde los números cierren, como dijimos siempre, con la gente adentro. Nadie puede ser feliz viendo a un compatriota que sufre, porque nadie se salva solo. Es tiempo de construir, también, un mundo con más empatía y sensatez, donde la producción y el trabajo estén por encima del capital especulativo. Donde las necesidades de los más pobres sean atendidas antes que los intereses de quienes están en una situación de mayor privilegio. En esa tarea tiene mucho para contribuir nuestra región, integrada por pueblos con historias comunes que han sido víctimas de los mismos despojos y las mismas decisiones irresponsables que llevaron a nuestras naciones a la postración. Ahora nos resta demostrar que somos capaces de construir nuestro propio destino, que estamos en condiciones de volver a crecer y de volver a ponernos de pie. Ya lo hicimos muchas veces. Hagámoslo una vez más.

A post shared by Alberto Fernández (@alferdezok) on

Leer más►"Normal people", la miniserie romántica inspirada en la novela Sally Rooney

Más adelante, el conductor le preguntó sobre su vínculo con la música y el presidente respondió: "Yo empecé a componer desde muy chiquito, cuando tenía 13 o 14 años. básicamente porque me gustaba escribir. Siempre fui un loco de la poesía, hasta el día de hoy leo poesía. Es una forma de transmitir que es inigualable".

Luego, el presidente comenzó a hablar de los orígenes del rock nacional. "El rock nacional nació en los 80, con el gobierno militar, que debió recurrir a pasar música argentina y volvieron a pasar a los músicos que estaban exiliados por el mundo", dijo.

Entonces, Pettinato insistió: "Entonces, ¿hoy usted le da la mano a Palito Ortega? Porque antes era el rock y del otro lado Palito Ortega". Divertido, el presidente contestó: "Palito Ortega era el anticristo". Después, el mandatario intentó apaciguar ese viejo enfrentamiento y expresó: "Son cosas de chicos que hacemos cuando estigmatizamos. No lo conozco a Palito Ortega".

Durante la entrevista, el conductor le consultó a Fernández cuáles habían sido las enseñanzas que le había dado el rock. Ante esto, el presidente dijo: "Siempre digo que soy hijo del peronismo, pero también soy hijo del movimiento hippie. Pepe Mujica habló tanto sobre andar por la vida ligero de equipaje, ser libre, no sentir que logramos la felicidad con lo que tenemos sino ser felices teniendo poco. Eso es verdad, es de la cultura hippie".

El programa ATP existe para mantener en pie la producción y el trabajo, que son el motor de la Argentina. Necesitamos de las pequeñas y medianas empresas y de sus trabajadores para levantarnos luego de la pandemia. Y allí seguirá estando el Estado para acompañarlas.

Leer más►Viviana Canosa podría ser sancionada por tomar dióxido de cloro en vivo

Después, Fernández contó que el primer disco que compró fue uno de Los Gatos y admitió su gusto por la banda Sumo, grupo del que formó parte Pettinato. "Yo valoro en el arte lo que lo hace único. Vos escuchas un tema de Sumo y sabes que es Sumo. Nunca nadie más compuso como Sumo. Pero uno podría decir lo mismo de otra gente", reflexionó el presidente.

Y Pettinato siguió: "Si nos vamos a la experiencia de la personalidad única, Spinetta es el único que vino de otro planeta". "Sí, porque además nos metió en cuestiones surrealistas", replicó Fernández y reveló una desopilante anécdota con el músico de Almendra y Pescado Rabioso.

"Yo lo quise mucho a Luis. No diría que es amigo, pero lo trate mucho. El tiene un tema que se llama Elementales Leches, de Invisible. Un día le digo: lo que más me gusta de esa canción es esa crítica a la sociedad de consumo y él me mira con cara de qué está diciendo", contó Fernández sobre su encuentro con Spinetta.

"'¿Por qué decis eso?'", le habría dicho el músico. Y Fernández, nervioso, le respondió: "Por esa parte que dice 'Lo que está y no se usa nos fulminará'". Ante esto, Spinetta le retrucó: "¿Y qué tiene que ver con la sociedad de consumo?". Gracioso, el presidente confesó que el músico lo corrigió y "descartó totalmente que fuera una crítica a la sociedad de consumo". "Hay frases del rock nacional que son grandes incógnitas", sostuvo el mandatario.

Pero el presidente no habló solo de música. También fue consultado sobre la convivencia con su hijo, Estanislao, y explicó que, si bien había pasado la cuarentena obligatoria en la quinta de Olivos, hace un tiempo ya volvió a su casa. Luego, sobre si ambos comparten gustos musicales, Fernández reconoció: "No compartimos nada. A él le gusta la música electrónica, la música medio cumbianchera, centroamericana. A mí me cuesta".

Sin embargo, reconoció que pasar juntos el aislamiento sí les permitió compartir una actividad. "La cuarentena ha logrado lo que no logré en sus 25 años, que es que empezó a tocar la guitarra. No saben el tiempo que estuve induciéndolo a que toque la guitarra", dijo.

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano recomiendan series y películas que son tendencia en Netflix

Embed