menu
search
Actualidad Astrazeneca | mujer | Covid-19

La mujer que no pudo mover las piernas tras vacunarse con AstraZeneca : "No puedo trabajar más"

La mujer que demandó a AstraZeneca y al Estado argentino padece del síndrome de Guillain-Barré. Ella afirmó que la vacuna fue la causa de la enfermedad.

Las secuelas de la vacuna contra el COVID-19

La demandante, Flavia Ochoa de 39 años, afirmó haber experimentado una serie de síntomas graves después de recibir la vacuna de AstraZeneca. Entre los efectos adversos mencionados se encuentran problemas neurológicos, cardiovasculares y una disminución significativa en su calidad de vida. Estos síntomas, argumenta, no fueron debidamente advertidos por las autoridades sanitarias ni por la farmacéutica.

Flavia Ocho presentó síntomas a tal solo unas pocas horas después de recibir la inyección. Los problemas que empezó a experimentar en las extremidades que desencadenaron en un diagnóstico grave: el síndrome de Guillain-Barré, una afección que afecta el sistema inmunológico, ataca los nervios y puede llevar a la parálisis total del cuerpo.

"No podía mover las piernas, después me afectó los brazos y me terminaron diagnosticando síndrome de Guillain Barre”, indicó Flavia.

LEER MÁS ► AstraZeneca admite extraños efectos secundarios de su vacuna contra el COVID-19 tras demanda colectiva

En estos momentos, Flavia apenas puede dar unos cuantos pasos con ayuda de un andador y necesita apoyo de otras personas para realizar sus actividades diarias. "No puedo trabajar más", expresó.

Aunque la denuncia se hizo pública recientemente, el proceso ha estado en curso durante más de un año. Este caso coincide con la controversia generada por las declaraciones de la empresa, que, ante las denuncias, admitió que la vacuna desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford causó muertes y lesiones graves en numerosos casos. Posteriormente, la vacuna fue retirada del mercado en Europa.

Una mujer de Córdoba, la primera en demandar a AstraZeneca y al Estado argentino en $100 millones por la vacuna contra el Covid
Flavia Ochoa no puede trabajar más y camina con ayuda de un andador.

Flavia Ochoa no puede trabajar más y camina con ayuda de un andador.

La demanda por daños físicos y psicológicos

Pablo Roca, el abogado de la mujer especialista en casos de derecho sanitario, contó que el caso se derivó a los tribunales federales de Río Cuarto al no recibir respuestas luego de iniciar un trámite administrativo ante el Ministerio de Salud.

A su vez, explicó que la demanda se basa en la falta de información clara y completa sobre los posibles efectos secundarios de la vacuna. "Es una demanda por daños y perjuicios por un aproximado de $100 millones porque se trata de reparación y por cuestiones técnicas y fondos de reparación al gobierno nacional en su condición de garante y AstraZeneca como laboratorio", afirmó el letrado.

“En la demanda se inició un paso administrativo el año pasado y no tuvimos respuesta, solo un dictamen sin fundamentar en donde se rechazó nuestro causal, entre el hecho de haberse vacunado y el desarrollo de la enfermedad, por lo cual decidimos demandar también a la firma AstraZeneca porque cuando se sancionó la ley de vacunas se firmó dos cláusulas”, indicó Roca.

Y continuó: “La de confidencialidad y la de indemnidad patrimonial, esta última porque establece que no se puede demandar a los laboratorios”.

“La de confidencialidad es porque no se puede saber el contenido de los viales porque no hubo consentimiento de nadie al momento de la vacunación, motivo por el que no se puede saber qué se metió en el cuerpo”, concluyó.