menu
search
Actualidad Astrazeneca | Córdoba | vacuna

Una mujer de Córdoba, la primera en demandar a AstraZeneca y al Estado argentino por $100 millones por la vacuna contra el Covid

Una mujer de 39 años de Río Cuarto, asegura haber quedado incapacitada laboralmente al 75% por la vacuna contra el Covid de AstraZeneca.

LEER MÁS ►AstraZeneca admite extraños efectos secundarios de su vacuna contra el COVID-19 tras demanda colectiva

Las consecuencias de la vacuna de AstraZeneca contra el covid

Una mujer de Córdoba demandó a la farmacéutica AstraZeneca por 100 millones de pesos por una presunta reacción secundaria provocada con la vacuna que recibió del laboratorio. La damnificada denuncia haber quedado incapacitada en un 75% laboralmente.

La asumida como damnificada, oriunda de Río Cuarto, presentó la demanda junto a su pareja contra AstraZeneca y el Estado argentino, ya que sostuvo que después de recibir la tercera dosis en enero de 2022, comenzó a sentir fuertes calambres e inestabilidad en las piernas.

image.png
Las consecuencias de la vacuna de AstraZeneca contra el covid.

Las consecuencias de la vacuna de AstraZeneca contra el covid.

En la presentación, agregó que su médica le dijo que podía ser un efecto adverso de la vacuna. Ante ello, le suministraron decadrón y diclofenac para mitigar el fuerte dolor. Se le adormecieron las piernas y la derivaron a una clínica privada.

Después de realizarle estudios, le diagnosticaron síndrome de Guillain Barré con cuadriparesia. Le advirtieron que estaría aproximadamente dos meses en silla de ruedas con rehabilitación.

La denuncia llega en un momento turbulento para la firma sueca, luego de reconocer que la dosis generada para combatir al Covid causó problemas secundarios, como la trombosis, en el período posterior a aplicarse en personas.

Frente a esto, la Comisión Europea anunció la anulación de la autorización para utilizarla en sus países. AstraZeneca, en tanto, comenzó a retirar su vacuna a nivel mundial.

En Argentina se aplicaron 22 millones de dosis y fue producida en sociedad con la farmacéutica mAbxience, del empresario argentino Hugo Sigman, y la Universidad de Oxford.