La provincia de Santa Fe padecerá más calor y lluvias más intensas por el cambio climático

altas temperaturas calor cambio climático

Carolina Vera, científica del Conicet, dialogó con Aire Digital y explicó por qué en este momento de la historia “es cinco veces más probable tener olas de calor extremas ahora que antes” en nuestra región.


Por Jorgelina Hiba

La región centro del país, que comprende a la provincia de Santa Fe, padecerá una mayor cantidad de olas de calor con temperaturas extremas y precipitaciones más intensas y frecuentes por efecto del cambio climático, según detalló la especialista del Conicet Carolina Vera durante el panel “Causas y consecuencias del cambio climático” organizado hace pocos días en Rosario por la Red Argentina de Municipios contra el Cambio Climático (Ramcc).

Deforestación en Argentina: el monte chaqueño es hoy un espejo de lo que pasa en el Amazonas

Las regiones boscosas más amenazadas por el avance de la frontera agropecuaria están en Chaco, Santiago del Estero, Salta y Formosa. Está vigente la Ley de Bosques, pero faltan controles y que la sociedad se involucre en la protección del ambiente y la biodiversidad.

La científica explicó que, si bien hay una gran parte de variabilidad natural en el calentamiento global, hay otra parte que se explica por la acción humana, de la cual la más nociva en relación al clima son las emisiones a la atmósfera de gases que generan el efecto invernadero.

Algunas de las causas que explican esto tienen que ver con la forma de producir alimentos y con la deforestación, que son “importantes contribuidores” al cambio climático. “Mientras que a nivel mundial la parte de la agricultura en la emisión de gases es 23% del total, Argentina tiene un 39%” señaló.

Crisis climática

No es nueva la preocupación por el clima, aunque sí lo es el estudio de la parte de responsabilidad humana. Entender la relación entre la variabilidad natural del clima y la parte que le toca al ser humano en la actual crisis es importante para tomar mejores decisiones. “Antes se pensaba que los eventos extremos eran un castigo de los dioses, pero últimamente hemos corroborado otra fuente de problemas: el cambio climático”.

Aún así, la investigadora aclaró que si bien en la actual crisis climática hay una parte originada en la acción humana, la mayor parte de la suba de la temperatura global se debe a su variabilidad natural, a la cual la especie humana “aún no está adaptada”. “Bienvenidos los planes de acción para la adaptación que nos ayuden a aceptar que el clima es variable”.

Científicos de todo el mundo llegan a Tierra del Fuego para investigar la atmósfera

Más de 50 científicos exploran por cielo y tierra el comportamiento de la atmósfera en la Patagonia Austral y Antártida.

La parte humana

Más allá de los procesos naturales del planeta, existe certeza de que el efecto invernadero empeora el calentamiento de la atmósfera terrestre. Entre estos “forzantes antropogénicos” (creados por el ser humano) están los cambios en la superficie terrestre como la deforestación, el (mal) uso del suelo y la urbanización.

“Todo esto altera el clima de manera importante pero a escala local o regional, no con efecto global. El mayor impacto en el clima es por las emisiones que generan cambios en la composición química de la atmósfera”, señaló Vera.

Emisiones contaminantes, en la mira

Ya a finales del siglo XIX algunos científicos advertían sobre los efectos potenciales de los gases de efecto invernadero. En las décadas de los ’60 y ’70 se empezó a medir el dióxido de carbono en la atmósfera y se comenzó a detectar un aumento “no natural”.

Tras la incorporación de modelos matemáticos se pudo comenzar a prever el aumento de la temperatura terrestre, y ya en 1985 los científicos agrupados en el IPCC dependiente de Naciones Unidas alertaron sobre el cambio climático. “Hace años que hay información contundente para acelerar la toma de decisiones” explicó la especialista.

El dióxido de carbono es el gas de efecto invernadero más importante y dura cientos de años en la atmósfera, por lo que aunque se detuvieran completamente las emisiones el calentamiento ya generado duraría unos 200 años más. El metano también es importante y mucho más potente: si bien dura entre 7 y 10 años es 20 veces más poderoso que el dióxido de carbono, y es el que está asociado a la actividad agrícola ganadera.

Dudas y certezas

¿Cómo trabajan los científicos con el cambio climático? Todavía se mantienen muchas incertidumbres: las observaciones son imperfectas aún, existen diferencias entre los modelos matemáticos, el clima es caótico y los escenarios socioeconómicos son imposibles de predecir.

Pero todo esto no quita la certeza de que el calentamiento del sistema es inequívoco: “Es un resultado que podemos afirmar con confianza desde distintas evidencias y se puede afirmar que es por la acción humana”, explicó la científica.

Récord de calor en el asentamiento más septentrional del mundo

Los termómetros alcanzan los 21 grados en una base militar de Canadá, a menos de 900 kilómetros del Polo Norte. Récord de calor. Los termómetros alcanzaron el domingo pasado los 21 grados centígrados en Alert, en el extremo norte de Canadá, la localidad más septentrional del planeta y que se encuentra a menos de 900 kilómetros del Polo Norte.

Escenario regional

En Argentina el cambio climático se expresa a través de cambios en las lluvias medias anuales y en un “corrimiento” de las isoyetas debido tanto a la variabilidad natural como al calentamiento global. “Se puede decir que esto no es sólo por forzantes naturales sino que también es por el aumento de gases. A escala regional la influencia humana generó cambios en las lluvias, y no sólo llueve más sino que también hay más eventos extremos” razonó Vera.

También por efecto de la influencia humana hay y habrá mayor ocurrencia de olas de calor, ya que “es cinco veces más probable tener olas de calor extremas ahora que antes”. En todos los casos, el impacto que tengan los fenómenos climáticos está relacionado con la vulnerabilidad. “El impacto se mide en pérdidas económicas en los países desarrollados y en pérdidas humanas en los países pobres” sintetizó.

cambio climático

Cambiar el modelo productivo

Para reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono y de metano a la atmósfera urge modificar el modelo de consumo y producción: entre los sectores que deben encarar cambios urgentes está el de la energía, la agricultura y ganadería, el transporte y la industria.

Para eso, la clave es tener decisión política para cambiar: “El problema no es tecnológico, el problema es social, político y cultural. Debemos avanzar ya hacia una transición ética y justa donde prime la cooperación” argumentó Vera.

El último reporte del IPCC apunta al uso del suelo y señala que un cuarto de la superficie terrestre ya está degradada por tasas de explotación de la tierra sin precedentes. “Esta degradación socava la productividad y merma la absorción de carbono del suelo, lo que exacerba el cambio climático”.

Europa se despide de un verano con temperaturas récord que causaron miles de muertos

La racha de temperaturas que se vivió en junio y julio en países como Reino Unido, Países Bajos, Bélgica y Alemania habría sido “extremadamente improbable” sin el cambio climático, según un análisis publicado por la ONG World Weather Attribution.

NOTICIAS DESTACADAS