En medio del dolor y del reclamo de justicia, así despidieron a Cecilia Burgadt

Entre el lunes y martes distintos organismos públicos de la ciudad reclaman justicia por el crimen de la enfermera Cecilia Burgadt.


 

Redacción Aire Digital

La capilla del Hospital Cullen estaba repleta por donde se la mirase. En la puerta, un hombre con la insignia de ATE en su espalda se frenaba para sacarse el gorro antes de entrar. Había personas de pie en la entrada tanto del lado interior como del exterior: el lugar quedó chico pero el recuerdo y dolor por la muerte de la enfermera Cecilia Burgadt sigue siendo gigante.

Leer más ► Confirmaron que la enfermera asesinada tenía una relación amorosa con el principal sospechoso

De pronto todas las personas se pararon y muchas de ellas agacharon la cabeza. En primera fila, compañeras de Cecilia Burgadt sostenían carteles de puño y letra gritando en medio de ese silencio “estamos de luto”. Al frente, flores inundaban en lugar junto un papel manuscrito en el cual se leía “María Cecilia Burgadt Q.E.P.D.”.

Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital

En el fondo de la capilla, el móvil de Aire de Santa Fe con Bruno Ballesteros transmitían las imágenes en vivo y en directo. La convocatoria se planteó desde la Dirección Médica y el Consejo de Administración del Hospital José María Cullen. A las 11 de la mañana, familiares y amistades de Cecilia Burgadt realizaban un pequeño responso y homenaje. Mientras se espera que los hechos sean esclarecidos, una mujer escribía en otro cartel “Yo creo en la Justicia”. El silencio cortaba el aire.

Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital
Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital
Un minuto de silencio

El pulmón del hospital Cullen acobijó un minuto de silencio por la enfermera que trabajaba allí. En círculo y con manos entrelazadas, las personas abarrotaron el lugar mientras el único sonido que inundaba el espacio era el cantar de pájaros. En medio de la ronda estaban el director del nosocomio, el Dr. Poletti, y la ministra de Salud de Santa Fe –Andrea Uboldi.

Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital

“Si les parece, en este momento empezamos el minuto de silencio en homenaje a María Cecilia”, dijo el Dr. Juan Pablo Poletti mientras agachaba la cabeza en sintonía con las personas que lo rodeaban. En el fondo, un hombre levantaba un cartel reclamando justicia. La cámara del móvil de Aire de Santa Fe mostraba un paneo general del momento: los pasillos que rodean el patio estaban repletos. Un aplauso colectivo irrumpió y muchos comenzaron a abrazarse.

Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital

Andrea Uboldi, ministra de Salud, dedicó sus palabras: “este es un minuto de silencio para visibilizar lo que nos está pasando como sociedad. Vamos a tener un espacio desde la Dirección del hospital con  los conocidos más íntimos de ella: no vamos a poder devolverles a Cecilia pero sí acompañar. Las adhesiones han sido de todos los hospitales porque la consigna es Ni una menos”.

Foto: Maiquel Torcatt / Aire Digital
El cortejo fúnebre y el adiós de sus compañeras

Lejos de la capilla, los restos de Cecilia Burgadt eran trasladados alrededor de las 10 de la mañana. Una fila de autos circulaban por la calle central de San José del Rincón mientras enfermeras del SAMCo de esa localidad -donde vivía la mujer- realizaban un abrazo simbólico al edificio.

Todas sostenían carteles pequeños que rezaban “Basta de femicidios, #NiUnaMenos”. La última en la fila tenía un afiche mucho más grande, con un lazo negro símbolo de luto pegado sobre el fondo blanco. Al lado, una mujer sostenía otro con letras negras cortadas a mano -cuyas mayúsculas daban la idea de que esas palabras eran un grito.

Leer más ► Cómo fueron las últimas horas de la enfermera Cecilia Burgadt en la terapia intermedia del Cullen

“No esperábamos semejante desenlace. Pedimos justicia por ella y por todas las mujeres que están muertas. Cecilia era compañera, amiga, vecina”, explicaba una de ellas.  “No se merecía terminar así. Ella vivía para su familia, sus hijas e incluso su abuela. Como todos los efectores, paramos durante media hora para que la familia sepa que estamos”, agregaba otra compañera a su lado.

Abrazo simbólico al Cullen

En el abrazo simbólico al edificio se acercaron distintas personas que no necesariamente habían conocido a Cecilia.  “Yo estoy en otro sector pero el dolor nos tocó de cerca esta vez”, comentó una enfermera llamada Mabel Ruiz Díaz.

“Uno sabe de las cosas que ocurren fuera del hospital, porque estamos acostumbrados a vivir todo esto. Heridos, baleados, inseguridad: estamos preparados para eso. Pero esta vez era una compañera, una colega que estaba al servicio del dolor, de sufriente y de los familiares del sufriente. Nos enteramos que estuvo trabajando en un sanatorio privado en esa vorágine para solventar los gastos familiares, porque tenía a cargo incluso a su abuela. El viernes vino a trabajar y hoy ya no la tenemos”, agregó la enfermera.

La ciudad entera sale a las calles

El reclamo de justicia se extendió rápidamente por la sociedad santafesina. El Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado –ATE- Santa Fe convocaba en un comunicado a todos los trabajadores y trabajadoras de la administración pública provincial a manifestarse frente a sus lugares de trabajo a partir de las 10 horas. “Este femicidio nos toca de cerca con una compañera, trabajadora pública y afiliada a ATE por tal motivo saldremos una vez más a la calle”, expresa  el comunicado del gremio estatal.

En el hospital de Niños Dr. Alassia otro abrazo simbólico tuvo lugar a partir de una propuesta de la comisión de delegados del gremio Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) en esa institución. “Exigimos justicia por el asesinato de la compañera María Cecilia Burgadt”, expresa la convocatoria.

El Colegio de Profesionales de Enfermería de Santa Fe convocó una marcha a realizarse este martes 17 a las 10 de la mañana. “Una vez más el colegio estará bregando por este caso como en otros hechos que afectan a la enfermería, como la inseguridad en que se cumplen las tareas de los enfermeros en hospitales públicos, haciendo horarios rotativos, sin custodias policiales, sin buenos de transportes, sin iluminación en las zonas aledañas, entre otras problemáticas”, señalan en el documento difundido. Marcharán desde el hospital Cullen, recorriendo avenida Freyre y General López y finalizando en Tribunales.

Desde la Mesa Ni Una Menos Rincón se sumaron al reclamo: “seguimos organizadas, seguiremos reclamando frente a tribunales, las comisarías, los poderes públicos y en las calles, para que ninguna muerte quede impune, para que dejen de matarnos, porque vivas y libres nos queremos”.

Otros efectores de salud que se unieron al reclamo de justicia

NOTICIAS DESTACADAS