domingo 23 de febrero de 2020
Salud | Salud |

¿Qué pasa en el cerebro cuando nos enamoramos?

Mariposas en el estómago, miradas que te conectan y la pregunta de si el amor es ciego. El Doctor Hugo Valderrama nos cuenta cómo actúa el cerebro ante el enamoramiento.

Cada 14 de febrero comienzan a emerger más interrogantes acerca del amor. En una nota en Aire de Santa Fe, el doctor Hugo Valderrama , neurólogo y máster en Neurociencias, analiza paso a paso qué sucede en nuestro cerebro cuando nos enamoramos.

Existen diferentes fases y la primera es la del enamoramiento. Allí la explosión de químicos en el cerebro es bastante importante y el sector del cerebro que más influye es el hipotálamo porque libera sustancias que generan placer y mucha euforia: "Lo que te deja atontado, esa sensación de estar flotando", afirma Valderrama. Las funciones del sector frontal, el más racional del cerebro (el que trata de diferenciar qué es bueno y qué es malo) se siente afectada por toda esa sustancia que genera tanto placer y euforia. Es por ello que le cuesta diferenciar. De esta dificultad surge la expresión de que el amor es ciego porque al cerebro le cuesta ver la realidad.

corazón gif.gif

Luego de esta etapa inicial de enamoramiento y con el correr del tiempo en la relación todas esos neuroquímicos van fluctuando y hay picos. Entra en juego aquí otra sustancia que genera un apego a largo plazo: la oxitocina. Esta es neurotransmisor y hormona que por un lado conecta neuronas y por el otro se desparrama por diferentes partes del cuerpo produciendo distintos efectos. Pero a nivel cerebral es una hormona pro social y genera apego con las personas. En el cerebro se produce la necesidad de "proteger a esa persona que está a tu lado y que esa persona te proteja, de ese modo se genera el acompañamiento".

De amor adolescente y mariposas en el estómago

A diferencia del cerebro adulto cuando se analiza a los "adolescentes el lóbulo frontal aún no está desarrollado como el de un adulto y le cuesta tener más racionalidad", es así como el atontamiento inicial en la relación está más marcado y se mezcla también con la adrenalina que se manifiesta como la sensación de estar nerviosos pero contentos. Las mariposas en el estómago tienen una explicación y es que cuando se libera adrenalina, se le quita flujo sanguíneo al estómago y a los intestinos. Sucede de igual modo cuando estamos con mucho estrés y se genera mucha adrenalina.

Cuando no tenemos dopamina decimos que estamos descompuestos y nos sentimos mal pero, si tenemos adrenalina y estamos bañados de dopamina, decimos que tenemos mariposas en el estómago porque lo percibimos por un placer de fondo. Cuando no tenemos dopamina decimos que estamos descompuestos y nos sentimos mal pero si tenemos adrenalina y estamos bañados de dopamina decimos que son tenemos mariposas en el estómago porque lo perseguimos por un placer de fondo.

¿Existe el amor a primera vista?

La industria del cine ha generado récords de recaudación con películas referidas al amor (aquí en esta nota tenés 5 películas recomendadas para San Valentín) y haciendo hincapié muchas de ellas en el amor a primera vista. Pero ¿sucede esto en todos los casos?, ¿qué pasa cuando no aparece ese enamoramiento inicial? A pesar de que lo general es experimentar esa primera etapa hay personas que no tienen el atontamiento que se mencionaba anteriormente sino que las personas se conocen en un proceso más lento. La explicación del Doctor Hugo Valderrama es que "directamente la oxitocina se estableció más de entrada que la dopamina y el placer porque fue una compañía más estable y en el tiempo perduró."

amor a primera vista.jpg

El cerebro tiene mucha capacidad para distinguir rostros y miradas y es muy difícil controlar las miradas. En base a esto Valderrama expresó:

Hay miradas que si se hacen intencional y el otro cerebro de manera empática lo capta empieza a liberar sustancias muy rápido y, en una cuestión de segundos, genera esa sensación placentera que se suma a la adrenalina y ansiedad inicial que muchas veces mencionamos como amor a primera vista. Hay miradas que si se hacen intencional y el otro cerebro de manera empática lo capta empieza a liberar sustancias muy rápido y en una cuestión de segundos genera esa sensación placentera que se suma a la adrenalina y ansiedad inicial que muchas veces mencionamos como amor a primera vista.

Después puede haber estímulos que hacen que los neurotranmisores bajen y detecten que esa persona no es lo que vimos en esa mirada.

La decepción del amor

Con el correr de los años y las experiencias vividas se fueron creando estructuras dentro del cerebro que alertan y lo hacen tener más cautela. A medida que el cerebro se desarrolla más sucede que logra sentir la sensación de enamoramiento inicial pero el lóbulo frontal dice no.

Embed

Contacto: Doctor Hugo Valderrama

Temas

Dejá tu comentario