menu
search
Política salarios | trabajadores | empresas

El ajuste es por salarios: en cinco meses, los trabajadores perdieron $500 mil y las empresas ganaron $12 billones

Menos despidos y paritaria estatal en cero. Recesión modulada y conflictividad gremial en el sector privado. En el segundo semestre, el ajuste seguirá pisando los salarios.

Está cada vez más claro que el ajuste es por salarios: en apenas cinco meses, los trabajadores perdieron $500 mil en promedio y las empresas ganaron la friolera $12 billones. Hay dos escenas del pasado reciente que nos permiten mostrar la película completa y no solamente la foto.

Agosto de 2020: Paolo Rocca –dueño de una fortuna de 2.700 millones de dólares y con ganancias de +790% desde la asunción de Javier Milei – abre una sesión de coaching dirigida a gerentes de Techint y, ante la pregunta sobre cómo bajar costos fijos, responde en forzado español: “Si fuera por mí, no pagaría sueldos directamente (risas) pero todos sabemos que no es posible”.

Febrero de 2024: se reúne por primera vez, desde el triunfo de Milei, el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, en el que confluyen las centrales de trabajadores que representan a estatales y privados y las patronales empresarias y gubernamentales. La propuesta de aumento que los dueños de las empresas pusieron sobre la mesa fue cero, luego de una devaluación histórica que en diciembre 2023 los había hecho un 118,3% más ricos y a los y las trabajadoras con ingresos en pesos un 118,3% más pobres.

En la “Era de la Crueldad para el Ajuste Fiscal”, en la República Unida del RIGI, vamos a suscribir nuevamente la postura del economista Claudio Scaletta: las patronales capitalistas tienen un ADN simple y lógico, maximizar ganancias reduciendo costos, y el salario es un costo más. No es maldad, ni sadismo. Recuperemos a Cooke cuando Perón le presenta a Jorge Antonio en Puerta de Hierro como un “millonario peronista” y el Bebe responde: “Disculpe, yo no hago esos distingos, para mí no hay millonarios peronistas o antiperonistas, los millonarios son millonarios y nada más”.

LEER MÁS ► Por salarios más bajos y menos empleo registrado, se desploma la recaudación de Anses

Conclusión: a pocas horas de celebrarse el 208 aniversario de la Declaración de la Independencia, durante la cual se debatieron muchas cosas (si monarquía o república constitucional, si unitaria o federal, si libres de España o de toda potencia extranjera, si aranceles aduaneros para proteger industria local o no), lo que nunca estuvo en debate es el costo de la mano de obra: el menor posible.

El valor de la mano de obra es un indicador patrio históricamente variable, si hay encomienda, mita, contratos trimestrales o RIGI, será a la baja; si hay sindicatos y peronismo, casi todo lo contrario (a veces, depende de cuál, por supuesto).

La que te falta abajo está arriba, no al costado

El último informe de la consultora santafesina Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE) nos acerca un resumen de datos y apreciaciones que ilustra perfectamente el objetivo central y los efectos del programa desplegado por el gobierno durante el primer semestre, y que se profundizará en los siguientes sin importar si Federico Sturzenegger consigue arrancarle al FMI los dólares que Luis “Toto” Caputo hasta ahora no consiguió.

Vemos primero la progresión de la inflación anualizada a junio 2024, con mención de los valores mensuales acumulados:

Inflacion interanual.jpeg

La primera infografía del informe que firman Diego y Marco Kofman, Lavih Abraham, Natalia Pérez Barreda y Sergio Arelovich se titula “La paz de los cementerios”, aludiendo a la recesión inmediata y profunda que indujo el gobierno desde diciembre de 2023, bajando drásticamente la inflación luego de ponerla en el cielo para luego recostarla sobre un frío y depresivo colchón de consumo (-6,7% interanual considerando el primer trimestre del año) y consecuentemente de ventas (-30% promedio para igual período).

Recuperando una de las fotos del comienzo al hilo del gráfico, en el mes de febrero en que las patronales ofrecieron nada en el Consejo del Salario, los sueldos registrados llevaban perdidos 46,1% y las paritarias sectoriales que se negociaron a partir de marzo fueron casi todas a pérdida. Hace una semana la paritaria estatal firmó otra acta inexplicable y acaso vergonzante, UPCN y ATE recibieron del gobierno una irresistible propuesta para combatir una pérdida de 22,4% en cinco meses que iguala lo perdido con Mauricio Macri en cuatro años: cero aumento.

En dos infografías consecutivas de MATE, vemos dos picos de caída del poder adquisitivo de los salarios registrados parangonables con los pisos registrados en 2002 después del estallido económico, social y del final político de un gobierno que incluyó al reincidente y flamante ministro de Desregulación, Federico Sturzenegger. Fueron los salarios de un país que gracias al megacanje (que operó el Federico del establishment) se endeudó con el FMI en 50.000 millones de dólares, generó una desocupación del 21% y cuyas fuerzas de seguridad dejaron 39 muertos en las calles.

Salario real sector privado.jpeg
Salario real sector público.jpeg

Números oficiales, no manipulaciones absurdas u opiniones: durante los mandatos kirchneristas, el salario registrado creció siempre y desde 2016 no hace más que caer.

Según Claudio Lozano, titular del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, la transferencia de recursos desde los trabajadores formales a los dueños de los medios de producción de dinero con trabajo y de dinero con dinero (los bancos centralmente), fue gigantesca: mientras los primeros perdieron entre un 20% y un 40% de sus ingresos, sectores como el que produce y comercializa hidrocarburos ganaron un 1.311%, el complejo exportador de granos un 4.921%, las distribuidoras de energía un 5.203% y los laboratorios 9.851%.

Son niveles de rentabilidad que no existen prácticamente en ningún país del mundo que no sea una colonia semi-esclavista.

La consultora MATE cuantifica la transferencia de ingresos acumulada entre diciembre 2023 y abril 2024 por la caída de los salarios reales.

Transferencias Fuente MATE.jpeg

La caída salarial producida por el gobierno de Milei implicó una transferencia de $12,4 billones de abajo hacia arriba, que es adonde hay que mirar cuando se trata de averiguar “quién se quedó con la mía”: ni el boliviano de la verdulería, el placero del Potenciar, el coreano de la tintorería o la recepcionista del ANSES, sino Rocca, Bulgheroni, Daniel Funes de Rioja, los hermanos Roemmers, Elsztain o Grobocopatel, precisamente quienes diseñaron tanto el DNU 70 como la Ley Bases que con esmero compiló Federico Sturzenegger.

Otra gráfica de MATE nos permite rebatir el mantra antipolítico de que “hace 50 años que estamos igual y que todos fueron igual de malos” y forma parte del libreto estable del votante libertario promedio. ¿Cuántos miles de pesos ganaron o perdieron los y las trabajadoras en los primeros cinco meses de cada mandato presidencial desde 2003?

Caida salarios de 2003 a 2024.jpeg

Desde 2003 a la fecha, con el único gobierno peronista que los trabajadores perdieron ingresos contra inflación fue con el del Frente de Todos de Alberto Fernández, una variante sin programa y repleta de bloqueos cruzados que puso en peligro un activo y conocido slogan: los años más felices y los menos infelices, siempre fueron peronistas. Pero como ya dijimos en notas anteriores, nadie gana una elección prometiendo que “con nosotros vas a perder, pero menos”.

Impresionan las líneas descendentes que definen la trayectoria del salario durante el macrismo y lo que va de la gestión Milei. Según el estudio de MATE, en los primeros cinco meses del gobierno de Macri (que decía en campaña que el salario era un costo que había que bajar) la pérdida salarial de los que venden su fuerza de trabajo en pesos era casi $145 mil menos que lo que llevan perdidos con Milei.

Y finalmente los asalariados en pesos peor remunerados, si descontamos los rubros flexibles o más negros que blancos (construcción, agro, domésticas), los salarios informales y los planes sociales: los jubilados. Allí la gráfica también muestra un serrucho descendente desde 2015.

Jubilaciones de 2015 a 2024.jpeg

Una virtud indiscutible del actual gobierno es la invención estadística, ninguna contabilidad creativa. Lejos del 4% por encima de la inflación que aseguró el ministro Caputo, los datos oficiales muestran que las jubilaciones mínimas perdieron un 6% interanual al mes de mayo y el resto un 14%.

Una vez más y para subrayar lo aseverado desde el título de la nota, hace pocos días la Universidad Católica Argentina actualizó su monitoreo regular sobre pobreza, indigencia y desigualdad. Uno de los puntos destacados marca que el 20% de la población concentra más del 50% de la riqueza que se genera en el país y establece una relación estrecha e inversamente proporcional entre los deciles más pobres y ricos: si los primeros pierden es porque otros ganan muchísimo más de lo que necesitan para vivir.

Y, pese a que todo opositor al presidente es tildado de comunista, lo dice el Observatorio Social de una institución que combatió históricamente al comunismo (la Rerum Novarum de León XIII ya lo denuncia en 1891) y siempre pactó con todos los oficialismos capitalistas, incluso con los de ultraderecha (recordar el Pacto de Letrán entre Mussolini y Pío XI).

LEER MÁS ► Superávit con recesión: las prestaciones por desempleo aumentaron un 60% interanual

Pero hay buenas noticias para cerrar la nota y el fin de semana: los y las argentinas les vamos a dar una cuarta oportunidad de no hacer las cosas mal a Federico Sturzenegger, santafesino y rufinense, para más datos. Primero fue economista jefe de Repsol durante la privatización y vaciamiento posterior de YPF, luego llevó adelante el megacanje con Fernando De la Rúa, la bola de Lebacs con Macri y ahora le escribe las leyes a Milei.

Así somos y así nos gusta: solemos darles poder a los mismos de siempre, para hacer un país diferente. Cosas de argentinos.