domingo 24 de octubre de 2021
Política | carne | Despidos | Santa Fe

Cepo a la carne: desmienten despidos en Santa Fe pero admiten reducciones de la jornada laboral

En diálogo con Aire Digital, el secretario de Agroalimentos del Ministerio de la Producción, Jorge Torelli reconoció que el desarrollo de la actividad es irregular a lo largo del territorio, pero negó que haya despidos. Harán un seguimiento particular de los frigoríficos.

Este martes por la mañana se llevó a cabo una reunión entre autoridades de los ministerios de Trabajo y de la Producción de Santa Fe, representantes del sindicato de trabajadores de la carne y de la cámara de frigoríficos (Cafrisa). El objetivo del encuentro fue analizar la situación del sector cárnico y evaluar las consecuencias que tuvo la aplicación de restricciones a la exportación de carne. Una de las principales preocupaciones del sector tiene que ver con los puestos de trabajo.

De la reunión participaron el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, el secretario de Agroalimentos del Ministerio de la Producción, Jorge Torelli, el secretario general del sindicato de trabajadores de la carne, Daniel Roa y dirigentes de Cafrisa.

Leer másEl cepo a la carne ya provocó 150 despidos en Santa Fe y peligran 10.000 puestos de trabajo

Tras el encuentro, se definieron algunas políticas de seguimiento de la situación y se dejó en claro que no hay un escenario de despidos generalizados en la provincia de Santa Fe.

En diálogo con Aire Digital, el secretario de Agroalimentos del Ministerio de la Producción, Jorge Torelli reconoció que –según lo planteado en la reunión- el desarrollo de la actividad es irregular a lo largo del territorio. “La planta de Swift de Rosario trabaja con normalidad, en Venado Tuerto el nivel de actividad es bajo, pero en Hughes es casi normal. Es irregular la situación en toda la provincia, en algunos es alto, en otros bajo y en otros normal”, precisó el funcionario.

De todos modos, lo que se percibe en la mayoría de los frigoríficos son reducciones horarias, lo que sí afecta el salario de los trabajadores.

“Lo que manifestaron los representantes de los frigoríficos es que existe una situación irregular. No hay despidos, pero sí reducciones horarias, lo que afecta el bolsillo del laburante”, dijo el funcionario.

frigorífico.jpg
“Lo que manifestaron los representantes de los frigoríficos es que existe una situación irregular. No hay despidos, pero sí reducciones horarias, lo que afecta el bolsillo del laburante”, aseguraron.

“Lo que manifestaron los representantes de los frigoríficos es que existe una situación irregular. No hay despidos, pero sí reducciones horarias, lo que afecta el bolsillo del laburante”, aseguraron.

Asimismo, se producen algunas situaciones particulares del sector cárnico: algunas empresas que trabajaban para las firmas centrales, dejaron de hacerlo. En esos casos particulares, se produjeron despidos.

“El mensaje del ministro (Daniel) Costamagna para las empresas fue claro: si notan que la situación empeora y comienzan a correr riesgos serios los puestos de trabajo, que se comuniquen y la Provincia gestionará ante Nación la llegada de los Repro, destacó Torelli.

El Programa de Recuperación Productiva (Repro) sirve como herramienta para sostener el empleo en sectores con dificultades económicas. El beneficio consiste en asignar una suma de dinero individual y fija que se pagará a los trabajadores y las trabajadoras, a cuenta del pago de las remuneraciones a cargo de los empleadores y las empleadoras

El secretario de Agroalimentos de Santa Fe resaltó, además, que ya han acercado ayudas sociales a los trabajadores de la carne que vieron afectados sus ingresos por la reducción horaria.

“Hemos otorgado bolsones de alimentos para paliar la situación”, dijo el funcionario del Ministerio de la Producción quien reconoció que el sindicato solicitó incrementar esa ayuda.

La semana pasada, el titular del Sindicato de la Carne de Santa Fe, Daniel Roa, había advertido que el cepo a la exportación había producido 150 despidos y peligran 10 mil puestos de trabajo. El dirigente gremial pidió al Gobierno que revea la decisión de extender las restricciones a la exportación de carne vacuna hasta el 31 de octubre próximo. En la provincia hay más de 20 mil productores ganaderos y 90 plantas frigoríficas integradas en vacunos de exportación, cerdos, carne aviar y ovinos.

Leer másCepo a la exportación de carne: Santa Fe se diferencia de Nación y pide soluciones

Hasta el 31 de agosto último había un compromiso del sector empresario con los gremios de que no se iba a despedir personal y se sostenían las fuentes de trabajo, más allá de la pérdida en masa salarial por parte de los trabajadores desde hace 90 días.

El sindicato denunció que trabajadores de los frigoríficos Recreo, Rafael Alimentos de Casilda y Black Bamboo de Venado Tuerto no pudieron entrar a sus puestos de trabajo. Según relataron, por la caída en la actividad no había insumos suficientes para faenar. Se trata de unos 150 trabajadores los afectados y, según el sindicato, no se sabe cuándo podrán retornar a sus tareas.

En 2006, cuando se aplicó la misma medida de restricciones a las exportaciones de carne vacuna, se perdieron más de 15 mil fuentes de trabajo. Para Roa, "la medida fracasó y hay que revisarla, ya que tenía como principal objetivo bajar el precio de la carne y que haya más oferta, algo que no sucedió".

"Hoy nos encontramos sin nuestro puesto de laburo, y la situación se agudizará mientras vaya pasando el tiempo si no se modifica la resolución vigente, y se permiten otras propuestas y alternativas que venimos planteando desde que comenzaron las restricciones a exportar", señaló.

Roa reclamó al Gobierno revisar la medida y que también se implemente una ampliación del cupo de exportación, contemplando a las categorías de vaca conserva y manufactura, que son cortes cárnicos que no se consumen en el mercado interno y China los demanda. Consideró que no se puede seguir sosteniendo una política que fracasó en materia económica y política.