menu
search
Policiales San José del Rincón | abuso sexual |

San José del Rincón: cuenta regresiva para el juicio por abuso sexual contra los entrenadores de triatlón

El juez García Troiano dispuso la apertura a juicio para los cuatro acusados en la causa. Si el debate no se realiza antes de julio, Walter Sales Rubio y Sheila Arteriza podrían recuperar la libertad.

De los cuatro acusados, tres de ellos transitan el proceso en prisión preventiva, sólo Soledad Arteriza cuenta con medidas alternativas a la prisión preventiva. Alicia Reina se encuentra detenida desde octubre de 2021, mientras que Sales Rubio y Sheila Arteriza están en prisión desde julio de ese mismo año: si el juicio oral no se realiza antes de esa fecha, podrían recuperar la libertad al vencerse los plazos de prisión preventiva.

Sales Rubio es representado en la causa por el abogado particular Juan Bautista Fossa, las hermanas Arteriza por el abogado Ignacio Alfonso Garrone y Alicia Reina por Sebastián Oroño.

LEER MÁS ► Atribuyeron más hechos de abuso sexual a la pareja de entrenadores de Rincón y seguirán en prisión

La investigación es comandada por el fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual Matías Broggi, quien anticipó un pedido de pena de hasta 50 años de prisión para los acusados por abusos sexuales calificados reiterados en perjuicio de menores de edad.

Varios de los denunciantes se presentaron como querellantes en la causa, con representación de los abogados Juan José Patiño, José Luis Iriondo y Agustina Taboada, Matías Pautasso y Carolina Walter Torres: cada una de las querellas solicitó la pena que considera justa según los hechos padecidos por sus representados.

garcia troiano.jpg
El juez García Troiano avaló la acusación contra los entrenadores

El juez García Troiano avaló la acusación contra los entrenadores

Abusos calificados

Walter Sales Rubio fue acusado como autor de 15 hechos de abusos sexuales perpetrados a menores de entre 10 y 18 años, de manera reiterada, mientras estaban a su cargo como entrenador de triatlón en San José del Rincón.

La primera denuncia se remonta al 19 de julio de 2021, y luego se sumaron varias más; actualmente los denunciantes son mayores de edad, pero relataron hechos sucedidos durante años cuando entrenaban con los acusados. Para Walter Sales Rubio, la Fiscalía anticipó que solicitará 50 años de prisión.

En la resolución de la audiencia preliminar el juez García Troiano admitió la acusación de Walter Sales Rubio como autor de los 15 hechos de abuso sexual, once de ellos con acceso carnal, dos abusos simples, un hecho de promoción a la corrupción de menores y un hecho de abuso gravemente ultrajante, algunos de ellos calificados por la participación de dos personas y todos calificados por ser encargado de la educación, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravada por ser encargado de la educación.

LEER MÁS ► San José de Rincón: tres víctimas de los entrenadores revelaron la trama de los abusos que se cometían en la casa que fue incendiada

Algunos de los hechos atribuidos a Sales Rubio tenían participación de Sheila, pareja de Walter, o de Soledad; Sheila Arteriza fue acusada por 12 hechos de abuso sexual, y enfrenta una posible condena de 30 años de prisión. Solange fue acusada como autora de cinco hechos de abuso sexual y podría ser condenada a 20 años de prisión, mientras que a Alicia Reina se le atribuyó haber abusado sexualmente de un menor durante casi siete años y enfrenta una posible condena a 16 años.

Entre la prueba ofrecida por las partes se cuenta con la declaración de más de 50 testigos que deberán presentarse en el juicio, entre las que se encuentran las víctimas de los abusos y sus padres, diferentes informes, fotos y planimetrías, y las declaraciones de los imputados expresadas durante el proceso.

Finalmente, el juez rechazó el pedido que habían realizado los defensores de unificar las querellas en una única representación, por lo que cada uno de los denunciantes que se presentaron como parte en la causa seguirán con su propia representación.

alicia reina.jpg
Alicia Reina fue la última sospechosa en ser detenida

Alicia Reina fue la última sospechosa en ser detenida

La causa

La primera denuncia contra los entrenadores se presentó el lunes 19 de julio de 2021 por una joven de 22 años, quien se decidió a hacer pública la situación luego de escuchar el relato de la joven del Caso M en AIRE: la entrevista la motivó para buscar justicia, se contactó con M, que la aconsejó y la guió en el camino a la denuncia. “Yo le escribí la misma tarde en que ella contó su historia en la radio”, detalló.

“Pero después no me animé a hablar, porque nadie que no fuera de mi entorno familiar íntimo lo sabía”, agregó. Finalmente, al otro día M le escribió para juntarse a charlar y así fue como por primera vez alguien externo a su familia se enteró de los delitos del entrenador: “Yo quería denunciarlo porque no quería cruzarlo más como si nada en la calle”, indicó.

Esta primera denunciante informó a AIRE que los abusos se produjeron desde que ella tenía 11 años hasta sus 15, desde 2010 hasta 2014. En ese último año dejó de asistir a las prácticas. En los relatos de las otras dos víctimas, las fechas coinciden, ya que son jóvenes de edades similares. La joven contó que mientras escuchaba el testimonio de M en Aire de Santa Fe, Walter Sales Rubio se presentó en su casa para ofrecerle trabajo. Tanto ella como las demás víctimas y las personas de Rincón, aseguran que se trata de una persona que siempre estuvo en contacto con toda la gente del pueblo y los mayores confiaban en él para dejarle a cargo a sus hijos.

Para llevar a los menores a la casa en donde cometían los abusos, los citaban antes o después de los entrenamientos para hablar sobre la práctica o hacer entrenamiento extra. Una de las víctimas contó que la primera vez que abusaron de ella fue una noche que se quedó a dormir porque al otro día debían salir de viaje temprano a una competencia en Victoria, Entre Ríos. En ese entonces, la víctima tenía 13 años.

Incendio casa entrenadores de Rincón.jpeg
La vivienda donde se perpetraron los abusos fue prendida fuego

La vivienda donde se perpetraron los abusos fue prendida fuego

Tras el testimonio de la primera víctima en la comisaría, comenzaron a llamar como testigos a otros chicos y chicas que asistían a los entrenamientos; uno de ellos es otra de las denunciantes que habló en su momento con Aire Digital: “Yo quiero agregar que a mí me pasó lo mismo”, dijo la segunda vez que fue a la comisaría. La primera vez había sido citada como testigo y contó que las preguntas estuvieron todas orientadas hacia lo que había contado la primera denunciante. “Me preguntaron cosas sobre ella y yo de eso no había visto nada, pero no me preguntaron si a mí me había pasado lo mismo”, explicó la joven.

La segunda y tercera denunciante fueron esta joven y otra que se enteró de la primera denuncia y decidió sumar su testimonio. “Yo estaba dando una clase y una persona me contó sobre la primera denuncia contra Sales Rubio y Sheila Arteriza”, indicó. “Eso es verdad”, dijo la chica al enterarse de lo que la otra víctima había contado. Enseguida se puso en contacto con otras personas y el miércoles fue a denunciar junto a otra víctima.

Leer más ► Detuvieron a dos entrenadores de Rincón denunciados por abuso sexual

Los testimonios de las tres chicas coinciden en que los abusos sexuales se cometían, en su mayoría, en la casa de Alicia Reina, madre de las hermanas Arteriza: de los abusos participaban los dos miembros de la pareja. La mujer llevaba a las víctimas a una habitación aparte, en muchas ocasiones con la excusa de que se prueben alguna prenda deportiva. Luego, comenzaba a tocarlas y besarlas. Más tarde, ingresaba el hombre. Entre los dos, abusaban sexualmente con acceso carnal de los menores.

broggi.jpg
Los abusos son investigados por el fiscal de la Unidad Especial Gefas, Matías Broggi

Los abusos son investigados por el fiscal de la Unidad Especial Gefas, Matías Broggi

Además de los abusos en la casa, las chicas narraron situaciones cotidianas de los entrenamientos. “Siempre nos decían qué ropa teníamos que usar, incluso nos llevaban mallas más chicas para que usáramos en los entrenamientos”, describieron. Otra de las víctimas contó que en ocasiones con la corriente del río se iba más lejos y cuando las buscaba para traerlas hasta la orilla el hombre la manoseaba. “Todos sabíamos que había algo raro pero estaba como naturalizado y aparte éramos chicos como para saber que lo que hacía esa persona mayor a cargo estaba mal”, indicó una de las víctimas.

Las jóvenes también narraron escenas de acoso verbal y psicológico por parte del hombre que en varias oportunidades les decía que estaban excedidas de peso. Además, aseguraron que entre las mujeres muchas veces buscaban generar conflictos y competencias.

Las chicas contaron a Aire que cuando detuvieron a la pareja sintieron alivio y que aún están “en shock” por lo ocurrido. Tras las denuncias, al menos tres víctimas más se contactaron con ellas para agradecerles la valentía de contar lo ocurrido. Algunas son de la provincia de Entre Ríos.