miércoles 20 de enero de 2021
Policiales | juicio | Barranquitas |

Rebajan la condena a una pareja que mató a un albañil del barrio San Lorenzo

Se trata de Mario Valberdi y Sofía Anahí Pasquier, ambos habían sido sentenciados a 35 años de cárcel por el crimen de Julio Martínez ocurrido en 2018 en Juan Díaz de Solís al 1500.

Un reciente fallo resuelto en la Cámara de Apelaciones de Santa Fe benefició a una pareja que en 2018 mató a puñaladas a un albañil para robarle un bolso y luego escapar por las calles del barrio San Lorenzo. La resolución estuvo a cargo de los jueces Enrique Álvarez, Alejandro Tizón y Roberto Prieu Mantaras, los cuales mediante 49 paginas determinar reducirle diez años de la pena a Mario Valverdi (26) y Sofía Anahí Pasquier (22), los cuales fueron condenados en un juicio oral y público.

Aquella condena fue dictada el pasado 3 de julio y estuvo a cargo de un tribunal conformado por Sergio Carraro, Gustavo Urdiales y Héctor Gabriel Candioti, los cuales impusieron una pena de 35 años de condena tras declarar a la pareja como quien mató a Martínez y en plena huida asaltaron a un motociclista (que era compañero de la víctima fatal) y a un hombre que aguardaba tomarse un colectivo en una parada.

Sentencia caso Albañil_MG_9550_1200 MTH .jpg

"Justicia por Julio", el pedido que encarnizaron sus familiares y amigos durante el juicio.

La sentencia fue menor a la que pidieron en su momento los fiscales del caso, Martín Torres y Cristina Ferraro, que solicitaron la prisión perpetua o de manera alternativa la de 40 años de prisión. Sin embargo, el tribunal consideró imponer el monto total de 35 años tras declarar a Valberdi y Pasquier como autores penalmente responsables del delito “homicidio en ocasión de robo y robos calificados por el empleo de arma en forma reiterada (dos hechos), todo ello en concurso real entre sí”.

Leer másCondenaron a 35 años de prisión a la pareja imputada por el crimen de Julio Martínez

El caso fue apelado por la defensa de la pareja, a cargo del defensor público Sebastian Moleón, el pasado 5 de octubre y posteriormente analizado por tres camaristas que finalmente determinaron un mes después que la pena establecida por el tribunal de primera instancia realizó “una suma aritmética y no una composición a la luz de las normas de aplicación de pena”. En efecto, reacondicionaron el monto de la sentencia y la dejaron en 25 años de prisión efectiva.

Tres robos y un muerto

La secuencia por la que Julio Martínez terminó muerto ocurrió el 22 de enero del 2018. Aquel día, cerca de las 6.45, el “Gordo” como lo conocían en su entorno, preparó sus cosas para ir a trabajar, despidió de su hijo de 10 años y a su esposa y cerró la puerta de su casa.

Al poner un pie en la vereda, fue abordado por Valberdi y Pasquier los cuales lo sujetaron para robarle un bolso, pero ante la resistencia de Martínez, uno de ellos (nunca quedó esclarecido durante el juicio) le asestó dos puñaladas al albañil que fueron letales y que terminaron con la vida del hombre de 48 años.

Julio Martínez homicidio.jpg
Barrio San Lorenzo. El momento en que personal policial fue hasta el lugar del hecho y custodió la escena del crimen.

Barrio San Lorenzo. El momento en que personal policial fue hasta el lugar del hecho y custodió la escena del crimen.

Tras el asalto fatal, la pareja continuó su raid delictivo y en la esquina de Roque Sáenz Peña y Monseñor Zaspe, abordaron a un transeúnte que esperaba el colectivo y le sustrajeron dinero, celular y hasta el par de zapatillas que llevaba puesto. No conformes con su actuar, los criminales pararon a un motociclista en Mosconi y Moreno alrededor de las 7 de la mañana y tras exhibirle un cuchillo le robaron la moto y huyeron por zona oeste hasta salir a Iturraspe y Blas Parera. Luego se adentraron en Barranquitas y abandonaron la moto.

Leer másSangre, llaves y un par de ojotas: los rastros del primer día de juicio por el crimen de Julio Martínez+

Con el transcurrir de los días, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y también de la Expolicía de Investigaciones (PDI) reconstruyeron la escena y pudieron identificar a quienes habrían sido los autores del hecho.

En base a una serie de testimonios y distintos registros fílmicos de la Central del 911, la pesquisa pudo comprobar que los principales sospechosos del raid criminal habían sido Pasquier y Valberdi, ambos con residencia en barrio Barranquitas y a los cuales, en los allanamientos en sus domicilios, le secuestraron distintos elementos vinculados al caso. Entre ellos, el bolso que Martínez usaba para llevar la ropa del trabajo.