domingo 12 de julio de 2020
Policiales | Crimen | Asesinato | juicio

Más pruebas acorralan a la pareja imputada por el crimen de Julio Martínez

Cuatro albañiles, entre ellos un excompañero del hombre asesinado, acreditaron aún más la hipótesis de la Fiscalía en torno a cómo se dio el homicidio ocurrido en Juan Díaz de Solís al 1500 en enero del 2018. El caso tiene en el banquillo de los acusados a Mario Valberdi y Sofía Anahí Pasquier quienes llegaron al juicio en prisión preventiva.

La pareja que es juzgada en los tribunales de Santa Fe, en el marco de la causa que investiga el asesinato del albañil Julio Martínez, muerto en barrio San Lorenzo tras un asalto, quedó una vez más acorralada por la hipótesis de la Fiscalía y la querella. Este lunes, en la Sala 1 del subsuelo de tribunales un total de cuatro trabajadores de la construcción, entre ellos un excompañero de obra de la víctima, declararon ante el tribunal de jueces (conformado por Sergio Carraro, Gustavo Urdiales y Héctor Candioti) y reforzaron aún más la teoría del caso.

La investigación estuvo a cargo de los fiscales de la Unidad Especiales de Homicidios, Cristina Ferraro y Martín Torres y apuntó a que los imputados, Mario Valberdi (26) y Sofía Anahí Pasquier (22) el 22 de enero del 2018 abordaron a Martínez a la salida de su domicilio en Juan Díaz de Solís al 1500. Seguidamente forcejearon y en un momento determinado le asestaron una serie de puñaladas letales que causaron el deceso inmediato del hombre de 48 años. Finalmente huyeron del lugar y a pocas cuadras asaltaron a un hombre que esperaba el colectivo y a un motociclista que se dirigía justamente al lugar donde trabajaba también la víctima fatal.

Homicidio de Julio Martínez.jpg
El cruento suceso ocurrió en Juan Díaz de Solís al 1500, en la puerta de la casa de la víctima.

El cruento suceso ocurrió en Juan Díaz de Solís al 1500, en la puerta de la casa de la víctima.

En lo que va del juicio, cuyo inicio se dio el pasado 18 de junio, declararon más de veinte testigos que primero demostraron con distintos videos cómo Valberdi y Pasquier estuvieron por la zona donde ocurrió el crimen y después qué elementos de la víctima fueron encontrados en los domicilios donde residían ambos en barrio Barranquitas.

Durante la quinta jornada, las nuevas pruebas que vinculan a los imputados con la teoría del caso fueron expuestas por cuatro testigos citados por la Fiscalía. Se trata de un vecino del barrio San Lorenzo que aquel día del crimen escuchó en la zona de Moreno al 4100 a una pareja que caminaba y discutía a gritos. “El muchacho le recriminaba a la chica <<¿por qué hiciste esto?>>”, dijo en su declaración ante el tribunal.

Leer másUn bolso, un cuchillo y un par de zapatillas: las claves que incriminan a los imputados por el crimen de Julio Martínez

El testigo además describió la indumentaria que llevaba la pareja y además aclaró que el hombre portaba un elemento clave en la causa: el bolso que tenía la víctima al momento del asalto. “El muchacho llevaba un bolso negro colgado al hombro”, destacó.

Quienes también declararon ante el tribunal fueron otros dos albañiles que a bordo de una camioneta Ford Ranger gris día cruzaron esa mañana, minutos después del crimen de Martínez, a una pareja en la esquina de Moreno y Mosconi. El primero en declarar fue el acompañante del conductor que recordó que la pareja le pidió que los lleven hasta el hospital de Niños Orlando Alassia.

Similar declaración tuvo el conductor de la Ford Ranger que además aclaró que cuando se negó a llevar a la pareja al hospital provincial, el hombre se mostró muy molesto. “Cuando me iba me sacó un cuchillo y me dijo que ojalá se me rompiera la camioneta”, declaró.

Leer másCrimen de Julio Martínez: la Fiscalía expuso la "prueba medular" durante la tercera jornada de juicio

El juicio contó además con la presencia del excompañero de obra de Martínez y cuyo testimonio a lo largo de la causa se convirtió en una llave para abrir una puerta de incógnitas apenas sucedido el asesinato. El mismo declaró que aquella mañana se dirigió hacia una obra en el puerto de Santa Fe a bordo de una motocicleta Beta 110 que recientemente había adquirido. Al llegar a Mosconi y Moreno se topó con un hombre y una mujer que le pidieron que pare.

Julio Martínez albañil asesinado.jpg
La víctima. El crimen ocurrió el 22 de enero del 2018 cuando Martínez iba a trabajar.

La víctima. El crimen ocurrió el 22 de enero del 2018 cuando Martínez iba a trabajar.

Al detener la marcha, la pareja le ofreció una serie de pertenencias que llevaban en un bolso. Como, por ejemplo, un par de borcejos y ropa de trabajo. “No tengo plata, estoy seco amigo”, le dijo el compañero de obra de Martínez a los transeúntes que llevaban un bolso de color negro. Seguidamente, el hombre le sacó un cuchillo y le gritó: “dame la moto, la concha de tu madre”. Ambos se retiraron motorizados en dirección al norte y el compañero de Martínez quedó a pie.

"¿Cómo era la pareja?", preguntó la fiscal Ferraro, a lo que el testigo sostuvo que el "hombre no era ni gordo ni flaco, llevaba una remera azul mientras que ella tenía un rodete en el pelo. Tal descripción fue similar a la que mostraron los registros fílmicos que fueron expuestos durante el debate.

El testigo contó después que tras el robo se dirigió a su trabajo por medio de otro transporte y al llegar un compañero de obra escuchó al periodista Luis Mino decir que habían matado a un hombre en Juan Díaz de Solís al 1500. En ese entonces, el hombre que fue asaltado supuso, por lógica, que el bolso que le había ofrecido la pareja que le sustrajo su motocicleta podría estar vinculado con el asesinato de su compañero.

Por esa razón, se dirigió hacia la Comisaría Segunda, de General López y Saavedra, para denunciar el robo de su moto y así poder colaborar con la investigación del crimen.