miércoles 12 de agosto de 2020
Policiales | allanamientos | Asesinato |

Un bolso, un cuchillo y un par de zapatillas: las claves que incriminan a los imputados por el crimen de Julio Martínez

La cuarta jornada de juicio oral y público en el cual una pareja es juzgada por el asesinato del albañil de barrio San Lorenzo giró en torno a los elementos que los investigadores encontraron en los domicilios que fueron allanados por la causa.

El juicio oral y público en el cual la Justicia provincial juzga a una pareja por la presunta autoría en el asesinato del albañil Julio Martínez, sucedido tras un asalto ocurrido en barrio San Lorenzo, presentó durante la tarde del viernes el plato fuerte de las pruebas que salpican de lleno a los acusados: Mario Valberdi (26) y Sofía Anahí Pasquier (22).

El debate comenzó el pasado 18 de junio y por el mismo pasaron una serie de testigos que fueron interrogados tanto por los fiscales del caso, Cristina Ferraro y Martín Torres de la Unidad Especial de Homicidios y por los defensores de los imputados, Sebastian Moleón (defensor público) que asiste a Valberdi y Guillermo Broggi, que representa a Pasquier.

Desde que se inició el juicio, pasaron por la sala 1 del subsuelo de tribunales más de veinte testigos, entre ellos los peritos que analizaron la escena del crimen, como así también efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), la fuerza policial que estuvo a cargo de la investigación penal preparatoria.

Caso albañil Julio Martinez_MG_3169-MTH-1200.jpg

Sin embargo, durante la cuarta jornada la Fiscalía y querella (a cargo de Federico Lombardi) pusieron sobre la mesa los elementos que resultaron claves para reconstruir la hipótesis: un bolso de color negro; un par de zapatillas de color petróleo con suela naranja; y un cuchillo con mango de madera que se presume fue utilizado para cometer el homicidio.

Leer más ► Sangre, llaves y un par de ojotas: los rastros del primer día de juicio por el crimen de Julio Martínez

Todos fueron encontrados tras una serie de allanamientos que ejecutó la Tropa de Operaciones Especiales en los domicilios donde residía Valberdi, su entorno familiar y también Pasquier.

Tanto el bolso como las zapatillas en cuestión fueron encontradas en la casa de Valberdi, situada en Bolivia al 4200 del barrio Barranquitas. El hallazgo se dio en la pieza donde dormía el hoy imputado y en donde además los investigadores secuestraron dos calzoncillos, una billetera color negro y una faja de trabajo.

Caso albañil Julio Martinez_MG_3176-MTH-1200.jpg
Sala 1. Uno de los jueces, Héctor Candioti, presenció el juicio de manera remota.

Sala 1. Uno de los jueces, Héctor Candioti, presenció el juicio de manera remota.

Por ese procedimiento, el defensor de Valberdi tuvo un áspero cruce con un oficial de la TOE tras recriminarle por qué puso en el acta del allanamiento que el testigo de actuación, que fue convocado en ese entonces, tenía instrucción educativa ya que cuando él mismo declaró el jueves pasado dijo que no sabía leer ni escribir.

En cuanto al cuchillo, el objeto fue hallado en una casa de Estrada al 4400 dentro una bolsa. Se trataba de un elemento cortopunzante con una hoja no muy larga y que además tenía un mango de madera.

Tanto el bolso como las zapatillas giraron durante toda la jornada de debate ya que fueron señaladas por dos testigos claves que tiene el juicio: la esposa del fallecido Martínez y un hombre que fue asaltado en una parada de colectivos ubicada a pocas cuadras de donde sucedió el crimen.

Leer más ► Crimen de Julio Martínez: la Fiscalía expuso la "prueba medular" durante la tercera jornada de juicio

Quien primero pasó fue la viuda de la víctima, Gabriela A., quien recordó cómo fue aquel siniestro momento. Según explicó la mujer, su esposo se despidió cerca de las 6.30 de la mañana y llevaba puesta una remera celeste, una bermuda clara, un par de ojotas y un bolso de color negro en el cual llevaba dentro la ropa de trabajo que ella misma preparaba un día antes.

Según contó, aquella mañana escuchó a su perro ladrar y que había una persona que hacía ruidos fuera de su casa pero no le dio importancia. Con el correr de los minutos vio llegar una ambulancia y a un agente policial que cruzó el tapial de su propiedad y le dijo una frase demoledora: “A su marido lo mataron”.

Julio Martínez homicidio.jpg
Barrio San Lorenzo. El momento en que personal policial fue hasta el lugar del hecho y custodió la escena del crimen.

Barrio San Lorenzo. El momento en que personal policial fue hasta el lugar del hecho y custodió la escena del crimen.

Seguidamente la viuda ratificó que el bolso que fue secuestrado en la casa de Valberdi era el de su esposo tras recordar cómo fue el reconocimiento en la Fiscalía de Homicidios. “Había tres bolsos y el segundo era el de mi marido”, sentenció.

Finalmente, el testimonio que incriminó aún más a la pareja imputada fue el un hombre (Juan Carlos D.) que sufrió un asalto en la esquina de Monseñor Zaspe y su intersección con Roque Saenz Peña. El mismo narró ante el tribunal que aquel día aguardaba un colectivo que lo traslade hacia San José del Rincón para ir a trabajar.

Mientras se encontraba apoyado contra una pared, el testigo vio llegar a la parada a una pareja que gritaba y que no se encontraba dentro de sus cabales. “Estaba ebrio y no sé si tenía otra cosa encima”, sostuvo en torno al hombre. Cabe destacar, que tal secuencia pudo ser advertida por una cámara de la Central del 911.

El testigo agregó también que la mujer llevaba un bolso de color negro y que el hombre se mostraba intranquilo mientras exhibía su torso desnudo. Inclusive le hablaba de que lo habían asaltado y que por tal situación tenía sangre en su cabeza.

Minutos después esa misma pareja lo asaltó al hombre tras ponerle en el abdomen un cuchillo. “Dame todo porque te mato, me dijeron”, recordó el testigo. “Le dí los cigarrillos, la billetera y el celular”, dijo. En tanto, antes de retirarse, los asaltantes le robaron sus zapatillas, las cuales eran color petróleo, con las tres tiras, tipo imitación de la marca Adidas y con una suela naranja. Las mismas que encontraron en la casa de Valberdi y que el testigo reconoció después en la Fiscalía.

Dejá tu comentario