domingo 31 de mayo de 2020
Policiales | Coronda | Brasil | Colón

La madre del preso muerto en un motín de Coronda responsabilizó al Servicio Penitenciario y Estado

"A mi hijo me lo mató la policía y el servicio", sostuvo en una entrevista con Aire Digital una semana después del crimen.

Carmen Behler, la madre de Alén “Mono” Montenegro, el preso que la semana pasada falleció tres recibir dos balazos mientras realizaba un “reclamo” para que se aplique el protocolo de prevención del coronavirus, aseguró que a su hijo lo mató una fuerza de seguridad que intervino en el establecimiento carcelario de la ciudad de Coronda.

Con críticas a la versión que vinculó a su hijo con la barra de Colón y con el narcotraficante del barrio Coronel Dorrego, Juan Eduardo "Chunchi" Montenegro ( condenado en noviembre del 2017 a doce años de prisión efectiva por comercio de estupefacientes) la mujer reiteró que no fue ningún barrabrava y mucho menos un narco.

Leer másCinco presos muertos en los motines por medidas contra el coronavirus en las cárceles

“Mi hijo no era barra y de hecho no tenía la edad para serlo. Tenía 23 años y hacía cinco que estaba detenido. Si fue a la cancha, habrá ido dos o tres veces con su papá o solo”, dijo Behler en dialogo con Aire Digital. En el mismo sentido, cuestionó al diputado provincial por el Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, que apenas ocurrió el crimen, vinculó a Montenegro con el clan familiar que operaba en el barrio Coronel Dorrego. “No tenemos ninguna vinculación”, remarcó.

Alen.jpg
Alen Montenegro, fallecido por dos balazos.

Alen Montenegro, fallecido por dos balazos.

En torno a la muerte de su hijo, la cual ocurrió cuando Montenegro se encontraba en el techo del pabellón N°9 de Coronda junto a otros internos, afirmó que se trató de un homicidio y cuya responsabilidad le corresponde al “Servicio Penitenciario provincial y Estado”.

“Mi hijo fue a hacer un reclamo con los otros compañeros por el tema del coronavirus ya que querían que se tomen los recaudos por el tema de la higiene”, explicó la mujer que sostuvo que todo se originó porque los internos notaron que muchos guardias estuvieron de vacaciones en Brasil y Paraguay regresaron al penal sin ninguna medida preventiva.

Presos control coronavirus carcel coronda.jpg
En horas de la siesta del lunes 23 de marzo, varios presos subieron a los techos y con banderas pidieron mejores

En horas de la siesta del lunes 23 de marzo, varios presos subieron a los techos y con banderas pidieron mejores "condiciones sanitarias".

“Ahí no hubo pelea, no hubo motín, nada. Después sucedió lo que sucedió pero cuando mi hijo ya estaba fallecido”, explicó al reiterar que no existió ningún motín sino un reclamo de los presos para que la epidemia del Covid-19 no avance dentro del penal.

— ¿De dónde cree que salieron las balas que mataron a su hijo?

No lo sé, pero…de quien más puede salir. Todo se va a saber.

— ¿Por qué quisieron matar a su hijo?

— Fue casualidad. Tiraron y estaba ahí parado y le pegaron a él. Como fue él, pudo haber sido otro compañero. No es que lo quisieron matar exclusivamente a él. Ellos tiraron y justo le pegaron.

Camino judicial

Behler anticipó además que se constituirá como querellante en la causa que investiga el fiscal de la Unidad Fiscal del departamento San Jerónimo, Marcelo Nessier junto con su par santafesina Mariela Jiménez. “Voy a luchar para que se haga justicia por mi hijo”, señaló.

“A mí nadie me va a sacar de la cabeza lo que le hicieron a mi hijo y yo voy a luchar con el padre para que pague el que tenga que pagar”, adelantó.

Embed

“Acá la única responsabilidad fue del Servicio Penitenciario porque ellos tienen que cuidar a los internos”, concluyó.

Leer másGolpeados, chuzeados y devorados por el fuego: cómo fue la matanza en el motín de la cárcel de Las Flores

“A mí nadie me va a sacar de la cabeza lo que le hicieron a mi hijo y yo voy a luchar con el padre para que pague el que tenga que pagar”, agregó Behler. “A mí nadie me va a sacar de la cabeza lo que le hicieron a mi hijo y yo voy a luchar con el padre para que pague el que tenga que pagar”, agregó.

En torno a cómo sucedieron los hechos, la investigación busca establecer en qué momento se dio el ataque armado. En esa linea, circuló un video que mostró que el momento en que Montenegro fue descendido desde el techo hasta la puerta del pabellón N°9 donde se encontraba alojado. “Mirá le dieron al Alén, lo mataron”, se escucha al respecto en el registro fílmico que captó la secuencia dentro del penal.

Primos fallecidos

La muerte de Alén Montenegro no fue la única que se registró una semana atrás. En la Unidad Penitenciaria N°2 de Las Flores, también fallecieron cuatro reclusos de los cuales uno, Andrés Behler, era nada más ni nada menos que el primo de Montenegro.

Behler y Montenegro.jpg
Behler y Montenegro juntos.

Behler y Montenegro juntos.

Al mismo lo encontraron en el interior del pabellón N°3. Su cadáver estaba situado en el centro del patio, completamente calcinado, con signos de heridas cortopunzantes y sin ningún signo de vida. Tenía 23 años y era investigado por una causa de abuso sexual que estaba encaminada al juicio. A pesar de la casualidad, su asesinato nada tuvo que ver con el crimen de Montenegro, indicaron desde la familia.