miércoles 8 de julio de 2020
Policiales | Vida | abuela | Asesinato

Infancia entre rejas: la historia de vida de uno de los imputados en el crimen de Julio Martínez

Se trata de Mario Valberdi, uno de los acusados que tiene el juicio por el crimen del albañil asesinado en barrio San Lorenzo en 2018. Este martes se conocieron detalles sobre la vida del recluso en el último tramo del debate.

El último tramo del juicio oral y público por el cual la Justicia provincial juzga a una pareja por el asesinato del albañil Julio Martínez, muerto en 2018 tras un asalto ocurrido en barrio San Lorenzo, culminó este martes con una serie de detalles sobre la vida personal de Mario Valberdi (26), uno de los imputados que tiene el caso y sobre el cual pesa una historia familiar signada por la cárcel, la adicción a las drogas y una muerte nunca superada.

Los datos fueron ventilados por cuatro testigos que declararon ante el tribunal de jueces (conformado por Sergio Carraro, Gustavo Urdiales y Héctor Gabriel Candioti) y que fueron citados por la defensa de Valberdi, a cargo de Sebastián Moleón y Magalí Mazza del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

Los mismos apuntaron a Valberdi como una persona que tuvo un problemático consumo de estupefacientes desde muy pequeño. Así lo indicaron una Licenciada en Trabajo Social, Florencia Serra y la Psicóloga Adriana Ferrer, ambas integrantes del Equipo Interdisciplinario de la Junta de Salud Mental que evaluaron el perfil psicológico del imputado en mayo de este año.

Leer másMás pruebas acorralan a la pareja imputada por el crimen de Julio Martínez

Según explicaron las especialistas, el acusado fue calificado como una persona que tuvo “una vida signada por la vulnerabilidad” ya que desde chico abandonó la escuela primaria (la Falucho) y transitó desde entonces su vida en la calle como limpiavidrios.

Caso albañil Julio Martinez_MG_3176-MTH-1200.jpg
Sala 1. Uno de los jueces, Héctor Candioti, presenció el juicio de manera remota.

Sala 1. Uno de los jueces, Héctor Candioti, presenció el juicio de manera remota.

A ello se sumó, además, que Valberdi se crió una buena parte de su vida con su abuela ya que sus padres estuvieron detenidos en tanto en la Unidad Penitenciaria N°2 de Las Flores como la Unidad N°4 de Mujeres. En esa línea, las dos especialistas de salud mental remarcaron que el acusado nunca pudo superar la muerte de su padre, Mario Enrique Valberdi, asesinado el 18 de agosto del 2002 cuando se encontraba preso en Las Flores.

Quienes también acreditaron tal situación fueron la madre y abuela del imputado, que también pasaron por la sala 1 del subsuelo de tribunales. La primera en pasar fue la progenitora de Valberdi, la cual llegó esposada a tribunales ya que transita una prisión domiciliaria. La misma explicó que tras la muerte de Valberdi (padre), su hijo perdió el interés por la escuela y comenzó a estar mucho tiempo en la calle como “limpiavidrio”. Desde entonces, indicó que el consumo de drogas de Valberdi le hizo perder el rumbo. “Desde muy chico se empezó a drogar”, explicó la mujer.

Leer másUn bolso, un cuchillo y un par de zapatillas: las claves que incriminan a los imputados por el crimen de Julio Martínez

La última en declarar fue la abuela del acusado que ratificó haber cuidado a Valberdi y su hermano cuando su hijo y nuera quedaron detenidos en prisión en distintas causas penales que se tramitaron en la Justicia.

El juicio continuará el miércoles por la tarde con los alegatos de la Fiscalía (Martín Torres y Cristina Ferraro), querella y defensa (Moleón y Guillermo Broggi). Mientras que se fijó el próximo viernes, a partir de las 13, como el día en donde el tribunal de jueces darán a conocer el veredicto.