lunes 17 de enero de 2022
Policiales abusos sexuales |

Caso M: quedó firme la prisión preventiva para el hombre que abusó de su sobrina

El transportistas escolar Jorge Pereyra, que continuará el proceso judicial en prisión, está imputado por el abuso sexual de una de sus sobrinas. La víctima contó el caso en AIRE y desató una ola de denuncias en Rincón y otras localidades de la costa santafesina.

El transportista escolar Jorge Pereyra, imputado por el abuso sexual de su sobrina (Caso M), continuará el proceso judicial en prisión preventiva, que quedó firme tras una audiencia judicial que se desarrolló la semana pasada y cuya resolución se conoció este lunes a la mañana. Su abogado defensor, Alejandro Otte, había apelado la resolución de primera instancia de la jueza Sandra Valenti quien estableció la prisión preventiva.

El camarista Sebastián Creus revisó el falló y decidió que el imputado continúe con prisión preventiva. Para el abogado defensor, los fundamentos no tienen respaldo objetivo en la evidencia que obra en la causa, pero tanto el fiscal del caso Roberto Olcese, como la abogada querellante Carolina Walker Torres, solicitaron confirmar la prisión preventiva de Pereyra.

Leer más ► Caso M: el duro relato de una joven que denuncia que su tío la violó durante ocho años

Pereyra fue imputado como autor de abusos sexuales agravados, en perjuicio de una de sus sobrinas, agravados por la guarda y prolongados durante varios años entre 1998 y 2009. En relación al hecho imputado, Otte sólo cuestionó que la jueza valoró un hecho que no está objetivamente acreditado, y es el fallecimiento de la abuela de la denunciante.

Víctima de abuso sexual entrevista en Aire (2).jpeg
La joven, que pidió ser identificada con la sigla M, contó el calvario que padeció con su tío en una entrevista con Luis Mino en AIRE.

La joven, que pidió ser identificada con la sigla M, contó el calvario que padeció con su tío en una entrevista con Luis Mino en AIRE.

Este hecho fue trascendente para que la víctima pudiera denunciar lo que había padecido durante años por parte de su tío; sin embargo, el defensor sostuvo la necesidad de aportar el acta de defunción para acreditar esta circunstancia en la causa.

En similar sentido, cuestionó los fundamentos de Valenti para sostener la existencia de riesgos procesales. La jueza valoró las dos medidas de distancia que fueron solicitadas por la denunciante, y que el imputado incumplió. Otte sostuvo que estas medidas no están incorporadas a la causa, como así tampoco que se hayan incumplido.

Un caso que conmovió a Santa Fe

En septiembre de 2020, una joven de San José del Rincón denunció a su tío político -el esposo de su tía- por abusos sexuales que se cometieron a partir de los seis años y hasta los 16 años, según el testimonio que dio en la Justicia. El jueves 8 de julio, Jorge Ulises Pereyra fue imputado por abuso sexual con acceso carnal calificado por la guarda y en concurso ideal por corrupción de menores y un día después quedó en prisión preventiva a pedido del fiscal Roberto Olcese.

Marcha Pañuelos Amarillos Rincón
El Caso M desató una ola de denuncias de abuso sexual en Rincón y otras localidades de la costa santafesina.

El Caso M desató una ola de denuncias de abuso sexual en Rincón y otras localidades de la costa santafesina.

En una entrevista con Lusi Mino en Aire de Santa Fe, la víctima, que pidió ser identificada con la sigla M y ahora tiene 29 años, contó el infierno que atravesó entre los seis y los 16 años, y las dificultades que tuvo para denunciar lo que había sucedido -por las amenazas y presiones de su tío- hasta diciembre del año pasado, cuando pudo concretar la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

En un reportaje previo con AIRE, la joven recordó que los abusos comenzaron a los 6 años, con "cosquillas, que luego eran manoseos”. En la entrevista con Mino, aseguró que el primer abuso con acceso carnal ocurrió cuando tenía ocho años. “Fue en la casa de mi tía, una vez que me quedé a dormir con mis primos. Mi tío me sacó de la cama y me llevó al baño de madrugada, en donde se concretó el abuso sexual con acceso carnal”, relató.

Leer más ► En una semana, 12 nuevas denuncias por abusos sexuales en Rincón

Durante ocho años, los abusos continuaron en la casa de sus tíos y en los diferentes vehículos que Pereyra utilizaba para realizar su trabajo como transportista escolar. “Empezó en un auto Peugeot creo, después fue en una kangoo y luego una tráfic con una ventana hexagonal con solo dos asientos adelante, uno en cada puerta. Me acuerdo que él pasaba por el medio. En todos esos vehículos me llevaba”, narró.

Todos los detalles que M. explicó en la entrevista están en la denuncia que radicó el 25 de septiembre del año pasado en la Comisaría de la Mujer.