miércoles 18 de mayo de 2022
Ocio Agua | verduras |

Cómo replantar restos de vegetales en tu propia cocina

Si tenés ganas de tener tu propia huerta en casa pero no contás con el espacio o tiempo necesario, ¡este artículo es para vos!

Muchas veces, por no decir casi siempre, cuando cocinas solés tirar las piezas sobrantes de las verduras. Pero, al botarlas, en realidad estás desperdiciando los alimentos, ya que estas semillas y restos se pueden volver a cultivar.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

1.png

No todos los vegetales se pueden y son fáciles de replantar, pero en este artículo sabrás cuáles son algunas de las verduras con las que fácilmente podrás ver resultados.

Zanahoria

En primer lugar, se corta la base de la zanahoria, luego se deja la base de la misma en agua con el tallo hacia arriba. El agua se debe cambiar todos los días, aproximadamente por 15 días.

Leer más► 5 pizzas de lujo que se hacen muy fácil en casa

Cuando los brotes sean grandes, se debe trasplantar a una maceta. Si no tenés una maceta, puedes utilizar una botella de agua y así también reciclarla.

image.png

Puerro

Las hojas del puerro se pueden utilizar para hacer caldos, el tronco para sofritos y la base se puede volver a plantar. En primer lugar, tenés que guardar aproximadamente dos o tres dedos de la base del puerro, luego debes recortar las raíces y ponerlas en una bandeja cubierta ligeramente de agua. En 10, 15 días podrás pasarlo a una maceta.

Lechuga

Esta verdura se propaga de manera muy fácil. En primer lugar, debes reservar el tallo y dejarlo en un tarro donde la base se sumerja en el agua. Es importante ir renovando el agua, para que la lechuga nunca se seque.

3.png

En una semana o 10 días se deberían ver los primeros brotes. Allí podrás plantarla en una maceta. La lechuga es ideal para empezar, ya que no suele fallar.

Leer más► Tarta de zanahoria proteica que podes hacer en menos de cinco minutos

Papa

En primer lugar, debes cortar la papa en cuadrados, asegurándote que cada pedazo tenga uno o dos brotes. Luego, debes dejarlos reposar a temperatura ambiente durante uno o dos días. Así, plantá los trozos con 20 cm de profundidad con los brotes mirando hacia arriba y cubre alrededor de 10 cm de tierra, dejando los 10 cm restantes libres. Cuando la planta comience a crecer, agrégale más tierra.

Cebolla

2.png

Es una de las verduras más fáciles de propagar. En primer lugar, tenés que cortar el extremo de la raíz de la cebolla, dejando 1.5 cm de cebolla en las raíces. Luego, tenés que cubrirla con tierra y dejarla al sol.

Jengibre

En poco tiempo suele echar raíces y brotes nuevos. Con un pedazo de rizoma de jengibre, es decir la parte nudosa y gruesa, tenés que colocarlo en el compost, con los brotes hacia arriba y listo. Lo ideal es que se encuentre en un ambiente cálido y húmedo.

Estas son algunas de las verduras que puedes replantar y darles una segunda vida. ¡Fácil y sin que ocupen mucho lugar!

Temas