viernes 5 de junio de 2020
Ocio | Bizcochuelo |

Cómo preparar un chocoflán especial para este día lluvioso

Una receta que combina lo esponjoso del bizcochuelo con la suavidad del flan.

Sin duda alguna, los pasteles son uno de los postres más deliciosos que existen en todo el mundo. Los hay con mousse de limón y yogur, con chocolate, con frutas, o incluso sin ingredientes como las harinas o el azúcar.

Pero posiblemente nunca hayas visto uno similar a éste: un chocoflán que combina la textura esponjosa con la suavidad y del flan y lo dulce del caramelo. También se lo llama "pastel imposible". Una receta súper tentadora y original que no puedes dejar de probar.

¿Qué necesitamos?

Para el caramelo

1/2 taza de azúcar

1/4 de taza de agua

Para el flan

5 huevos

1 lata de leche condensada

395 gramos de leche

1 cucharada de esencia de vainilla

Para la torta base

4 huevos medianos

1 y 1/2 taza de harina

1 taza de cacao o chocolate en polvo

1 y 1/2 taza de azúcar

1/2 taza de leche

1/2 taza de aceite

1 cucharada de polvo de hornear

Paso a paso

1. Usar un molde de flan (tipo corona) y enmantecarlo bien.

2. Poner una olla pequeña a fuego medio, colocar media taza de azúcar con el cuarto de taza de agua y dejar derretir para que se vaya formando el caramelo. No revolver, porque podrían formarse grumos. Cuando tome color, bajar el fuego y mover la olla con movimientos circulares. Cuando esté a punto, volcar rápidamente en el molde enmantecado.

3. Para el flan, poner dentro de una licuadora los cinco huevos, la leche condensada, la leche y la esencia de vainilla. Una vez que esté bien batido, poner la preparación por encima del caramelo, dentro del molde. Hornearlo a fuego medio por 20 minutos a baño maría.

4. Para el bizcochuelo, mezclar todos los ingredientes en un recipiente limpio y seco. Cuando haya terminado la cocción del flan, agregar esta preparación al molde, con ayuda de una espátula para que quede bien uniforme.

5. Volver a hornear a baño maría por 40 minutos más a fuego medio. Para saber si está listo, introducir un cuchillo en el bizcochuelo y ver si sale limpio.

6. Cuando esté fría, desmoldarla con cuidado y colocarla en una fuente para servir.

Temas