lunes 10 de agosto de 2020
Ocio | Receta | Bizcochuelo |

Cómo hacer bizcochuelo de limón glaseado

¿Quién no se ha enamorado de un bizcocho de limón glaseado alguna vez? El que te contamos a continuación es realmente delicioso.

Se trata de una receta sencilla y tradicional dentro de los dulces, siempre ideal para una merienda o desayuno. Lo que lo hace irresistible es su esponjosidad y la suavidad y frescura que le otorga el limón. Es de los típicos pound cakes, es decir, que sus ingredientes principales se ponen en cantidades iguales.

Aunque para algunos no es tan fácil de lograr un resultado perfecto, es cuestión de conocer los secretos de cada horno. Y no existen otras complicaciones para disfrutar de un dulce casero y rico.

Ingredientes

  • 200 gr de harina 0000
  • 200 gr. de azúcar
  • 4 huevos medianos
  • 10 gr. de levadura
  • 150 gr. de manteca a temperatura ambiente (se puede reemplazar por media taza de aceite de girasol)
  • Jugo de 2 limones medianos
  • Una cucharadita pequeña de sal

Para el glaseado:

  • 200 gr de azúcar impalpable
  • Jugo de 1 limón

Cómo preparar bizcochuelo de limón glaseado

  • Primero se preparará la masa. En un recipiente, colocar los huevos, el azúcar y la pizca de sal. Batir estos ingredientes con batidora unos minutos hasta que se vean las burbujitas (lo que ayudará a que quede esponjoso). Luego añadir el jugo de limón y continuar batiendo.
  • A continuación, tamizar la harina junto con la levadura y mezclar bien.
  • Incorporar los ingredientes secos a la mezcla de huevos y remover hasta que quede una masa suave, sin grumos. No trabajar tanto esta mezcla de manera que no pierda esponjosidad.
  • Derretir la mantequilla en el microondas y añadirla a la mezcla, batiendo suavemente para integrar.
  • Preparar un molde para horno con un poco de aceite o manteca y verter la mezcla de limón.
  • Meter en el horno a fuego medio por 40 minutos, dependiendo de la potencia del horno. Es importante controlar que no se queme e introducir un palillo para ver cuándo está cocido. Si sale limpio, es porque el bizcocho está listo.

Para el glaseado

  • Mezclar el azúcar impalpable con el zumo de limón hasta que quede una crema suave de color blanco.
  • Por último, una vez que el bizcochuelo se quede un poco tibio, extender el glaseado encima y dejar que se seque antes de servir.