lunes 10 de agosto de 2020
Ocio | Bizcochuelo | Receta |

Bizcochuelo de leche condensada para la merienda

Te contamos el paso a paso de este bizcochuelo de leche condensada que te va a encantar y es ideal para disfrutar a la tarde con el mate.

Este bizcochuelo de leche condensada fácil de hacer es uno de los descubrimientos de esta cuarentena. Gracias a una sencilla combinación de ingredientes se puede conseguir crear uno de esos dulces que siempre quedan bien. Con el café de media tarde, pensando en un desayuno de los que cuesta de olvidar o intentando darles una merienda casera a los pequeños de la casa, cualquier excusa es buena para crear este maravilloso bizcochuelo.

Si queres demostrar tu arte en la repostería casera, seguí el paso de esta receta deliciosa.

¿Qué necesitamos?

  • 50 gr de manteca
  • 4 huevos
  • 400 gr de leche condensada
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 120 gr de harina 0000
  • 1 sobre de levadura

Paso a paso

  • Este bizcochuelo es muy rápido de preparar, es importante encender el horno en primer lugar. A 180º lo tendremos listo para el momento en que pongamos nuestro bizcochuelo, de esta manera la levadura hará más efecto.
  • Nos ponemos manos a la obra con el ingrediente principal, la leche condensada. La vamos a incorporar a un recipiente, de ella obtendremos este dulzor característico y una cierta cremosidad que caracteriza a este bizcochuelo.
  • Incorporamos a la leche condensada sin dejar de batir y uno a uno los huevos. Conseguiremos de esta manera que se integren perfectamente en esta mezcla maravillosa.
  • Fundimos la manteca en el microondas y la incorporamos poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de mezclar. No es necesario ponerla muy caliente, pero sí que sea maleable.
  • Le daremos el sabor del extracto de vainilla. Este elemento combina muy bien con el resto de los ingredientes y le dará un sabor muy marcado a este bizcochuelo esponjoso y suave.
  • Llega el turno de poner poco a poco la harina tamizada. La vamos incorporando hasta que esté integrada en la masa principal.
  • Nos faltará la levadura. La tamizamos para que no quede ningún grumo y mezclamos perfectamente hasta tener el bizcochuelo casi listo.
  • Enmantecamos y enharinamos una fuente para horno. Verteremos la masa y la repartiremos bien para que se cocine a la vez. Es importante usar una fuente de calidad.
  • Horneamos el bizcochuelo a fuego medio durante unos 40 minutos. Cuando veamos que esté listo retiramos del horno y esperamos a que se enfríe.
  • Desmoldamos y decoramos con un poco de azúcar impalpable. Tendremos listo un bizcochuelo de leche condensada fácil y delicioso, listo en un abrir y cerrar de ojos.