Pompeo y el príncipe heredero saudita estudian una respuesta a los ataques contra refinerías

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, y el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, se reunieron en Jeddah para coordinar una respuesta a los ataques contra refinerías petroleras de Arabia Saudita, de los que ambos culpan a Irán.


Redacción Aire Digital

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, y el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, se reunieron en Jeddah para coordinar una respuesta a los ataques contra refinerías petroleras de Arabia Saudita, de los que ambos culpan a Irán.

Pompeo y Bin Salman “acordaron que este fue un ataque inaceptable y sin precedentes que no solo amenazó la seguridad nacional de Arabia Saudí, sino que también puso en peligro (…) el suministro mundial de energía en general”, informó en un comunicado oficial la diplomacia norteamericana.

Ambos líderes también convinieron ayer en “la necesidad de que la comunidad internacional se una para contrarrestar la continua amenaza del régimen iraní y acordaron que el régimen iraní debe rendir cuentas por su comportamiento agresivo, temerario y amenazante”.

Leer más ► La tormenta perfecta

Tras la reunión, Pompeo publicó en su cuenta de Twitter un mensaje agradeciendo la creciente participación en seguridad marítima internacional a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, para proteger el comercio mundial.

El sábado pasado, dos refinerías de la petrolera estatal saudita Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con drones y misiles causando una reducción de cerca del 50% de su producción.

Leer más ► El líder supremo de Irán asegura que no habrá negociaciones con EE. UU. “a ningún nivel”

La acción fue reivindicada por los rebeldes hutíes del Yemen, apoyados por Irán, pero la coalición internacional que opera en ese país liderada por Arabia Saudita y Estados Unidos, sostiene que las armas utilizadas eran iraníes.

En paralelo a la visita de Pompeo, los países que integran la Alianza Estratégica de Oriente Medio (MESA, en inglés) -Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein, Kuwait, Omán y Estados Unidos- mantuvieron reuniones ayer y hoy en Washington.

En un comunicado conjunto, los socios de la MESA informaron que durante las reuniones abordaron el ataque contra las refinerías saudíes “que buscaba alterar los mercados petroleros y la estabilidad regional”, informó la agencia de noticias EFE.

Leer más ► EE. UU. redobla sus acusaciones a Irán por el ataque a instalaciones petroleras sauditas

Leer más ► La guerra en Yemen, un conflicto internacional que pocos quieren aceptar

“El ataque subraya la continua importancia de la cooperación entre los socios de la MESA para fortalecer la seguridad, la paz y la estabilidad regional, promover y expandir las oportunidades económicas, y fortalecer y asegurar sectores críticos de energía“, apuntaron.

NOTICIAS DESTACADAS