menu
search
Judiciales Bolsafe |

Bolsafe Valores: las víctimas rechazan la decisión del fiscal de pedir la absolución de seis acusadas

En su alegato de clausura, Martín Suárez Faisal pidió que las seis empleadas de Bolsafe sean absueltas de los cargos que se les imputan, argumentando que se trata de mujeres que fueron elegidas por Rossini por su aspecto físico, que desconocían la naturaleza del fraude y sólo obedecían órdenes. Los damnificados rechazan esta postura, insisten en que todos los acusados tuvieron parte de responsabilidad en la estafa y analizan denunciar al fiscal ante la Procuraduría General de la Nación.

La causa por la millonaria estafa perpetrada por Bolsafe Valores y BV Emprendimientos, mediante la cual se desapoderó de sus bienes y acreencias a más de 400 ahorristas, transita su etapa final y el miércoles fue el turno de los alegatos de clausura del fiscal de juicio, Martín Suárez Faisal, quien solicitó 18 años de prisión para el principal acusado, Mario Rossini, y tres años de prisión para su hermano Omar y para Mercedes Leiva, la contadora de la firma. Pero, además, Suárez Faisal desistió de la acusación contra las empleadas de la firma y pidió su absolución: se trata de Marisa Laura Valdez, Patricia Lorena Berrino, María Lorena Molinas, Daniela Reatti, Carolina Fany Pavarin y Miriam Sabella. Esto desató el enojo de las víctimas de la estafa, que analizan denunciar al fiscal en la Procuraduría General de la Nación.

El argumento de Suárez Faisal para pedir la absolución de estas seis acusadas es que ellas desconocían la naturaleza del fraude y sólo obedecían órdenes de Rossini. "No quedan dudas de que las mujeres cumplían las indicaciones del jefe máximo, ignorando palmariamente que él era el cerebro de una empresa criminal y que él era el autor de la mayor estafa que hemos conocido en esta ciudad y en estos tribunales", sostuvo.

"Asesoraban, recomendaban, administraban. Hacían todo lo que él le decía. Ellas confiaban en Rossini, eran unas ilusas", dijo el funcionario en un tramo de sus alegatos de clausura, lo que provocó que las imputadas se quiebren en llanto.

"¿Podemos tener, cabalmente, una postura acusadora contra este puñado de mujeres empleadas de comercio, con horarios fijos, ínfimos sueldos? Nada de lo que escuché aquí me hace pensar que ellas no estuvieran convencidas de que estaban actuando correctamente", consideró el fiscal y se preguntó: "¿Podemos exigirles a ellas el comportamiento criminal de Rossini?".

"No me cabe duda que Rossini utilizó a estas mujeres como instrumentos de estos delitos, se aprovechó de sus vulnerabilidades, en algunos casos de sus inexperiencias, de la juventud de alguna de ellas y en un contexto laboral en el que él mandaba y todas las mujeres obedecían. Considero que la conducta que tuvo Rossini, al exponer de la manera en que hizo a estas mujeres es un acto de violencia de género, en la modalidad de violencia laboral", agregó.

https://twitter.com/AiredeSantaFe/status/1542928442995474434

El enojo de las víctimas

Débora, una de las damnificadas por Bolsafe, habló este viernes por AIRE y manifestó el gran enojo que causó a las víctimas de la megaestafa la postura del fiscal federal insistió en que todos los acusados tuvieron parte de responsabilidad en el fraude y advirtió que están analizando la posibilidad de denunciar al fiscal ante la Procuraduría General de la Nación.

La mujer recordó que las seis empleadas de la firma habían sido imputadas por el fiscal federal Walter Rodríguez durante la etapa investigativa del caso. "Es inconcebible que dos fiscales que pertenecen al mismo Ministerio Público Fiscal tengan distintos criterios ante la misma causa. Todo el trabajo que realizó el fiscal Walter Rodríguez y la Procelac para poder llegar a la acusación, ahora es contradecido por el fiscal Martín Suárez Faisal", reclamó Débora.

Bolsafe Valores: las víctimas rechazan la decisión del fiscal de pedir la absolución de 6 acusadas

Sobre el papel que habrían jugado las empleadas en las operaciones de Bolsafe Valores, la daminificada dijo que "ellas tenían el título de mandatarias, hacían cursos en el Mercado de Valores del Litoral sobre la prevención y detección de lavado de activos y otras operaciones sospechosas. Tenían acceso al sistema y cuando preguntábamos por nuestras inversiones nos decían que los títulos estaban en alquiler. Ellas sabían que esta maniobra delictiva se estaba realizando y si no querían ser partícipes tenían la obligación moral de ir y denunciarla", aseveró.

"Consideramos que tamaña estafa no pudo haber sido realizada solamente por Rossini, como quiso dejar entrever el fiscal. Rossini pudo haber sido el cerebro de esta empresa criminal, pero nunca pudo haber ejecutado en soledad semejante fraude. En su declaración reconoció que eran casi 13.000 las cuentas comitentes activas, nadie puede creer que él solo pudo haber llevado esto a cabo: necesitó de la complicidad y la participación de personas físicas y jurídicas", insistió Débora.

Bolsafe captura.jpg

"Estamos totalmente indignados con el fiscal, y no es la primera vez que tiene esta postura contraria a los intereses de las víctimas, que es a quienes debe defender", agregó la entrevistada.

Hacia el final de la nota, la mujer recordó que los abogados querellantes que representan a los damnificados -Enrique Muller, Leandro Corti y Carlos Reyna- sí pidieron que las empleadas de la firma sean condenadas y solicitaron para cada una de ellas tres años de prisión. Además, pidieron cinco años de prisión para Omar Rossini y Mercedes Leiva, y 12 años para Mario Rossini.

Temas