Por las tasas altas, crecieron los plazos fijos en julio

Los depósitos a plazo fijo crecieron 1,6% en julio, respecto de junio, en un mes signado por las oscilaciones tanto de la tasa de interés como del dólar.


Según el Informe Monetario Mensual que difundió el Banco Central de la República Argentina (BCRA), en julio los depósitos en pesos del sector privado aumentaron 2,9% en términos nominales respecto a junio, con un crecimiento de 1,9% de los depósitos a la vista y 3,9% de las colocaciones a plazo ($46.800 millones).


En términos reales y ajustados por estacionalidad, nuevamente se observó un aumento del 1,6% en los depósitos a plazo fijo.

“En un contexto de expectativas de inflación en baja, la tasa de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) mostró una caída hasta mediados de julio, que se revirtió parcialmente en los últimos días del mes, respondiendo a la dinámica propia de los períodos pre-electorales”, destacó el informe.

Al término de julio, la tasa de interés de las LELIQ se ubicó en 60,4% y los rendimientos pagados por los depósitos a plazo siguieron una trayectoria similar a la de las Letras, con valores positivos en términos reales.

Así, la tasa de las operaciones de 30 días promedió el mes 47,5% (TNA) que, considerando las expectativas de inflación para el período, implicó una tasa efectiva mensual real de 1,5%, equivalente a una tasa efectiva anual de 19,7%.

En julio, el saldo nominal y ajustado por estacionalidad de los préstamos en pesos al sector privado creció 0,7%, impulsado por los otorgados mediante adelantos en cuenta y las financiaciones con tarjeta de crédito.

En cuanto al dólar, durante la primera parte del mes mantuvo la tendencia descendente que venía mostrando desde junio, pero a partir de la segunda quincena esa marcha se revirtió parcialmente.

Leer más:► El dólar, hoy: la moneda volvió a subir, quedó al filo de los $47 y también aumentó el riesgo país


Dólar y Reservas

Así, finalizó julio en $43,87, 3,3% por encima de la cotización de fines de junio, pero el mismo nivel que había mostrado el 15 de junio.

A su vez, el tipo de cambio real multilateral, la relación del peso con las otras monedas de los países con los que comercializa Argentina, “si bien se encuentra por debajo del máximo que había alcanzado en septiembre de 2018, continúa ubicándose por encima del promedio registrado entre mediados de 2016 y marzo de 2018 y alrededor de un 50% por encima del nivel que tenía antes de la unificación del mercado cambiario en diciembre de 2015”.

En cuanto a las Reservas Internacionales finalizaron en US$ 67.889 millones, lo que implicó un incremento de US$3.621 millones respecto a junio.

Ese aumento estuvo explicado por el desembolso del quinto tramo del programa stand-by acordado con el FMI, unos US$ 5.380 millones, el cual fue parcialmente compensado por el pago neto de deuda en moneda extranjera del Tesoro Nacional.

Leer más:► Inflación, PBI, dólar y tasas: ¿qué proyecta el mercado para lo que resta del año?

El BCRA informó además que cumplió con la Meta de Base Monetaria al adaptar a un plazo bimestral la medición para julio y agosto.

La meta promedio en el período se mantuvo sin cambios en $1,34 billones; y el saldo promedio mensual de la Base Monetaria se ubicó en $1,38 billones en julio, 3% por encima del registrado en junio.

Nota de redacción: esta noticia se elaboró con información de la agencia Télam.

NOTICIAS DESTACADAS