martes 24 de noviembre de 2020
Deportes | Serie A | Coronavirus | pandemia

La Serie A pide 25% de público en los estadios para "no colapsar"

La pandemia de coronavirus provocó pérdidas millonarias a la organización del fútbol italiano, quienes, ante los números que se les presentan, piden habilitar mayor presencia de hinchas.

Los dirigentes del fútbol italiano pidieron hoy al Gobierno de ese país que se habilite un 25% de la capacidad de los estadios para que la actividad "no colapse", advirtió el director ejecutivo de la Serie A, Luigi De Siervo.

Leer más► Liverpool recibe a Arsenal por la Premier League: horario, dónde verlo y formaciones

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Lega Serie A (@seriea) el

"La Serie A corre serio riesgo de colapsar por las pérdidas provocadas por la pandemia", alertó el dirigente, quien consignó que le pidieron al Gobierno que permita "al menos un 25 por ciento de público en los estadios".

luigi de siervo serie a
Luigi De Siervo, ejecutivo de la Serie A.

Luigi De Siervo, ejecutivo de la Serie A.

De Siervo explicó que "el fútbol es una industria para todo el país" y remarcó que "el daño de la pandemia no afecta sólo a la Serie A, sino también a las ligas menores".

"El impacto del coronavirus fue devastador. La Serie A obtiene unos 1.400 millones de euros en ganancias, pero los gastos son prácticamente los mismos. Sin patrocinadores y sin ingresos de taquilla, el sistema corre el riesgo de colapsar", advirtió en una entrevista en Radio Rai, en la que estimó pérdidas de "más de 500 millones de euros".

Leer más► Serie A: Cristiano Ronaldo salvó a la Juventus y evitó la derrota ante la Roma

De Siervo solicitó al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que se permita aumentar la afluencia a los estadios, que actualmente es de 1.000 personas.

El CEO de la Serie A puso como ejemplo la final de la Supercopa de Europa en el Puskás Arena de Budapest: "Se admitió a 16.000 espectadores, el espectáculo fue importante y entendí cómo gestionaban estos flujos de gente con un protocolo menos estricto que el nuestro".