viernes 29 de mayo de 2020
Deportes | Coronavirus | Bolivia | salarios

Conflicto en el fútbol boliviano por la gran reducción de salarios a jugadores

Los directivos de aquella liga decidieron que recortarán la mitad de lo que perciben los planteles en marzo y un 75% en abril y mayo.

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y los clubes de primera llegaron anoche a un acuerdo para descontarle el 50 por ciento del sueldo a los futbolistas en marzo y un 75 por ciento en abril y mayo, tras declararse en "estado de emergencia" por la cuarentena a raíz de la pandemia de coronavirus, decisión que fue rechazada por los jugadores.

Leer más► Leo Mayer se sumó a la ola de donaciones para combatir el coronavirus

Los futbolistas rechazaron la reducción por tratarse de una decisión “unilateral” y no consensuada, según concluyeron los capitanes y vicecapitanes de los 14 equipos durante una reunión realizada mediante una videoconferencia.

Horas antes los clubes acordaron por consenso pagar el 50% del salario de marzo y solo el 25% correspondiente a abril y mayo, aludiendo la crisis económica provocada por la emergencia sanitaria.

La aplicación inconsulta de los descuentos podría ocasionar que los jugadores decidan ingresar en un paro y no reanudar el torneo cuando ya estén dadas las condiciones para que vuelva la competición.

Una comisión de dirigentes encabezada por el presidente de la FBF, César Salinas, intentará ponerse en contacto hoy con los capitanes a fin de explicarles el motivo de sus medidas y la situación por la que atraviesan los clubes.

Los jugadores consideran que no debía ni siquiera discutirse el pago del sueldo total de marzo, pues el paréntesis durante 15 días del torneo Apertura ya estaba previsto por la participación del seleccionado nacional en el inicio de las eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022 jugando ante Brasil, de visita, y Argentina, en La Paz.

Bolivia, que reporta 194 casos y 14 fallecidos por Covid-19, vive una cuarentena total hasta el 15 de abril con medidas como la prohibición de todo evento público y el cierre de fronteras y del espacio aéreo.