¿Qué probabilidades hay de que estemos solos en el Universo?

La señal Wow!

¿Existen otras civilizaciones inteligentes o debemos limitarnos a aseverar sólo lo que averiguamos en el Universo observable? Esta es una pregunta que tiene respuestas históricas. Desde la concepción aristotélica del cosmos, una imagen clásica del Universo finito con forma de capas como una cebolla, con un principio y final, y que negaba que existiese otra humanidad o la concepción moderna que no descarta que en los 13.800 millones de años que tiene el Universo haya habido un mundo como el nuestro.


Redacción Aire Digital

La pregunta anterior surgió en una conversación informal del físico Enrico Fermi con otros físicos que trabajaban con él en el Laboratorio Nacional de Los Alamos, en Estados Unidos, en 1950. De ahí surgió la conocida Paradoja de Fermi. Se trata de la aparente contradicción que hay entre las estimaciones que afirman que hay una alta probabilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en el universo observable, y la ausencia de evidencia de dichos asentamientos.

Según la ciencia moderna, no tenemos una idea real sobre qué factores están involucrados en el surgimiento de la vida inteligente, o sobre la longevidad de posibles civilizaciones extraterrestres. Un estudio reciente de la Universidad de Oxford titulado “Disolver la paradoja de Fermi”, asegura que lo más probable es que la humanidad “se encuentre sola en el Universo”.

¿Qué probabilidades hay de que estemos solos en el Universo?
¿Qué probabilidades hay de que estemos solos en el Universo?

Los tres autores del estudio son Anders Sandberg, investigador del Instituto sobre el Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford, el ingeniero Eric Drexler, y Tod Ord, profesor de filosofía en el mismo centro académico.

El nuevo estudio analiza una de las bases matemáticas de la paradoja de Fermi, la llamada ecuación de Drake, propuesta por el astrónomo Frank Drake en la década de 1960.

La ecuación fue concebida para estimar el número de civilizaciones detectables en la Vía Láctea y multiplica siete variables.

Dos de ellas, por ejemplo, son N, el número de civilizaciones en la Vía Láctea cuyas emisiones electromagnéticas se puede detectar, y fp, la fracción de estrellas con sistemas planetarios.

Leer más ► La galaxia “Taza de Té” está siendo destrozada por un agujero negro supermasivo

Los tres académicos de Oxford presentaron una versión actualizada de la ecuación de Drake que incorpora “una distribución más realista de la incertidumbre”.

La ecuación de Drake ha sido usada en el pasado para demostrar que la cantidad de sitios posibles donde podría haber vida debería producir un gran número de civilizaciones.

Pero estas aplicaciones asumen “certeza con respecto a parámetros altamente inciertos”, señalan los autores del estudio.

“Examinamos estos parámetros, incorporando modelos de transiciones químicas y genéticas en los caminos hacia el origen de la vida, y mostramos que el conocimiento científico existente corresponde a incertidumbres que abarcan múltiples órdenes de magnitud. Esto hace una gran diferencia”, sostuvieron Sandberg y sus colegas a la BBC en el 2018.

Leer más ► La Nasa detectó una luz verde en el espacio antes de desaparecer a los pocos días

La revisión de la ecuación con distribuciones más realistas de incertidumbre condujo a los autores a concluir que “hay un 39% a 85% de probabilidad de que los seres humanos estén solos en el universo”.

“Encontramos una probabilidad sustancial de que no haya otra vida inteligente en nuestro universo observable y por lo tanto que no debería haber sorpresa cuando no detectamos ningún signo de eso”, afirmaron los autores.

La mayor incertidumbre “nos lleva a concluir que hay una probabilidad bastante alta de que estamos solos”.

 

Proyecto Seti, la búsqueda de mundos

El Proyecto Seti fue diseñado para buscar vida más allá de nuestro hogar. En inglés, sus siglas significan Search For Extra Terrestrial Intelligence. Existen numerosos proyectos Seti, que tratan de encontrar vida extraterrestre inteligente, ya sea por medio del análisis de señales electromagnéticas capturadas en distintos radiotelescopios, o bien enviando mensajes de distintas naturalezas al espacio con la esperanza de que alguno de ellos sea contestado.

Leer más ► “Podría haber hasta 10 mil millones de mundos como el nuestro dentro de nuestra galaxia”

Desde el envío por parte de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) de las sondas Pionner 1 y 2, hasta las Voyager 1 y 2. Todas con dibujos y mensajes en audio que describen las características de los seres humanos.  Estas últimas lograron llegar al espacio interestelar, viajando muy lejos como la sonda New Horizons. Pero hasta ahora, ninguna ha enviado señales de vida más allá de la Tierra ni ha llegado respuesta a estos mensajes que viajan con ellas.

El Proyecto Seti fue diseñado para buscar vida más allá de nuestro hogar con radiotelescopios.
El Proyecto Seti fue diseñado para buscar vida más allá de nuestro hogar con radiotelescopios.

Incluso, en 1977 llegó a la Tierra la señal Wow!, que tuvo este nombre cuando el profesor Jerry   R. Ehman escribió estas palabras al descifrar la señal que había sido registrada por su computadora, proveniente de la constelación de Sagitario. El radiotelescopio Big Ear recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos alcanzando una intensidad 30 veces superior al ruido de fondo.

La señal Wow! es la denominación por la cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes
La señal Wow! es la denominación por la cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes

Sin embargo, muchos años después, en el 2017, el astrónomo Antonio Paris, del ST Petersburg College, en Florida, descubrió que la señal fue producida por las emisiones de gases de dos cometas, el 266P/Christensen y el P/2008Y2(Gibbs), que fueron detectados en la misma zona donde se produjo la señal Wow! Pero esta explicación causó mucha controversia.

Hay una cosa en la que sí está de acuerdo toda la comunidad científica que ha explorado el Sistema Solar por completo. En esta región del Universo, estamos completamente solos.

NOTICIAS DESTACADAS