martes 2 de junio de 2020
Ciencia | Ciencia | Italia | NASA

Las mujeres en la ciencia: hacia un futuro sin desigualdades

En la actualidad, las mujeres aún deben luchar mucho para demostrar sus habilidades en la ciencia. Sin embargo, de a poco se abren camino. La italiana Linda Raimondo, que conduce Space to Ground (Espacio a Tierra) habló con Aire Digital sobre el rol de las mujeres en las ciencias espaciales y sus primeros pasos para convertirse en astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Desde pequeña sabía en el lugar que quería estar y por eso, a sus 20 años, Linda Raimondo, una joven que vive Almese (un pequeño pueblo en el noroeste del Italia), forma parte de las investigaciones y divulgaciones de la Agencia Espacial Europea (ESA), un lugar que, sin pasión y mucho estudio, no se puede alcanzar. “Hoy una mujer todavía tiene que luchar demasiado para demostrar que es como un hombre en la ciencia. No es justo porque nosotras tenemos las mismas habilidades que los hombres, y en la historia ha habido muchas mujeres que han hecho que la ciencia sea grandiosa”, dijo convencida a Aire Digital la italiana que conduce Space to Ground (Espacio a Tierra), un programa que se emite por Rai Gulp y en RaiPlay, desde el 26 de enero del 2020.

La propuesta muestra desde la Estación Espacial Internacional (EEI) experiencias para los jóvenes que el astronauta Luca Parmitano comparte desde el laboratorio europeo, contando no solo cómo se vive a bordo de la EEI sino también qué experimentos se pueden hacer.

Linda Raimondo junto al astronauta Luca Parmitano
Linda Raimondo junto al astronauta Luca Parmitano, durante una entrevista para Space to Ground (Espacio a Tierra) en el Centro de Entrenamiento de Colonia. Parmitano formó parte de la Expedición 60/61 de la EEI como comandante, en lo que fue su segundo viaje al laboratorio espacial.

Linda Raimondo junto al astronauta Luca Parmitano, durante una entrevista para Space to Ground (Espacio a Tierra) en el Centro de Entrenamiento de Colonia. Parmitano formó parte de la Expedición 60/61 de la EEI como comandante, en lo que fue su segundo viaje al laboratorio espacial.

La joven aspirante a astronauta que participó del Space Camp de Alabama, en Estados Unidos, gracias a que ganó el Máster de Exploración Espacial de la ESA, estudia física en la Universidad de Turín y divulga ciencia desde hace dos años.

“El Máster de Exploración Espacial de la ESA era un concurso en el cual solicitábamos todos los participantes de la sección "Astrosat & Huntsville Challenge" que encontraran un uso alternativo para el Dream Chaser. El Dream Chaser es un vehículo espacial americano muy similar al Transbordador Espacial, que volará en los próximos años. Su primer uso será de llevar suministros y astronautas a la Estación Espacial Internacional. Mi compañero de equipo y yo pensamos utilizarlo como si fuera un "puente" entre la Tierra y las misiones lunares. En pocas palabras, pensamos desarrollar un módulo de descenso contenido en el vientre del Dream Chaser. Cuando el este último lo lleve a la Estación Espacial, el módulo de descenso se podrá desacoplar y seguir su viaje hacia la Luna, alunizar, tomar muestras de rocas y regresarlas al Dream Chaser que las traerá a la Tierra para luego estudiarlas”, explicó a Aire Digital.

Leer más ► La Nasa vuelve al espacio en el 2020: cómo sigue la exploración

Raimondo admira a Marie Curie (Premio Nobel de Física y Química) y a Margaret Hamilton (que desarrolló el software de navegación para el Programa Apolo) y celebra que en la actualidad la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) esté dándole preponderancia al rol femenino en los trabajos espaciales.

Grandes chicas del mundo: Marie Curie

Raimondo admira a Marie Curie (Premio Nobel de Física y Química) y a Margaret Hamilton (que desarrolló el software de navegación para el Programa Apolo) y celebra que en la actualidad la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) esté dándole preponderancia al rol femenino en los trabajos espaciales.

Margaret_Hamilton
Margaret Hamilton, la primera ingeniera de software.

Margaret Hamilton, la primera ingeniera de software.

“Estoy muy feliz por eso. Vimos esto con las actividades extravehiculares de las astronautas Christina Koch y Jessica Meir, algo que nunca antes había sucedido. Creo que este es el primer paso hacia el futuro. Un futuro en el que las mujeres encontrarán cada vez más espacio para que sus voces y habilidades se escuchen en el mundo científico. ¿Quién sabe si tal vez la primera persona en regresar a la Luna no sea una mujer? Yo espero que así sea”, dijo la divulgadora.

Leer más ► La maestra que iba a dar una clase desde el espacio, pero murió en el fatídico despegue

“Desafortunadamente, hoy las mujeres ocupan aún un papel minoritario en el sector científico, pero creo firmemente que las cosas están cambiando, porque cada vez más niñas están fascinadas por el mundo de las materias Stem (disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Y para cambiar esta realidad por completo, quizás deberíamos ser las mujeres las primeras en creer que se puede”.

“Estoy muy feliz por eso. Vimos esto con las actividades extravehiculares de las astronautas Christina Koch y Jessica Meir, algo que nunca antes había sucedido. Creo que este es el primer paso hacia el futuro. Un futuro en el que las mujeres encontrarán cada vez más espacio para que sus voces y habilidades se escuchen en el mundo científico. ¿Quién sabe si tal vez la primera persona en regresar a la Luna no sea una mujer? Yo espero que así sea”, dijo la divulgadora. “Estoy muy feliz por eso. Vimos esto con las actividades extravehiculares de las astronautas Christina Koch y Jessica Meir, algo que nunca antes había sucedido. Creo que este es el primer paso hacia el futuro. Un futuro en el que las mujeres encontrarán cada vez más espacio para que sus voces y habilidades se escuchen en el mundo científico. ¿Quién sabe si tal vez la primera persona en regresar a la Luna no sea una mujer? Yo espero que así sea”, dijo la divulgadora.

El 2019 fue el aniversario número 50 del primer alunizaje y Raimondo participó de eventos y transmisiones de televisión con otros astronautas italianos. Día a día trabaja para poder alcanzar la meta de ser astronauta, y tiene todo para lograrlo. Cuando acabe Física en la universidad, se especializará en Astrofísica y hará un máster en Ingeniería Aeroespacial. Mientras tanto, este 10 de marzo lanzará un libro.

“Desafortunadamente, hoy las mujeres ocupan aún un papel minoritario en el sector científico, pero creo firmemente que las cosas están cambiando, porque cada vez más niñas están fascinadas por el mundo de las materias Stem (disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Y para cambiar esta realidad por completo, quizás deberíamos ser las mujeres las primeras en creer que se puede”. “Desafortunadamente, hoy las mujeres ocupan aún un papel minoritario en el sector científico, pero creo firmemente que las cosas están cambiando, porque cada vez más niñas están fascinadas por el mundo de las materias Stem (disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Y para cambiar esta realidad por completo, quizás deberíamos ser las mujeres las primeras en creer que se puede”.

Nada es imposible. Pero tenés que creer en vos. Atreverte a esforzarte más allá de tus límites, atrévete a explorar y así vas a poder lograr grandes objetivos. Creo en las mujeres”, finalizó.