jueves 21 de enero de 2021
Sociedad | Santa Fe | mujeres | género

Paridad: Santa Fe será una provincia más igualitaria y justa cuando rompa el "techo de cristal"

La ley de voto femenino fue promulgada hace 73 años. Hoy, en Santa Fe, todavía se discute la paridad. Desde la Mesa de la Paridad esperan que este año Santa Fe tenga una ley de paridad para ser "una sociedad más justa" no sólo con sus mujeres.

“Las buenas historias buscan en pasados ricos el sustento de presentes sólidos, con el fin de que continúe la historia para quienes vendrán más adelante”. Donna Haraway, 2019.

La lucha no comenzó en 2016, ni en 1951, sino antes. Es imposible saber cuál fue la primera batalla que dieron las mujeres, como tampoco se puede descifrar cuál será la última. Porque el movimiento más grande de los últimos tiempos fue silenciado en reiteradas oportunidades y por eso mismo es probable que su naturaleza sea resurgir. Sin embargo, hay momentos en los que el grito fue tan ensordecedor que su eco quedó vibrando en la historia. Y la marcó, para siempre.

“Las mujeres invisibles de la historia”, de ellas prefiere hablar en primer lugar Claudia Catalin, abogada especializada en gestión política y en Derechos Políticos y Electorales y ex secretaria electoral. Señala a todas aquellas que batallaron en el mundo y en Argentina y hasta dejaron la vida en la lucha. “En una fecha como hoy, es interesante recordar las cantidad de conquistas pasadas porque las mujeres dejaron la vida en eso”, asegura.

Leer más ► ¿De qué se trata el presupuesto con perspectiva de género que quiere presentar el gobierno provincial?

73 años atrás las mujeres lograron una conquista bisagra para sus derechos políticos. Desde entonces, desde 1951, las mujeres argentinas votamos gracias a la ley 13.010 de sufragio femenino -Ley Evita- sancionada el 9 de septiembre de 1947 y promulgada el 23 de septiembre del mismo año. Es por eso que esa fecha quedó marcada para siempre como el Día Nacional de los Derechos Políticos de las Mujeres.

Mucho antes de que la nación argentina dejara a las mujeres votar, había dos provincias adelantadas. San Juan, que en 1927 había reconocido los derechos de la mujer por medio de una reforma constitucional, y Santa Fe cuando en 1935 fue avalada por el gobernador Luciano Molinas la reforma constitucional de 1921 que reconoció los derechos políticos de las mujeres, aunque limitados al ámbito municipal. La provincia de Santa Fe siempre se reconoció por estar avanzada en materia de derechos humanos. Sin embargo, ya hay 15 provincias que hasta septiembre de este año aprobaron una ley de paridad de género en la legislatura y Santa Fe no está entre ellas.

Mumala.jpeg

“En cuestiones de derechos, Santa Fe siempre fue una adelantada”, indicó, en diálogo con Aire Digital, Claudia Hoyos, ex directora del Instituto Municipal de la Vivienda y ex secretaria de Promoción Comunitaria de la Municipalidad de Santa Fe, para quien es más difícil de entender y “extraño” que “demoremos en el tema de la paridad”. Sin embargo, advirtió que por más que la ley de paridad sea sancionada de una u otra manera, eso “no garantiza la participación de las mujeres”, aunque destacó “la explosión en la participación de los últimos tiempos”, y aclaró que “ya no hay vuelta atrás”.

Leer más ► La Provincia decretó que la capacitación en género será excluyente para ingresar al Poder Judicial

A 73 años de conquistar uno de los primeros derechos políticos de las mujeres en Argentina, en Santa Fe la paridad en los organismos sigue siendo una deuda. En la Cámara de Senadores de la provincia las mujeres están representadas solo por la senadora Cristina Berra, y, por supuesto, la presidenta del Senado, Alejandra Rodenas. Los restantes senadores son 18 varones. En Diputados la paridad está más cerca de alcanzarse con una gran cantidad de mujeres jóvenes en los puestos. Ninguna gobernadora y tres vicegobernadoras: María Eugenia Bielsa (Jorge Obeid), Marcela Tessio (Hermes Binner) y Alejandra Rodenas (Omar Perotti). Esas son las únicas tres mujeres que alcanzaron cargos en el poder ejecutivo en el gobierno provincial.

Un techo de cristal

Cuando en 1991 en Santa Fe se sancionó la ley de cupo femenino que establecía que en las Cámaras debía haber un 30% de mujeres, antes que un piso, el número se volvió un techo, uno de cristal que nunca se pudo romper. “El patriarcado se encargó de que sea el techo”, expresó Hoyos. Sin embargo, remarcó el trabajo y el esfuerzo que deben hacer las mujeres para poder conquistar sus derechos, que tienen que estar siempre respaldados por una ley. “Hoy la paridad no puede ser un sello, sino que tiene que ser una participación efectiva”, aseguró.

Mumala 1.jpeg

Adriana Chuchi Molina, profesora de Derechos Humanos en la Universidad Nacional del Litoral, planteó la situación de una manera similar. “Las medidas de acción positiva son aquellas que contribuyen a que los grupos en situación de vulnerabilidad puedan alcanzar la igualdad”, comenzó a explicar. "Cuando se sanciona el cupo, una medida de acción positiva , se dijo que era de carácter transitoria, es decir, con la pretensión de que se aprueba ahora pero que en 10 años ya no sería necesario una ley que exige cantidades de mujeres”, precisó. “Pero eso no sucedió”, aclaró. Para Molina, el 30% no sólo no fue transitorio, sino que se convirtió en un techo difícil de pasar.

El proyecto

Casi 20 años después de la sanción del cupo, todavía no existe la paridad en los organismos políticos. Con el fin de organizar una lucha más concreta, en 2016 nació en Santa Fe la Mesa de la Paridad, de la que forman parte las tres mujeres nombradas anteriormente. “La formamos mujeres de todos los partidos, sindicatos, organizaciones que hace varios años nos movemos por toda la provincia trabajando en las diferentes localidades”, indicó Molina.

Tras cuatro años de intensa lucha, con dos proyecto con media sanción en Diputados que terminaron perdiendo estado parlamentario en Senadores, este año un nuevo proyecto surgido desde la Cámara Alta recibió la media sanción. A pesar de que el avance entusiasma a las tres militantes feministas, señalan los mismos puntos en los que no están de acuerdo con el proyecto aprobado.

Leer más ► La política patriarcal: solo una mujer entre los 19 senadores que juraron en Santa Fe

En primer lugar, cuestionan que tenga como fecha de entrada en vigencia recién en 2023, cuando en 2021 ya hay elecciones en las comunas e intendencias de toda la provincia, donde se nota la menor presencia de mujeres en las listas. “La paridad en Santa Fe se necesita ya”, sostuvo Hoyos. Catalin se pregunta “¿Para qué esperar?” y Molina argumenta que es importante que en la renovación de los dirigentes haya mujeres. “Nosotras vemos que hay mujeres que trabajan, que participan en la política, que están en los partidos”, asegura.

En este punto las tres vuelven a coincidir: “Nosotras con la mesa recorremos las localidades y las mujeres están dispuestas y preparadas para ocupar los cargos que hoy tienen los hombres”, indicó Hoyos. “Hay que mostrarle a los señores senadores que hay muchas ganas de trabajar en las mujeres”, aseguró.

Mumala 2.jpeg

Para las mujeres el proyecto también deja de lado una cuestión no menor que es la paridad en los cargos del ejecutivo como el gobernador y vice.

Otra de las cuestiones en las que no acuerdan con el proyecto aprobado es que establece las elecciones bajo el sistema D'Hondt. “Esta es una de las críticas más fuertes que se le hace”, aseguró Molina. De la misma manera, los sostuvieron Hoyos y Catalin, que agregó que “toda Latinoamérica tiene sistema de alternancia, porque es más justo, ya que no favorece a las mayorías ni se pierde a las minorías”.

Nos hacemos el lugar

“Hace dos meses escuché a un senador decir que es difícil encontrar mujeres, que hay que pedir que se anoten en las listas”, contó Catalin. “Yo creo que tiene que esto es el resultado de que las mujeres tenemos que hacer mayores esfuerzos en un mundo manejado por los hombres”, añadió y recordó a María Angélica Barreda, la primera abogada mujer de Argentina, a quien no dejaban ejercer la profesión más allá de que tenía el título .

Catalin sostiene que hay muchas mujeres, sobre todo jóvenes, que están dispuestas a ocupar los cargos. “Nuestro desafío es mostrar que la paridad no tiene efectos nada más en las mujeres políticas, sino en todos los ámbitos de la sociedad”, explicó.

Mumala 4.jpeg

En relación a las dificultades de las mujeres para conquistar sus derechos políticos, Hoyos señaló que “siempre para ampliarlos fue necesario de leyes que nos respaldaran. las mujeres hoy tenemos que si o si tener una ley”. Pero destacó la fuerza incansable de las mujeres. “Seguimos peleando. Cuando nos dan un derecho lo tomamos, y al tomarlo y diferenciarlo, lo apropiamos. Después lo queremos ampliar, obvio”, sostuvo orgullosa. Como ocurrió con el voto femenino, para Claudia no se terminó con ese derecho. “No nos vamos a quedar solo con lo que nos dieron, lo vamos a conquistar en la calle”, dijo.

En la misma línea, Molina destacó la movilización de los últimos tiempos “exigiendo que la ley sea efectiva, que haya una doctrina que acompañe los procesos sociales”, y aclaró que para que la sociedad sea más justa es necesaria la ley, pero no alcanza solo con eso. “Para mi es fundamental la ley acompañada de medidas educativas, culturales, en los medios de comunicación”, indicó.

En 2020 Santa Fe puede ser una sociedad más justa

Para Hoyos, Catalin y Molina “no hay excusa” para que no haya ley de paridad en Santa Fe. “No hay motivo para que no exista ”, explicó Adriana, para quien es importante que ya se haya aprobado el proyecto en el Senado, aunque necesite cambios.

Mumala 5.jpeg

“A más de 30 años de la vuelta de la democracia, todavía no tenemos paridad y los especialistas dicen que llevaría 100 años alcanzar la paridad real. Por eso creemos que tiene que ser mucho más rápido, no queremos esperar”, remarcó Catalin. La mujer explicó que dentro de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible 2030 de la OEA el quinto es la igualdad de género. Es decir que para que una sociedad sea más justa, es necesario la igualdad.

A 73 años de la sanción de la ley de voto femenino, las tres mujeres tienen esperanzas de que Santa Fe tenga una ley de paridad, una conquista más de las mujeres. “No es un capricho ni una cuestión para acceder a los cargos, la paridad es un derecho imprescindible para la democracia de calidad”, sostuvo Catalin. De la misma manera, “Chuchi” Molina indicó que “el nuevo siglo exige sociedades más igualitarias”.

Dejá tu comentario