menu
search
Sociedad

Gómez Alcorta calificó como "un retroceso histórico" la decisión de la Corte estadounidense

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, calificó hoy como "un retroceso histórico para las mujeres" la decisión de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos que determinó que su Constitución "no reconoce el derecho al aborto".

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, calificó hoy como "un retroceso histórico para las mujeres" la decisión de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos que determinó que su Constitución "no reconoce el derecho al aborto".

"Hoy, más que nunca, redoblamos la lucha por construir sociedades más justas, con la igualdad como horizonte", completó desde su cuenta de Twitter Gómez Alcorta, al comentar la decisión del máximo tribunal de anular la protección del derecho al aborto vigente desde 1973.

Pate Palero, directora ejecutiva de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, afirmó que venían siguiendo el tema "con cierta preocupación porque forma parte del avance de sectores conservadores, es en parte una reacción contra los avances que se dieron en el cono sur en favor del derecho al aborto".

"Esto no tiene una incidencia directa en nuestro país, pero puede ser usado como una referencia por parte de los sectores antiabortistas de la región", dijo la dirigente en diálogo con Télam.

Explicó que la semana próxima, entre el 28 y 30 de junio, se realizará en Chile una conferencia de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en la que, entre otros temas, se discutirá la cuestión de población y desarrollo en la región, "entre ellos el derecho sexual y reproductivo".

"Es una oportunidad para evaluar el nivel de cumplimiento que existe en la región respecto a las propuestas planteadas por las Naciones Unidas", indicó.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) emitió un comunicado en el que consideró que "ahora, millones (de mujeres) enfrentan un escenario en el que no podrán tomar decisiones personales que afectarán sus cuerpos, su futuro y el bienestar de sus familias".

"Este fallo impacta en todas y cada una de las personas en los Estados Unidos, independientemente de su capacidad para quedar embarazada", dijo Tarah Demant, directora nacional Interina de Programas, Defensa y Asuntos Gubernamentales de Amnistía Internacional Estados Unidos, donde una de cada cuatro mujeres enfrenta un aborto a lo largo de su vida.

"A contramano de lo que ha sido la Marea verde en Argentina, México y Colombia o, incluso, fuera de nuestro continente, en Irlanda; Estados Unidos se sumerge en una decisión judicial que es resultado de una campaña de décadas para controlar los cuerpos de mujeres, niñas y personas que pueden quedar embarazadas", agregó.

Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, por su parte, aseveró que el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos "allana el camino para una legislación sin precedentes que se propone penalizar el aborto y otros proyectos de ley que se proponen despojar a las personas de los derechos humanos, incluido el potencial de proyectos de ley que afectarán el acceso al control de la natalidad, el matrimonio igualitario y otras leyes contra la discriminación".

"Argentina y varios países de América Latina traccionan hoy la discusión mundial por los derechos sexuales y reproductivos, la autonomía reproductiva y la justicia social y de género, marcando una suerte de faro hacia donde buscan encaminarse las personas que luchan por tener autonomía sobre sus propios cuerpos", agregó.

"A las personas que hoy se sienten defraudadas en los Estados Unidos les decimos: no están solas", concluyó Belski.

FUENTE: TELAM

Dejá tu comentario