miércoles 29 de junio de 2022
Sociedad Guerra de Malvinas |

A 40 años del fin de la Guerra de Malvinas: "Los héroes son los que quedaron, nosotros volvimos"

En una entrevista con AIRE, Rubén Rada, presidente de la Confederación Nacional de Veteranos de Malvinas, recordó cómo fueron los brutales combates en el avance inglés hacia Puerto Argentino y el retorno al continente. Relatos de la guerra en primera persona.

El crudo relato de Rubén Rada es central para entender cómo fueron los últimos días de la Guerra de Malvinas y la vuelta de los combatientes a la Argentina. A 40 años del final del conflicto bélico -en una entrevista con Luis Mino en AIRE-, Rada recordó que fue capturado por los ingleses en el combate del monte Dos Hermanas y que retornó al continente en el buque inglés Canberra, que trajo de regreso a más de 4.000 prisioneros argentinos.

40 años del fin de la guerra de Malvinas | El testimonio de Rubén Rada

“En el barco, los ingleses nos decían que el pueblo estaba muy enojado con nosotros y cuando desembarcamos en Puerto Madryn el 19 de junio de 1982, nos subieron a un colectivo que tenía las ventanas tapadas con cartulinas para que no nos vieran”, recordó.

La gente hizo todo lo contrario. “Arranqué la cartulina de la ventana y era un mar de pueblo que nos gritaba 'vivan los soldados' y nos regalaba pan. Un hombre me dijo que se había gastado todo el sueldo para comprarnos pan y cigarrillos. No me lo voy a olvidar en mi vida”, insistió.

Embed

En el mano a mano con Mino —su primo hermano— en Ahora Vengo, Rada habló emocionado y sin cassette. Es el presidente de la Confederación Nacional de Veteranos de Malvinas, la entidad que agrupa a las federaciones de excombatientes de cada provincia. Rada adelantó que este domingo en Chubut se va a realizar un acto para recordar “el día que Puerto Madryn se quedó sin pan” para dárselo a los soldados.

Cuando bajó del buque inglés, Rada pensó que lo iba a ver un médico. En cambio, los encerraron en un colectivo y después lo llevaron en avión a Campo de Mayo y luego a Corrientes, porque pertenecía al Regimiento de Infantería 4° de Monte Caseros.

Luis Mino y Ruben Rada MalvinasDSC06156_MTH.jpg
Rubén Rada recordó que cuando lo capturaron uno de los oficiales ingleses le dijo:

Rubén Rada recordó que cuando lo capturaron uno de los oficiales ingleses le dijo: "Tu guerra terminó".

La captura en el monte Dos Hermanas

Rada cayó prisionero en los duros combates que se libraron en el monte Dos Hermanas, en el avance final de las tropas británicas hacia Puerto Argentino.

“El día que caí prisionero estuve a punto de morir —le reconoció a Mino—. Éramos los últimos que nos estábamos replegando y la artillería argentina también estaba disparando para frenar el ataque inglés”.

malvinas.jpg
Rubén Rada perdió 22 compañeros el día que fue capturado por los ingleses.

Rubén Rada perdió 22 compañeros el día que fue capturado por los ingleses.

—¿Mataste a alguien? —preguntó Mino.

—En realidad, no lo sé. Yo tiraba con cañón y fusil en medio de la oscuridad. Uno termina disparando al bulto, pero el día que caí prisionero mataron a 22 de mis compañeros y cayeron 60 ingleses.

Los soldados ingleses que lo capturaron estaban muy enojados. “Me encapucharon y me llevaron detrás de las líneas inglesas. Me escupieron, me patearon y pensé que mi vida no valía nada, pero un oficial inglés los tranquilizó y me dio un cigarrillo. Me acuerdo que me dijo: Tu guerra terminó”, precisó. Rada llevaba más de 60 días en las islas.

Luis Mino y Ruben Rada MalvinasDSC06146_MTH.jpg
Al final de la entrevista, cuando lo cruzaron por teléfono con Juan, una de las personas que lo recibió en Puerto Madryn, Rada recordó uno de los lemas de los excombatientes:

Al final de la entrevista, cuando lo cruzaron por teléfono con Juan, una de las personas que lo recibió en Puerto Madryn, Rada recordó uno de los lemas de los excombatientes: "Los héroes son los que quedaron, nosotros volvimos".

Cómo fue volver después de la Guerra de Malvinas

Un eje que quedó muy claro a lo largo de la entrevista, es que luego de firmar el armisticio en Puerto Argentino comenzó otra lucha para los excombatientes. "En realidad, mi guerra no terminó porque seguí militando y quizás nunca volví de Malvinas. La verdad es que, por momentos, siento que desayuno, almuerzo y ceno con Malvinas", reconoció Rada.

¿Por qué tuvo que sigue luchando? Rada lo sintetiza en una frase: "Porque éramos una manada de desocupados cuando volvimos. Nadie te quería dar trabajo". Lo que siguió fue una larga militancia para lograr que se separe lo que fue el esfuerzo y el sacrificio de los soldados argentinos del recuerdo de una dictadura genocida. "Y se logró, porque hoy Malvinas es una gesta y en todos los pueblos y ciudades argentinos hay algún homenaje a quienes fueron a defender la bandera".

Al final de la entrevista, cuando lo cruzaron por teléfono con Juan, una de las personas que lo recibió en Puerto Madryn, Rada recordó uno de los lemas de los excombatientes: "Los héroes son los que quedaron, nosotros volvimos". También contó que el expresidente Raúl Alfonsín le pidió disculpas por cómo había tratado su gobierno a los excombatientes. "No estuvimos bien con los veteranos —le dijo fuera de cámara, en un programa de televisión—, pero en este país los viernes tenés un golpe militar y los lunes un golpe financiero".

Luis Mino y Ruben Rada MalvinasDSC06207_MTH.jpg
Rubén Rada había participado de la marcha

Rubén Rada había participado de la marcha "Paz, Pan y Trabajo" contra la Junta Militar el 30 de marzo de 1982. Pero cuando lo llamaron a combatir no dudo. "Hay veces que hay que elegir defender la bandera por sobre la propia ideología", explicó. Lo mismo pensaba su padre.

En el cierre, Rada se acordó de su madre, que salió con una escoba el día que lo vinieron a buscar para ir a combatir, y perdió 26 kilos durante los dos meses que él estuvo en las islas. "Mi dijeron que solamente tomaba té y lloraba", recordó. Su padre murió más adelante de un infarto y su propia historia le sirvió como ejemplo del drama que vivieron todas las familias de los soldados que estuvieron en Malvinas.

"La mayoría de las parejas que perdieron un hijo en Malvinas se separaron y muchos de esos padres murieron de tristeza. Mi abuelo Francisco le pedía a Dios que yo esté prisionero. Hasta que personalmente los llamé para avisarles que había vuelto, nadie los había llamado para decirles que estaba vivo", concluyó.