Encontró 230 mil pesos y los devolvió: “No se me pasó por la cabeza no hacerlo”

230 mil pesos

Una historia ocurrida en Río Cuarto, Córdoba, recorre los titulares de todos los medios del país. Un hombre encontró un portafolio con 230 mil pesos, los devolvió y se negó a aceptar cualquier tipo de recompensa. Alejandro Ramírez es el protagonista de esta anécdota y compartió su relato en A Media Tarde.

“Antes de anoche me dirigía al hospital de Río Cuarto, donde tengo internado a mi bebé. En calle 9 de Julio, en la orilla, encontré un portafolio parecido a una cartera de hombre, y me sorprendí cuando lo abrí y vi la cantidad de dinero que había. No quise tocar la plata ni abrir los fajos de dinero, que estaban sellados. Lo primero que se me pasó por la cabeza fue devolverlo, porque pensé en el momento crítico que podría haber estado pasando la persona que perdió semejante cantidad”, contó Alejandro.

El entrevistado continuó con su historia y detalló que al llegar a su casa pudo ver que en un bolsillo del portafolio había documentos personales de los dueños. “Como era la una y media de la madrugada me pareció que era muy tarde para ir al domicilio que figuraba en el documento, así que decidí ir al día siguiente. No era mío: nunca se me pasó por la cabeza quedármelo“.

Al otro día, fue hasta la dirección que figuraba en los papeles. “Pregunté por la señora, ella salió. Le pregunté si era Lorena, le dije “yo soy Alejandro, me podría identificar quién es usted y me responde: “no tengo ningún documento porque los perdí”. En ese momento le conté que había encontrado “un portafolio marrón” y ella “se quebró, se largó a llorar, llamó a su marido, que se agarraba la cabeza y me dijo ‘no puedo creer que aún hay gente así’. Me detallaron que dentro del maletín había un reloj que tenía la tapa abollada, eso me dio la pauta de que realmente era de ellos”.

“Les insistí que contaran el dinero para que vean que yo no me estaba quedando con nada, no querían hacerlo pero los convencí. Me hicieron pasar a su casa y recién ahí vi que eran 234 mil pesos, más un montón de cheques. El hombre me preguntó qué valor tenía el haberlo devuelto, yo le dije que no, que no tenía valor, que no quería sacar un rédito económico de esto“, sostuvo Alejandro.

El hombre agregó: “Me ofreció 4 mil pesos pero volví a decirle que no, que en todo caso con ese dinero hiciera una obra de caridad con gente que realmente lo necesitara, eso es lo más importante para mí”, manifestó Alejandro, quien es ingeniero en Robótica y técnico en Electrónica. Es casado y tiene tres hijas, una de las cuales actualmente permanece internada.

NOTICIAS DESTACADAS