lunes 21 de septiembre de 2020
Santa Fe | Comercios | cuarentena | Coronavirus

Tres santafesinos idearon una aplicación para saber cuántas personas hay en las filas de los comercios

Micaela Mana, Tomás Berrone y Lucía Grioni, de la localidad de San Justo, proyectaron la solución a un problema que estará presente durante la "nueva normalidad". Los jóvenes pensaron una aplicación a la que se le podrá consultar la cantidad de personas que esperan para entrar a los locales comerciales.

Si hay algo que la pandemia nos dejó es una "nueva normalidad" que, como lo indica su denominación, trae nuevos desafíos. A Micaela Mana, Tomás Berrone y Lucía Grioni la pandemia los desafió a buscar una solución. Los jóvenes de la localidad santafesina de San Justo proyectaron una aplicación que permite saber cuántas personas hay en la cola de los locales comerciales esperando para entrar a comprar.

Durante la cuarentena más estricta se vieron filas de varias cuadras en las puertas de los bancos y los supermercados. En la segunda etapa, las personas comenzaron a formarse para entrar a los comercios y ahora le siguen los bares. Ante ese problema los chicos idearon una respuesta: una aplicación que indique cuántas personas hay en el local al que uno necesita ir. Si bien lo pensaron para comercios, la idea es que sirva para cualquier tipo de lugar al que asisten personas tanto como bancos, rapipagos o áreas administrativas de diferentes instituciones. "A partir de experiencias propias durante la cuarentena, pensamos que esta era una buena alternativa para evitar la pérdida de tiempo, evitar contactos y con eso contagios", contó Micaela a Aire Digital.

Leer más ► Los camioneros marchan para denunciar que los maltratan en los límites provinciales

Tomás Berrone, otro de los miembros del grupo contó a Aire Digital como funcionaría la aplicación. Una persona que, por ejemplo, está en un supermercado abre la aplicación y toca la opción que dice "Me encuentro aquí". La aplicación realizará un mapeo de todas las personas que están en el lugar y cuántas están en la fila. Cuando otra persona quiera ir hacia ese supermercado, podrá ingresar la aplicación y elegir "¿Dónde quieres ir?" y poner el nombre del lugar. Allí, la aplicación le mostrará cuántas personas hay en el local para saber cuánto tiempo demorará y evitar aglomeraciones. Además, la plataforma tendrá un espacio para dejar comentarios o reclamos sobre el local.

Una vez pensada la idea, los chicos se inscribieron en el Innovatón Solidario que organizó la UNL, un desafío virtual en equipos que en tan sólo 48 horas debieron idear y desarrollar un proyecto innovador con el asesoramiento de tutores. Los chicos se inscribieron el lunes y fueron seleccionados para formar el equipo. El martes comenzaron a desarrollar la propuesta que fue aprobada y les permitió pasar a la segunda ronda. El día siguiente terminaron de diagramar la propuesta y la entregaron el miércoles a la noche. "No dormimos por dos días completos y estuvimos casi las 24 horas de cada día conectados a las reuniones por zoom", contó la joven.

Leer más ► Cuarentena a medias: una fila de dos cuadras para sacar dinero de un cajero

Los tres jóvenes de San Justo pasaron a la final junto a otros 10 equipos de los 35 iniciales, noticia que le anunciaron el jueves y el viernes debieron presentar frente a todos su proyecto de manera virtual por YouTube. "Durante la presentación tuvimos mucho reconocimiento porque todos los demás equipos tenían a miembros profesionales, pero nosotros éramos tres estudiantes: dos terciarios y una secundario", explicó Micaela. Tras anunciarle que recibieron una mención de honor los invitaron a continuar con su proyecto y a hacerlo realidad. Es por esto que la próxima tarea de los chicos es encontrar los recursos técnicos y financieros para crear definitivamente la aplicación. "Creemos que puede ser útil en la nueva normalidad pero también cuando ya no haya más coronavirus", dijo la joven.

Con cada ganador del concurso se otorga un premio a alguna asociación solidaria de la ciudad de Santa Fe. Sin embargo, los chicos de San Justo lograron llevar el beneficio a su ciudad y la contribución fue entregada a Caritas San Justo.

Dejá tu comentario