lunes 19 de abril de 2021
Santa Fe Santa Fe | Riacho Santa Fe |

Riacho Santa Fe: el viernes comienzan los trabajos para que el terreno vuelva al estado previo a la intervención

Roberto Gioria, secretario de Recursos Hídricas, informó que el dueño del predio se comprometió a empezar las obras este viernes. Qué trabajos deberá realizar.

La novela por el movimiento no autorizado de suelo en un predio del riacho Santa Fe, junto a la Fuente de la Cordialidad, este viernes sumará un capítulo clave: el comienzo de los trabajos para que el terreno vuelva al estado previo a la intervención.

Lo confirmó Roberto Gioria, secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, luego de una reunión con el propietario del terreno Daniel Questa, de la que también participaron funcionarios de la Municipalidad de Santa Fe. El encuentro ocurrió luego de la intimación que la Provincia envió a Questa, su apoderado y la empresa que tenía máquinas trabajando en el predio.

“El miércoles vino el propietario del predio al ministerio y este jueves se reunió con nuestros técnicos para coordinar los trabajos para restituir al predio a su estado original. La obra comienza este viernes y tiene un plazo de 15 días”, explicó Gioria, en diálogo con Aire de Santa Fe y otros medios.

El funcionario explicó que el predio debe quedar con la misma cota y niveles que tenía antes de la intervención y el dueño deberá presentar un plan de forestación para recuperar los árboles que las máquinas derribaron.

Questa, el propietario del predio, también habló con los medios. “Vamos a restituir para que quede todo en orden. Soy el único responsable de todo”, insistió. El 17 de febrero, en una entrevista con Luis Mino por Ahora Vengo, Questa reconoció que no presentó estudios de impacto ambiental e hídrico ante la Provincia y el Municipio.

Leer más ► Riacho Santa Fe: el dueño del predio admitió que no tenía autorización y que "colabora" una inmobiliaria

Detienen movimientos de suelo no autorizados a la orilla del riacho Santa Fe

Este video, grabado por el drone de @obsesivamente, muestra también el antes y el después del Riacho Santa Fe.

El caso

El viernes 5 de febrero, el Municipio y la Provincia paralizaron los trabajos que llevaba adelante Daniel Questa en el predio junto al Riacho Santa Fe. Los funcionarios de la Municipalidad de Santa Fe constataron “grandes excavaciones”, la conformación de terraplenes de dos metros de alto y la extracción de suelo debajo del puente de conexión vial con Alto Verde.

Los trabajos se paralizaron porque el dueño del predio no había presentado estudio de impacto hídrico y ambiental y no tenía autorización para realizar un movimiento de suelo en uno de los puntos más vulnerables de la ciudad cuando hay crecidas en la cuenca del río Paraná. Las retroexcavadoras, además, arrasaron con ejemplares de ceibo e ibirá pita, entre otros árboles, que llevaban décadas en la costa del riacho.

Leer más ► Movimiento ilegal de suelo: el predio del riacho está definido como zona inundable y espacio verde ribereño

Obras riacho 13.jpeg
El dueño del predio reconoció en una entrevista con Aire de Santa Fe que realizó las excavaciones y los movimientos de suelo sin tener la autorización para hacerlo.

El dueño del predio reconoció en una entrevista con Aire de Santa Fe que realizó las excavaciones y los movimientos de suelo sin tener la autorización para hacerlo.

Desde la Secretaría de Recursos Hídricos de Santa Fe confirmaron a Aire Digital que el predio está considerado una vía de evacuación de crecidas y un área de almacenamiento (área II) en el artículo dos de la Ley 11.730 (Bienes zonas inundables - inundaciones). “No se puede hacer nada que obstruya, afecte o influya en el escurrimiento del agua”, aclaró Roberto Gioria, secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe.

En el Reglamento de Ordenamiento Urbano de Santa Fe (ROU), la ordenanza (11.748), el predio está definido como un espacio verde ribereño (EV2). El artículo 91 del ROU explica las características de estas zonas: “Incluye espacios libres de dominio público o privado, con instalaciones para usos no residenciales complementarios de tipo deportivo, recreativo y cultural, de acceso público, con agregados edilicios subordinados a las condiciones hídricas del sector”.

En definitiva, si el dueño presenta estudios de impacto hídrico y ambiental -este no fue el caso-, la Provincia y el Municipio pueden autorizar obras de tipo deportivo o recreativo en este tipo de predios siempre y cuando se cumpla con la condición de no afectar el escurrimiento del agua.