martes 27 de julio de 2021
Santa Fe covid | mujer | Santo Tomé

Por error cremaron en San Carlos el cuerpo de una mujer fallecida en Santo Tomé

La mujer de 64 años murió el lunes en el sanatorio de Santo Tomé. Sus hijos estaban organizando la papelería para velarla, cuando les avisaron desde la cochería que el cuerpo entregado no correspondía a la mujer. La habían cremado en San Carlos.

Una mujer de 64 años fue internada el sábado 5 de junio a las 15 en el sanatorio ubicado en 7 de marzo 1900 de Santo Tomé. Le hicieron un hisopado que dio negativo, le detectaron peritonitis, la operaron y murió el lunes por un paro cardiorrespiratorio. Cuando sus hijos iniciaron los trámites en la casa de servicios fúnebres para velarla, se produjeron varias irregularidades y decidieron radicar la denuncia en una comisaría: finalmente les informaron que por error su madre había sido cremada en San Carlos.

Javier y Marianela Galassi son los hijos de María Eugenia Bitti y accedieron a una entrevista exclusiva con el periodista Ezequiel Zárate desde el móvil de Aire de Santa Fe. "Ella ingresó descompuesta a Servicios Médicos, luego de la cirugía terminó en terapia y el lunes murió. En el acta del sanatorio figura que ella murió por un paro cardiorrespiratorio", relataron.

Javier y Marianela Galassi, los hijos de una mujer cuyo cuerpo cremaron por error en San Carlos

La familia se dirigió a la cochería ubicada en 25 de mayo 2800 de Santo Tomé para cumplimentar los trámites necesarios para la realización del velorio. En el lugar les confirmaron que el cuerpo de Bitti estaba identificado como covid positivo, por lo que no iba a poder ser velada. "Al rato nos avisan que el cuerpo estaba en una bolsa con nombre y apellido y rotulada como fallecimiento por covid; por protocolo se la debe velar a cajón cerrado. Pero había que esperar hasta las 13 para retirar el resultado del hisopado en el sanatorio", comentaron los hijos de la mujer y explicaron que desde el sanatorio les confirmaron que en realidad era sospechosa para la enfermedad y faltaba el resultado del test.

Pero otra vez recibieron una noticia inesperada en medio del dolor. "En ese tiempo nos llamaron desde la cochería avisándonos que no encontraban el cuerpo de mi mamá. Mi hermano entró a la morgue del sanatorio y corroboró que no era el cuerpo de mi mamá el que estaba allí", relataron los Galassi.

Inmediatamente se dirigieron a la Comisaría N°12 de Santo Tomé a radicar la denuncia. Más tarde, desde la seccional les comunicaron que el cuerpo había sido trasladado por error a San Carlos y cremado a las 13 del mismo lunes; mientras los familiares buscaban en el sanatorio el resultado de PCR que finalmente fue negativo. Aseguran que desde el centro médico aún no les explicaron qué sucedió con el cuerpo.

"Nosotros teníamos derecho a velarla, lo íbamos a hacer porque ella no tenía covid y no pudimos", dijeron los entrevistados sumidos en el dolor. Ahora todo está en manos de fiscalía mientras los hijos aún reclaman las cenizas de su madre y esperan que la situación se esclarezca.

"Queremos difundirlo para que a otras familias no les pase lo mismo de tener que atravesar por este dolor. Tanto en Servicios Médicos como en la cochería Española hay responsables. Estamos a la espera de lo que nos diga la fiscal María Laura Urquiza", concluyeron Javier y Marianela Galassi.