domingo 17 de enero de 2021
Santa Fe | Salud | Santa Fe |

La Justicia ordenó a una obra social de Santa Fe cubrir un tratamiento médico

Se trata de un joven que padece el síndrome de Klippel Trenaunay que afecta el desarrollo de los vasos sanguíneos, los tejidos blandos y los huesos.

La Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó un fallo que ordena a una obra social de Santa Fe cubrir un tratamiento médico a un joven que padece el síndrome de Klippel Trenaunay, cuyo efecto en la salud afecta el desarrollo de los vasos sanguíneos, los tejidos blandos y los huesos.

La resolución fue en razón de un amparo promovido por la madre del joven que padece de la enfermedad y que solicitó a la empresa Jerárquicos Salud que garantice el cien por ciento de la cobertura médica por un plazo de seis meses. El planteo llegó al Juzgado Federal N°2 y tras una serie de análisis, el magistrado a cargo hizo lugar al recurso.

Sin embargo, la obra social se opuso al fallo resuelto el pasado 24 de junio y recurrió a la Cámara Federal tras argumentar, entre otros planteos, que “no existe tratamiento curativo de la patología” ya que no existe evidencia científica que indique ello. Además, remarcó que en nuestro país la utilización de estos tratamientos no está regulada por normativa alguna y que así lo establece ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología).

Resolución Cámara Federal.jpg
El último tramo del fallo donde confirma el amparo.

El último tramo del fallo donde confirma el amparo.

Leer más Afiliados de Iapos reclaman que la obra social no cubre los tratamientos a largo plazo

Finalmente, el pasado 20 de noviembre, los jueces Guillermo Toledo y Aníbal Pineda confirmaron el amparo judicial que ordenó a Jerárquicos Salud que haga lugar a lo dictaminado por el Juzgado Federal N°2.

El tratamiento

El trámite judicial surgió luego de que la madre del niño que padece la enfermedad presentó un amparo contra la obra social con el objetivo de que la prestadora proporcione la provisión de la droga Siolimus – Rapamune (inhibidormtor) en las dosis necesarias para el tratamiento.

En esa línea, pidió que se garantice el 100% de la cobertura durante un plazo de seis meses, incluidos los traslados y alojamientos en la cercanía del hospital Garrahan en la ciudad de Buenos Aires.

Leer másDenuncian abandono de persona en un geriátrico de la ciudad de Santa Fe

El recurso indicó a su vez que el joven que padece el síndrome ya tiene comprometido la totalidad de su miembro inferior izquierdo, más precisamente en la región del glúteo y lumbar. No obstante, padece lesiones vasculares congénitas complejas (malformación venosa, linfática e híper-crecimiento). A eso sumó también, que el menor posee “una marcada diferencia en sus miembros inferiores en cuanto al perímetro de la malformación veno-linfática; acompañado con un dolor constante, contundente e incapacitante que afecta severamente la calidad de vida del menor”.

El amparo se refirió además a que la aplicación de la droga solicitada para tratar la enfermedad (dosis de 0.8 mg/02 cada 12 horas) tendría un costo de $43.000 mensuales y durante el plazo de seis meses, oscilaría los $260.000. Mientras que también se suman los costos de traslados y alojamientos por lo que la familia sostuvo que sería imposible cubrir de manera integral todo el tratamiento.

El síndrome

El denominado síndrome de Klippel-Trénaunay, es también denominado como KTS y el mismo produce un “crecimiento excesivo de los huesos y tejidos blandos”. Según publicaciones de sitios especializados en salud, la enfermedad puede comenzar en la infancia y en muchas veces afecta a una pierna. Sin embargo, también atacaría los brazos o la parte superior del cuerpo por lo que puede haber dolor y pesadez para movilizarse.

Temas