menu
search
Santa Fe nuevo puente a Santo Tomé |

Habló el dueño de la casa que es clave para hacer el nuevo puente entre Santa Fe y Santo Tomé: ¿vende o no vende?

Jorge, el propietario de la casa que es clave para construir el nuevo puente a Santo Tomé, habló con el móvil de AIRE y dijo lo que piensa sobre el proyecto que pasaría por su propiedad.

Días antes, el móvil de AIRE se contactó con Jorge, el dueño de la propiedad crucial para la construcción del nuevo puente a Santo Tomé. A pesar de la importancia del proyecto, Jorge subrayó la falta de certeza sobre su realización. “No hay absolutamente ninguna certeza de que se haga este puente ni ningún puente hasta ahora”, afirmó Jorge, agregando que todo se basa en “la palabra de los políticos”.

Hasta el momento, ninguna autoridad se contactó con el propietario de la vivienda

Jorge también señaló que, hasta el momento, no hubo acercamientos oficiales por parte de las autoridades municipales o provinciales de Santa Fe y Santo Tomé. “Ninguna autoridad se acercó a hablar”, explicó.

Puente Carretero arreglos_DJI_0109_MTH.jpg
El vecino aseguró que la obra es necesaria y aclaró que no se opone al nuevo puente a Santo Tomé.

El vecino aseguró que la obra es necesaria y aclaró que no se opone al nuevo puente a Santo Tomé.

Frente a esta falta de comunicación, Jorge y otros vecinos decidieron tomar la iniciativa. “Nosotros vamos a solicitar una audiencia como para preguntarles qué es lo que van a hacer”, comentó. El grupo de vecinos, compuesto por aproximadamente diez familias cercanas a la zona de obra, busca obtener respuestas claras de las autoridades.

Jorge no se opone a la construcción del nuevo puente a Santo Tomé

El puente, que fue esencial durante 80 años, sigue siendo una necesidad reconocida por los vecinos. Jorge no se opone a la construcción, subrayando que “el puente es necesario y de todas maneras estaba hace 80 años, así que indudablemente que durante 80 años sirvió y mucho”.

Cuando se le preguntó sobre la posible expropiación de su propiedad, Jorge respondió con pragmatismo. “Todo tiene valor... desde un kilo de manzana hasta mi casa. El tema es ponerse de acuerdo, cómo lo van a pagar y cuánto”, expresó. Esta respuesta refleja una disposición a negociar el precio justo, siempre que se alcance un acuerdo satisfactorio para ambas partes.