viernes 23 de julio de 2021
Santa Fe fibrosis quística | Malabrigo | Buenos Aires

Falleció una joven de Malabrigo mientras esperaba un trasplante de pulmones

Luciana Pighín murió este miércoles en un sanatorio de la ciudad de Buenos Aires. Padecía fibrosis quística y hace varias semanas estaba en emergencia nacional, a la espera de un trasplante bipulmonar.

Luciana Pighín tenía 19 años y era oriunda de Malabrigo. La joven padecía fibrosis quística y falleció este miércoles 21 de julio en un sanatorio de la ciudad de Buenos Aires, donde esperaba un trasplante de pulmones. Luciana estaba desde la semana pasada en emergencia nacional cuando su estado se agravó notablemente.

Luciana tenía 19 años y estudiaba psicopedagogía en Reconquista. Hasta el 16 de julio pasado permaneció internada con asistencia respiratoria en el Sanatorio Reconquista por su cuadro de fibrosis quística. Luego fue trasladada en ambulancia hasta el aeropuerto de la III Brigada Aérea donde la esperaba un avión sanitario que la llevó a Buenos Aires, donde esperaba el trasplante que nunca llegó a concretarse.

Leer más ► Cómo impactará el paro de la Sanidad en clínicas y sanatorios privados

image.png
Luciana junto a su familia. La joven falleció en Buenos Aires, donde esperaba un trasplante bipulmonar.

Luciana junto a su familia. La joven falleció en Buenos Aires, donde esperaba un trasplante bipulmonar.

Este miércoles a las 18:00 los padres de Luciana recibirán el cuerpo para iniciar el traslado hacia la ciudad de Malabrigo, donde será la despedida final en el cementerio el jueves 22 a las 11:00. El comisario Sergio Pighín, padre de Luciana, posteó esta mañana en su cuenta de Facebook, "En tan solo días se me fueron estos dos pilares mi viejo primero y hoy mi compañera de mates y charlas mi hija una luchadora un ángel con el corazón más grande del mundo vuela alto hija y que brille para vos la luz que no tiene fin".

Leer más ► 0800 covid: aumentan las consultas vinculadas con la salud mental

Embed

Qué es la fibrosis quística

Según señala en su sitio web la prestigiosa Mayo Clinic de Estados Unidos, la fibrosis quística es un trastorno heredado que causa daños graves en los pulmones, el sistema digestivo y otros órganos del cuerpo.

Afecta a las células que producen moco, sudor y jugos digestivos. Estos líquidos secretados son normalmente ligeros y resbaladizos. Pero en las personas con fibrosis quística, un gen defectuoso hace que las secreciones se vuelvan pegajosas y espesas. En lugar de actuar como lubricantes, las secreciones tapan los tubos, conductos y pasajes, especialmente en los pulmones y el páncreas.

Aunque la fibrosis quística es progresiva y requiere cuidados médicos diarios, las personas con fibrosis quística suelen ser capaces de estudiar y trabajar. A menudo tienen una mejor calidad de vida que la que tenían las personas con fibrosis quística en décadas anteriores. Las mejoras en los exámenes de detección y los tratamientos significan que las personas con fibrosis quística ahora pueden vivir hasta los 30 o 40 años, y algunos viven hasta los 50 años.