menu
search
Santa Fe Ciudad de Santa Fe | Gobierno de la Provincia de Santa Fe | barrio Sur

El Gobierno ordena suspender la "normalización" del Club República del Sur

Vecinos denunciaron que distintos sectores políticos intentaban quedarse con el Club República del Sur, de calle Francia al 2065. Desde el Gobierno de Santa Fe se ordenó la suspensión del proceso. "Los hechos que se denunciaron parecen ser ciertos", afirmó la titular de la Inspección General de Personas Jurídicas.

La Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Santa Fe (IGPJ) ordenó suspender el proceso de "normalizacción" del Club República del Sur, que funciona en calle Francia al 2065, luego de que vecinos de la zona denunciaran públicamente que distintos sectores políticos intentaban quedarse con la institución.

Así lo confirmó la titular de la IGPJ, María Victoria Stratta, quien explicó que se tomó esta decisión a partir de que se denunciaron situaciones anómalas luego de que el "normalizador" presentara su renuncia: "Suspendemos el proceso porque tuvimos denuncias de esto y fueron veedores del organismo, que son abogados, y los hechos que se denunciaron parecen ser ciertos".

En el programa Creo, que se emite cada primera mañana por Aire de Santa Fe, vecinos del Club República del Sur advirtieron lo que venía sucediendo y plantearon que, de un día para otro, centenares de personas comenzaron a llegar desde distintos puntos de la ciudad para asociarse a un club que ni siquiera conocían.

club republica del sur.mp4

Así llegaban personas desde distintos puntos de Santa Fe para asociarse al Club República del Sur. Muchos, ni siquiera sabían cuál era la dirección de la institución.

Este sábado, en el programa 7 AM, Stratta aseguró que no es la primera vez que se dan situaciones semejantes y afirmó que desde la Inspección General de Personas Jurídicas debieron actuar en varias oportunidades para evitarlo.

"No es la primera vez que ocurre. Tenemos un programa de recuperación de clubes que ha dado buenos frutos, que evitó remates de clubes abandonados, o que se usurpen inmuebles valiosos...", dijo ya funcionaria.

Y agregó: "El procedimiento de normalización -como el que se ordenó en el Club República del Sur- tiene dos peligros o posibles desviaciones. Que aparezca gente que no haya pertenecido nunca al club que, enterada de la situación, intente apoderarse con dos fines posibles: negocios inmobiliarios o actividad político-partidaria".

Strata explicó que, cuando un club no funciona y no cuenta con su documentación necesaria, la única salida que plantea la ley es cerrarlo. "Como alternativa existen estos procesos de normalización que no implica intervenir el club, sino ordenar la documentación... Se hace un empadronamiento, que termina en una asamblea para elegir autoridades".

"Generalmente, -insistió- se presentan solo los interesados, quienes ya eran socios de hecho, se anotan y esto termina".

Un club como botín político

Pero no es lo que sucedió en el Club República del Sur, en el que distintos sectores con pertenencias política comenzaron a llevar a personas desde otros puntos de la ciudad para asociarse. Estas personas, como socias, están en condiciones de votar en el momento de elegir nuevas autoridades de la institución.

"Nos ha tocado y estamos alertas. No es la primera vez que debemos suspender un proceso de normalización... Nos pasó con el Sarmiento Bochas Club. Cuando vemos algún problema en el proceso de normalización, se suspende y se ve cómo seguir", resaltó.

El Gobierno ordena suspender la "normalización" del Club República del Sur

Según Stratta, antes de dictar un proceso de normalización de un club, se intenta por todos los medios dar con los asociados de la entidad: "E n el caso concreto del Club República del Sur mandamos notificaciones. Como volvían, fuimos con las células y las dejamos en el lugar. Luego fue una inspectora y tocó timbres, pero nadie tenía libros sobre la actuación de la asociación o, al menos, eso le dijeron".

La funcionaria resaltó que, a través del programa Santa Fe Más Comunidad, se logró recuperar distintos clubes de la ciudad de Santa Fe.

"El Club El Clásico, de Hipólito Yrigoyen y Francia, estuvo a punto de ser rematado. Nosotros logramos recuperarlo. Y el Club Argentino, de Bv. Gálvez y Marcial Candiotti, que antes se llamaba el Chanta 4, hace muy poquito estuvo a punto de ser vendido por personas que decían ser directivos y querían hacer un negocio inmobiliario".