menu
search
Santa Fe Colectivo | Ciudad de Santa Fe |

Confirmado: aumenta a $85 el boleto de colectivos en la ciudad de Santa Fe

El incremento, de $15,50, se implementará el viernes 7 de octubre. Desde la Municipalidad aseguran que el incremento va en línea con la inflación que hubo entre junio y agosto.

El próximo 7 de octubre aumentará el boleto de colectivos en la ciudad de Santa Fe. La suba será de $15,50, con lo que la tarifa general pasará de $69,50 a $85. Las empresas habían pedido una tarifa plana de $131,25, lo que significaba un aumento de casi el 90%. Eso fue desestimado por la Municipalidad. La decisión se tomó luego de una reunión que mantuvieron funcionarios de la ciudad de Santa Fe con sus pares de las ciudades de Rosario (que aumentará el boleto el lunes que viene) y de Córdoba (que aplicará la suba desde las cero horas de este sábado).

En la ciudad de Santa Fe el aumento aplicará más tarde debido a que el sistema Sube debe realizar la adecuación de las nuevas tarifas.

Según fuentes municipales, el aumento de la tarifa va en línea con la inflación acumulada entre junio y agosto que fue de 19,7%.

Al desglosar los costos, se indicó que el precio del gasoil aumentó el 17% desde mayo y 90% en lo que va del año. Además, la paritaria entre UTA y FATAP fue del 24% desde último aumento tarifario a lo que se suma un bono de $25.000 a pagar en dos cuotas entre septiembre y octubre (a condición de que se perciban los subsidios).

tarjeta SUBE _sfc.jpg
En la ciudad de Santa Fe el aumento del boleto de colectivo aplicará desde el 7 de octubre debido a que el sistema Sube debe readecuar las tarifas. 

En la ciudad de Santa Fe el aumento del boleto de colectivo aplicará desde el 7 de octubre debido a que el sistema Sube debe readecuar las tarifas.

El costo mensual de prestación del servicio, según la matriz de costos de la mesa de movilidad, es de $300 millones.

En cuanto a los ingresos, el Municipio indicó que la recaudación por boleto actualmente alcanza a cubrir entre un 35% y un 40% de los costos de prestación del servicio, con lo cual el sostenimiento del sistema depende mayormente del aporte de subsidios.

Hasta el momento, la distribución de subsidios es muy desigual, ya que el Amba se lleva el 85% de esos recursos contra el resto del país que se reparte el 15% restante.