domingo 12 de julio de 2020
Santa Fe | Santa Fe | Coronavirus | Provincia de Santa Fe

Cómo el primer mes de aislamiento amesetó la curva de casos de coronavirus en Santa Fe

La provincia pasó de ser la tercera en el ranking nacional de jurisdicciones con más casos, a estar quinta. Cuánto tiempo se ganó con esta estrategia de mitigación y cómo se prepara el sistema sanitario.

Casi una semana después que la provincia de Santa Fe registrara el primer caso positivo de coronavirus, el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Este 20 de abril se cumple un mes desde que los argentinos y santafesinos están en sus casas y claro está que tuvo efectos positivos en los números y previsiones de contagios, con una curva que se mantiene en lento crecimiento. ¿Cuál es la situación de Santa Fe en el plano nacional? ¿Cuánto tiempo se ganó en este mes? ¿Cómo está preparado el sistema sanitario? ¿Cuáles son los nuevos desafíos?

Leer más ►Nueve historias de santafesinos atravesados por una pandemia histórica

En la provincia los datos de los últimos días son positivos. Pasó de estar tercera a quinta en el ranking nacional de las jurisdicciones con más casos. Además, tiene la tasa de letalidad más baja de todo el país y el porcentaje de positividad en testeos está a nivel de la media nacional. Ahora el desafío está puesto en la administración de esta cuarentena que a futuro podría impactar en la curva, que posiblemente también pueda crecer en los próximos días tras la inclusión de nuevos síntomas para el diagnóstico de coronavirus. Pero todo lo que sigue está en el plano de la incertidumbre, la misma que tiene el mundo ante la pandemia.

Embed

Lo que sí es real, es que la curva de casos en la provincia de Santa Fe se mantiene controlada por la cuarentena nacional. "Este mes nos ha permitido amesetar la curva de contagios y los casos se duplican cada más de 10 días. Y esto es parte del compromiso de cada santafesino y santafesina", sostuvo la Secretaria de Salud de la provincia, Sonia Martorano, en diálogo con Aire Digital.

Cuando se observan los casos notificados por día, el primer incremento se da el 23 de marzo con 11 y esto coincide con el momento en que en la provincia se habilitó el primer laboratorio para diagnósticos de coronavirus en Rosario (Cemar). Unos días después comenzó a funcionar el segundo en la capital provincial y los casos ascendieron a más de 20. Pero 14 días más tarde del inicio del aislamiento -en coincidencia con el tiempo de un período de incubación de coronavirus- los casos detectados por día en la provincia bajaron a menos de la mitad que el mismo período anterior. En la última semana se reportaron no más de tres diarios, hasta este viernes que se duplicaron en 6.

Embed

Rosario, Santa Fe y Rafaela son las ciudades que concentran la mayor cantidad de positivos, pero otras 33 localidades de las regiones centro y sur también están alcanzadas por la pandemia. Es apenas el 10% del territorio santafesino y aún hay cinco departamentos sin casos: 9 de Julio, General Obligado, San Cristóbal, San Justo y San Martín. Y hasta el momento de las localidades afectadas, unas 24 -más del 70%- no presentaron nuevos casos en lo que va del mes de abril.

Embed

Leer más ►El mapa del coronavirus en el interior de Santa Fe

A un mes del primer caso de coronavirus en la provincia, más de la mitad siguen siendo importados, cuando a nivel nacional esa medición ya está en el 30%. Del total de positivos del último informe (218), en Santa Fe el 57% (124) son personas que viajaron al exterior e importaron en virus, el 31% (68) son contactos estrechos de casos positivos o de viajeros, el 9% (19) presentaron antecedente de viaje a otras provincias con circulación y un 3% (7) se encuentra en investigación.

Embed

Hoy en el territorio santafesino se detecta circulación en conglomerados, es decir que continúan teniendo relación con un caso índice -por contacto estrecho-, en las tres localidades más afectadas; y no hay circulación comunitaria.

Embed

A nivel nacional

Si se compara la curva de Santa Fe con la de otras provincias, a pesar de haber permanecido tercera en cantidad de casos a nivel nacional por mucho tiempo, se observa aplanada e incluso por debajo de la tendencia nacional. Y en los últimos días fue superada por Córdoba y en las últimas horas por Chaco, y ahora está quinta a nivel nacional según la cantidad de casos confirmado.

Embed

Embed

Además Santa Fe, con dos muertes confirmadas por coronavirus, hoy es la provincia con la tasa de letalidad más baja del país (0,9). La más afectada es Tucumán con cuatro muertes, sobre 30 casos confirmados, según el último reporte oficial de la cartera de Salud nacional.

Embed

Otro de los indicadores que hay que observar a la hora de analizar los número es la positividad de los casos -confirmados sobre muestras tomadas-. Una tasa baja indica que el virus circula poco y en esto hoy la provincia de Santa Fe tiene datos alentadores, con un 8% -al 17 de abril por la noche- cuando se registraban 218 casos positivos y 2430 descartados. Este porcentaje está un punto por debajo de la media nacional que se ubicaba ese mismo día en 9% y que incluso está por debajo del 10% al 20% recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Esto indica que se hicieron unos 700 test por millón de habitantes y en promedio casi cien por día. Esto tiene que ver con la capacidad que tiene la provincia para realizarlos luego de que se habilitaron dos laboratorios -el Cemar en Rosario y el Central en la capital provincial-.

“Testeamos mucho”, reafirmó Martorano y desestimó la existencia de un subregistro al señalar que "son pocos los casos que necesitan respirador e internación y están controlados”, con un promedio de 2 informados por día.

Tiempo ganado

"La curva viene lenta y esto nos da tiempo", destacó Martorano. De los escenarios planteados en el comienzo de la pandemia en el país, el más optimista indicaba que cada tres días se iban a duplicar los casos y hoy ese período con la cuarentena se multiplicó. En Argentina ya es de 10 días aproximadamente y en Santa Fe de casi 14. "Los datos que tenemos hoy los teníamos que tener hace 15 días atrás", indicó la Secretaria de Salud.

Es que el objetivo del aislamiento era ese: ganar tiempo para ampliar la capacidad de los sistemas se salud a la espera del pico, retrasando la transmisión del virus para que no se de un crecimiento exponencial que los sature y puedan entonces asistir el número de casos que se presentan a diario.

Cómo está preparado el sistema sanitario

Hasta el momento el sistema público de Salud provincial, que es el que atenderá en principio a los casos positivos de coronavirus, logró en este mes una ampliación del 30% en camas de terapia intensiva con respirador, tras sumar unas 52 en áreas críticas instaladas gracias a recursos propios y de Nación.

En total en la provincia suman 211 las camas de terapia con respirador que requieren los pacientes que desarrollan cuadros graves de Covid-19, y que son las que en el mundo hoy faltan tras el avance de la pandemia que tiene una capacidad de contagio superior a la de otros virus y en menos de tres meses puso en jaque al mundo entero.

Leer más►La Salud Pública de Santa Fe sumó más de 50 camas con respirador y son 211 las disponibles en toda la provincia

A estas se suma también el sistema privado y el número asciende a 700 en total en todo el territorio santafesino. Hoy la ocupación de estas plazas que suele rondar entre el 80% y 90% fue reducida el 50% tras la suspensión de cirugías programadas y la merma en accidentes y traumas como consecuencia del aislamiento obligatorio de la población.

Además con más de 5800 las camas de internación general con las que cuenta el sistema sanitario provincial que se amplió en este tiempo con el hospital modular que montó Nación en el Gran Rosario y otros centros de mediana complejidad que se están preparando en la provincia, como el ex Hospital Iturraspe en la capital.

También se logró montar centros de aislamiento en diferentes ciudades de la provincia para los posibles pacientes infectados con síntomas leves. "Se decidió preparar unas 14.000 camas -a pesar que el panorama más alentador solo contemplaba unas 7000- para los casos en que una persona con coronavirus no pueda atravesar la enfermedad en su domicilio y hoy estamos ya con el 50% preparadas", indicó Martorano.

Leer más ►Casi el 15% de los casos de coronavirus en la provincia pertenecen a personal de la Salud

Desafíos

Uno de los grandes desafíos en el país y la provincia, cumplido el primer mes de aislamiento, es comenzar a planificar la administración de esta cuarentena en pleno otoño, cuando comienzan a bajar las temperaturas y comienzan a transmitirse los virus respiratorios que todos los años saturan las guardias de salud y las camas en hospitales.

"Desde el punto de vista sanitario continuaríamos con el aislamiento, porque nos permite controlar la pandemia. Pero hay otras variantes económicas y sociales por las que tenemos que pasar a una etapa administrada y por más de un año y medio no vamos a tener la misma vida que teníamos antes y tendremos que manejarnos diferente, hasta que tengamos una vacuna", sentenció la funcionaria. Es que hay medidas y nuevo hábitos que llegaron para quedarse, como el distanciamiento social; otras que nunca se deberían haber olvidado, como el lavado frecuente de manos y estornudar en el pliegue interno del codo; y una de las más recientes que no sabemos cuánto durará, pero que en pocos días ya pasó a ser parte del paisaje urbano: los tapabocas -que hoy en Santa Fe ya son obligatorios-.

Leer más►El gobernador Omar Perotti explicó cómo será la nueva etapa de la cuarentena en Santa Fe

En esta línea, el Gobernador Omar Perotti ya anunció que trabajan en un plan para reactivar la economía de algunos sectores en los que se pueda garantizar el menor riesgo de contagio de coronavirus.

Esta nueva etapa, para Martorano, tendrá que ser muy controlada por que hay que intentar que no se disparen los casos que incluso en los próximos días tras la modificación en la definición de cuadro sospechoso presentará un incremento. Incluso este viernes ya lo tuvo con 6 casos, cuando se venían reportando menos de 3 por días en la última semana. Es que se suman ahora, al universo de personas estudiadas, aquellas que solo tienen una febrícula (37,5°C) más algunos de los síntomas que ya se conocían -tos, dificultad respiratoria, dolor de garganta- y otros nuevos como falta de olfato o gusto.

Así y todo, el desafío es que estos cambios y más adelante la incorporación de nuevas actividades a las ya exceptuadas del aislamiento, no modifiquen la tendencia de la curva. "Nuestra intención es que la curva se mantenga en una meseta como hasta ahora. Pero uno no sabe cómo sigue esto", sentenció.