lunes 19 de octubre de 2020
Salud | vacuna | Coronavirus | vacuna de Oxford

Vacuna de Oxford: el enfermero voluntario que tiene coronavirus dijo que su positivo es "un avance en la investigación"

El enfermero Joan Pons Laplana vive en Inglaterra y está atravesando la tercera fase de la vacuna de Oxford. El miércoles se levantó con síntomas de coronavirus y dio positivo al hisopado, pero luego de hablar con los especialistas de la Universidad asegura que lo que ocurrió es "un avance en la investigación".

Joan Pons Laplana, es oriundo de España y enfermero del Hospital de Sheffield al norte de Inglaterra. Además, es uno de los 30.000 voluntarios que ya se colocó la vacuna contra el covid-19 que desarrolla la Universidad de Oxford. El miércoles se levantó con síntomas del virus y el jueves, tras hisoparse, le comunicaron su resultado positivo. Sin embargo, aunque la noticia parezca negativa, Laplana asegura que se trata de un resultado "doblemente positivo" ya que implica "un avance en la investigación" de la vacuna.

Leer más ► Vacuna de Oxford: el enfermero español voluntario contrajo coronavirus

A tan solo tres días de contraer coronavirus, el enfermero explicó en el programa 7am de Aire de Santa Fe que el miércoles se despertó con una fuerte sensación de resfriado y se comunicó con los especialistas de Oxford, que le consultaron si había perdido el olfato. Tras confirmar ese síntoma, Laplana se realizó el hisopado. En diálogo con la periodista Geraldine Brezán contó que cuando le llegó el mensaje con el resultado positivo se sorprendió porque anteriormente se había realizado 16 hisopados, todos con resultados negativos. "Cuando me pasó el susto, me comuniqué nuevamente con Oxford y activaron el procedimiento para los voluntarios que dan positivo al virus", aseguró.

Entrevista al enfermero Joan Pons Laplana, voluntario de la vacuna de Oxford.

Como Laplana no tiene mayores síntomas de coronavirus, debe continuar aislado en su casa hasta el 17 de octubre. Según el enfermero, desde la Universidad le explicaron que la respuesta a la vacuna es eficaz. Laplana ya pasó por la dos primeras fases en las que se comprobó que la vacuna es segura. "Ya estamos en la fase 3 que es la recta final", indicó. Ahora, lo que falta es saber si la vacuna puede frenar el virus y "la única manera de saberlo es que los voluntarios entren en contacto", aclaró. Es por eso que Oxford prueba la vacuna en personas que tengan contacto con el virus y, además, en un gran número de personas para acelerar los procesos que suelen tardar más tiempo. "Desde la Unión Europea ya están mirando y evaluando la fase 3", informó el voluntario.

En relación a los resultados positivos de su test, el enfermero aseguró que son "un paso para adelante" en la investigación. Explicó que la vacuna no impide que el virus entre al cuerpo, sino que la enfermedad se desarrolle. Es por eso que aclaró que él contrajo el coronavirus pero que no tiene la covid-19. "Si yo no tuviera la vacuna, no tengo anticuerpos, el virus entra a la sangre y se puede multiplicar", afirmó Laplana. De esa manera, dijo que la vacuna es importante porque cuida a quien se la coloca pero también a los demás.

Joan enfermero que se puso la vacuna contra el coronavirus inglaterra.jpg
Joan Pons Laplana, un enfermero del Hospital de Sheffield en Inglaterra que es uno de los 10.260 voluntarios que testeó la vacuna para prevenir el coronavirus que desarrolla la Universidad de Oxford.

Joan Pons Laplana, un enfermero del Hospital de Sheffield en Inglaterra que es uno de los 10.260voluntarios que testeó la vacuna para prevenir el coronavirus que desarrolla la Universidad de Oxford.

Consultado por la existencia de otros voluntarios que hayan dado positivo al test de coronavirus, Laplana contó que él no conoce a ninguno pero que es probable que haya muchos más porque "si desde Oxford pidieron que ya se evalúe la fase 3, significa que hay otras personas como yo", expresó.

Distribución de la vacuna

Laplana y los demás voluntarios de la vacuna de la Universidad de Oxford ya transitan la fase 3. Lo que sigue es la obtención de la licencia y el comienzo de la fase cuatro de distribución y vacunación de la población. "La gente que no piense que sale la vacuna y ya está", advirtió Laplana. Para el enfermero, hasta llegar a toda la población mundial puede tardar unos 12 meses. Primero se vacunará al personal de alto riesgo, a los enfermos crónicos y a los mayores de 70 años. Adempa, explicó que como en el Hemisferio Sur es verano, "el virus no está tan activo", por lo que es probable que comiencen a distribuir la vacuna en los países que transitan el invierno.

Leer más ► Habló el enfermero que se sometió voluntariamente a probar una posible vacuna contra el coronavirus

Para Laplana, es posible que la vacuna esté lista antes de Navidad. Sin embargo, destaca que a Latinoamérica podría llegar en febrero o marzo. "Lo que van a hacer es producir las máximas dosis posible para distribuir primero en Europa y después en Latinoamérica", indicó. Teniendo en cuenta la población prioritaria para la vacunación, Laplana dijo que para él la vacun se va a distribuir al público general en Latinoamérica recién en la época de Semana Santa.

Oxford ya comenzó a fabricar las vacunas, mientras espera la habilitación. "Se está arriesgando, pero está ganando tiempo", opinó Laplana, que aseguró que la misión principal de los especialistas es que la vacuna llegue a todo el mundo. Además, sostuvo que el precio de la vacuna será el de costo, como adelantó la Universidad anteriormente. "El costo se dice que es de unos 3 o 4 dólares", precisó.

Antes de terminar, el enfermero destacó la importancia de que la vacunación abarque al 70% de la población porque sino "el virus continuará". "Tenemos que lograr una inmunidad de rebaño para que el virus pase", indicó.

Dejá tu comentario