jueves 10 de junio de 2021
Salud | Hospitales | Coronavirus | Salud

Región de Salud Santa Fe: la ocupación de camas de terapia supera el 90% y se reducen las plazas a niveles críticos

El Ministerio de Salud confirmó que la ocupación de camas es de un 91% en la región de salud Santa Fe. Este miércoles a la mañana, un relevamiento de Aire Digital confirmó que quedaban solo seis camas críticas en los hospitales Cullen, nuevo y viejo Iturraspe.

El sistema de salud de la ciudad de Santa Fe vive una de las semanas más complicadas desde el principio de la pandemia del coronavirus. El Ministerio de Salud de la provincia informó que la ocupación de camas críticas en la región sigue siendo del 91%. Un relevamiento que realizó Aire Digital confirmó que el número de camas críticas disponibles continúa en niveles mínimos y la ocupación crece.

Este miércoles a media mañana, en tres hospitales públicos de la ciudad capital había solo seis camas de terapia intensiva libres, la mitad de las que había el martes a la misma hora. En el Hospital "viejo" Iturraspe, donde hay 16 camas críticas, quedaba una sola plaza disponible. En el nuevo Iturraspe hay 24 camas en la terapia intensiva covid y ocho en la de otras patologías, pero había solo una libre para pacientes con coronavirus y dos para las personas con otros cuadros. En el Hospital José María Cullen solo había dos camas libres de las 33 con las que cuenta el centro de salud.

Ante la alarmante situación que atraviesa el sistema de salud, se trabaja en la puesta en funcionamiento de más espacios para la atención de pacientes con cuadros graves tanto de covid como no covid. Es por esto que en el Hospital Iturraspe viejo se espera que en las próximas horas habiliten cuatro camas de Terapia Intensiva. Además, en el Cemafe preparan ocho plazas más para recibir pacientes "prontamente".

El nuevo Iturraspe

En el nuevo hospital Iturraspe nuevo la Terapia Intensiva está dividida en dos: un área covid con 24 camas y otra no covid con ocho que se habilitó días atrás en la Maternidad. Durante el fin de semana se vio el aumento más marcado en la cantidad de ingresos de pacientes con coronavirus, por lo que en el hospital reorganizaron las áreas y ya destinaron un bloque específico para atender los cuadros de más leves de la enfermedad.

En este momento hay una cama libre en la terapia intensiva covid y tres en la de otras patologías. Desde el efector comunicaron que si ingresan más pacientes con coronavirus que necesiten ser atendidos en el área crítica, van a comenzar a utilizar camas destinadas a las patologías no covid y se activará la logística de traslado a otros efectores con disponibilidad o al sistema privado en el marco de la red integrada de derivaciones.

Desde principios de este mes se suspendieron las cirugías programadas en el hospital, pero desde esta semana se informó a todos los jefes de áreas que la prioridad es la atención de pacientes con coronavirus. En el resto de las áreas la ocupación es del 70% de las camas. "En internación hoy tenemos camas libres, pero no sabemos lo que puede pasar en unas horas", destacó el martes el director del hospital, Francisco Villano, en el programa Ahora Vengo en Aire de Santa Fe.

Viejo Iturraspe

En el viejo hospital Iturraspe hay una cama crítica libre. El efector cuenta en total con 69 camas, entre críticas y generales. A estas se sumarán en las próximas horas nuevas plazas que permitirán dar un respiro y ampliar la disponibilidad: habilitarán cuatro camas más de terapia intensiva destinadas a pacientes con coronavirus y otras 20 generales.

El sistema privado

Ante esta alta ocupación de camas, el sistema sanitario trabaja en una red articulada de derivaciones, que coordina el SIES 107. Si en el público no hay plazas o se necesita descomprimir las áreas no covid para garantizar la atención de pacientes positivos para la enfermedad, se requiere del privado que también forma parte de esta logística. Aunque desde este sector señalan que también están "a pleno".

Así lo advirtió a Aire Digital el doctor Carlos Abraham, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios. "La ocupación hoy del sector crítico es plena y estamos todo el tiempo haciendo malabares. Se reciben pacientes no covid del sistema público, pero el problema es que no tenemos camas tampoco y ampliarlas no depende de lo económico, el problema la limitación en sumar personal capacitado", dijo.

La situación es preocupante. Pero los que están en la trinchera están acostumbrados a lidiar con las pocas camas que quedan disponibles y hacen lo posible para garantizar la atención. Pero todos coinciden en que hoy la responsabilidad está en la sociedad y piden el refuerzo de las medidas de prevención: uso de tapaboca, distanciamientos social y lavado de manos, pero también la disminución de la circulación. Conciencia social para combatir la pandemia, que ya está comenzando a golpear fuerte en Santa Fe.

Dejá tu comentario