viernes 23 de octubre de 2020
Salud | Hospital | Coronavirus | Hospital Cullen

Preocupa el aumento de las consultas en la guardia del Cullen, que va camino a niveles de saturación

A pesar del aislamiento estricto impuesto en las primeras semanas de septiembre, las consultas generales en la División Guardias y Urgencias del Hospital Cullen de Santa Fe continúan en ascenso. Están atendiendo más del doble de pacientes que en abril.

La cantidad de consultas de agosto en la guardia del Hospital José María Cullen de la ciudad de Santa Fe superó los números de los meses anteriores de pandemia y hasta del mismo mes del año anterior. En septiembre, ocurrió lo mismo a pesar de que durante la primera semana se restringieron las actividades y se fueron flexibilizando gradualmente durante todo el mes. Pese a las restricciones en la circulación, aumentaron los accidentes de tránsito, heridos en hechos policiales, consultas clínicas y otras patologías además de covid.

Leer más ► En primera línea de batalle: la guardia covid del Cullen en acción

A pocos días de finalizado septiembre, la cantidad de atenciones en la guardia central del hospital alarma a las autoridades que sostienen que si bien todavía no se puede hablar de colapso, el área “va camino a” una saturación.

Durante septiembre se recibieron 6.655 pacientes de todo tipo, es decir, heridos en hechos delictivos, en accidentes de tránsito o domésticos, consultas clínicas o por síntomas de coronavirus. El número aumentó en un 16% en relación a agosto, en el que las consultas fueron 5.753. Lo llamativo es que en septiembre la circulación estuvo reducida en más de un 50% con la vuelta al aislamiento estricto y aún así las consultas aumentaron a 6.652.

Embed

La guardia del Cullen funciona como un filtro de todos los pacientes que llegan al hospital. “Nosotros salvamos la vida, diagnosticamos y derivamos”, explicó Gabriel Martínez Dorr, jefe de la división, a Aire Digital.

La cantidad de personas que llegan a las guardias de los efectores públicos de salud -en este caso el de mayor complejidad en el centro y norte de la provincia- es un dato importante a la hora de analizar la ocupación de las camas críticas de pacientes con coronavirus o sin. A la vez, explica el crecimiento de contagios y muertes por coronavirus. Lo que se espera normalmente es que con menor circulación de personas en las calles, disminuya la cantidad de pacientes que necesitan atención. Si bien hay algunas patologías que siempre se mantienen, con el aislamiento los accidentes de tránsito y los hechos policiales deberían disminuir.

Leer más ► Con la guardia dividida en dos, el hospital Cullen se prepara para enfrentar el pico de coronavirus

Un ejemplo de esta situación ocurrió en abril, que fue el mes de cuarentena más estricta y en el que solo hubo 2.767 consultas generales. En relación a abril de este año, en septiembre la cantidad de atendidos en la guardia del Cullen alcanzó un 140% más.

Guardia covid Cullen_MG_6843-1200_MTH.jpg
La guardia central del Cullen trabaja desde abril dividida en dos áreas: una covid y otra para las demás patologías.

La guardia central del Cullen trabaja desde abril dividida en dos áreas: una covid y otra para las demás patologías.

Al comienzo de la pandemia, Aire Digital visitó la División Guardias y Urgencias del hospital Cullen. En abril, el promedio de personas que asistían había disminuido a unas 100 por día, cuando el número normal -en épocas sin pandemia- era de 250. Según explicaron Martínez Dorr y el jefe de Enfermeros, Norberto Machunske, se debía a que “la gente estaba en la casa y no en la calle donde ocurren generalmente los accidentes”. Aunque remarcaron que el 0800 servía también como filtro.

Embed

Más de seis meses después, las consultas diarias volvieron a los números habituales. “Hoy tenemos entre 230 y 240 pacientes por día”, aseguró Martínez Dorr.

“En abril y mayo el número de consultas bajó, pero luego la ciudad comenzó a funcionar de nuevo y ahora vamos en aumento”, advirtió el jefe de la guardia. Señaló que septiembre registró unos 1.000 pacientes más que agosto de 2020 y 2019, y septiembre de 2019.

Aumento consultas placa.jpg

Sólo un 15% tiene síntomas de coronavirus

La guardia del hospital Cullen está dividida desde abril en dos sectores: covid y no covid. En agosto de este año las consultas fueron 5.753 y solo un 10% llegó al hospital con síntomas similares al coronavirus. En cambio, en septiembre la guardia atendió a 6.652 pacientes, de los cuales solamente el 15% (1.052) se acercó por sospechas de coronavirus.

Leer más ► Coronavirus en Santa Fe: pese a las restricciones, la guardia del hospital Cullen recibió más consultas que en agosto de 2019

La principal preocupación de la guardia en cuanto al aumento de consultas, es el crecimiento de las otras patologías que no tienen relación con el coronavirus. Martínez Dorr señaló que “la gente sigue cayendo al hospital” y “lo que no baja es todo lo otro (no coronavirus), las patologías graves”.

Guardia covid Cullen_MG_6810-1200_MTH.jpg
En septiembre debieron ser atendidas unas 1.000 personas más que en agosto.

En septiembre debieron ser atendidas unas 1.000 personas más que en agosto.

Aumento de accidentes de tránsito

Si bien en agosto había disminuido la cantidad de personas heridas en accidentes de tránsito, en septiembre volvieron a crecer las consultas de estos pacientes. Alcanzaron un total de 244, lo que representa un 6% de aumento en relación al mes anterior.

En septiembre hubo más santafesinos que debieron ser atendidos a causa de accidentes de tránsito que en marzo, abril, mayo, junio y agosto. El único mes que septiembre no superó, fue julio.

Embed

“Nosotros pensamos que con el aislamiento, los niveles de atención de heridos en accidentes o hechos delictivos iban a bajar, pero no, se mantienen”, confesó Martínez Dorr. Consultado por la época más alta de accidentes de tránsito, explicó que casi siempre se da en esta época del año, luego de septiembre. “Este año se dio en julio y se juntó con el aumento de contagios de coronavirus”, aclaró asombrado.

Las etapas del aislamiento en Santa Fe y el crecimiento de las consultas

A partir de mayo los santafesinos volvieron a las calles de forma escalonada tras la cuarentena estricta que comenzó el 20 de marzo. En la segunda mitad de mayo y a principio de junio se reactivaron actividades con mayor circulación como el comercio, los bares y restaurantes y las actividades físicas. En julio las restricciones se mantuvieron de la misma manera, pero ya a principio de agosto fue necesario volver atrás con algunas actividades. Es por eso que se prohibieron las reuniones afectivas, en donde se daban la mayoría de los contagios.

Patologías no covid.jpg

En septiembre la curva de contagios no paraba de ascender por lo que se dispuso el cierre de la gran mayoría de las actividades, retrocediendo a una fase intermedia entre la 1 y la 2. De esta situación de aislamiento se fue saliendo escalonada a lo largo de todo el mes. Todavía en octubre, quedan actividades por habilitar aunque se piensa en nuevas medidas debido al crecimiento de contagios.

Embed

En abril, cuando la cuarentena fue estricta, las consultas en la guardia disminuyeron significativamente. Llegaron a un total de 2.767. Sin embargo, en los meses siguientes con las flexibilizaciones comenzaron a aumentar los números en las atenciones. En mayo fueron asistidas 4.506 personas, lo que significó un 63% más. En junio, se terminaron de concretar las flexibilizaciones que habían comenzado a realizarse en mayo, el total de atendidos en la guardia fue de 4.993, un 80% más que abril.

En septiembre, las consultas diarias volvieron a los números habituales. “Hoy tenemos entre 230 y 240 pacientes por día”, aseguró Martínez Dorr.

La ciudad de Santa Fe terminó julio con 36 contagios de coronavirus y la provincia con 1.216. Sin embargo, los números comenzaron a ascender en agosto. A pesar del crecimiento en los contagios, sólo se restringieron las reuniones familiares pero las demás actividades continuaron habilitadas. De esta manera, las consultas en las guardias por otras patologías diferentes al coronavirus aumentaron llegando a superar por un 107% la cantidad de consultas que hubo en abril y un 13% a las de julio.

Agosto terminó con 380 contagios, pero a finales de septiembre, la cantidad de casos positivos en la ciudad de Santa Fe se sextuplicaron, llegando a 2.886 infectados. En la provincia, septiembre comenzó con 7.905 casos y terminó con 42.306. Las muertes en el territorio provincial pasaron de 87 a 433 durante septiembre.

Dejá tu comentario